El Español
Vivir
|
Salud

El hospital Vithas Vigo acoge el primer curso de cirugía robótica de Galicia

Los alumnos serán urólogos de hospitales de Santiago, Lugo, Ourense y Vigo que asistirán a esta actividad formativa que cuenta con cinco módulos impartidos por urólogos y cirujanos expertos en robótica
Curso de cirugía robótica en el hospital Vithas de Vigo.
Curso de cirugía robótica en el hospital Vithas de Vigo.

VIGO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Vithas Vigo acoge esta semana el I Curso Teórico-Práctico de Formación en Cirugía Robótica para patologías urológicas, un seminario dirigido por el doctor Manuel Ruibal Moldes, coordinador del Instituto Robótico de Vithas Vigo.

Este curso, que cuenta como docentes con los urólogos de Vithas Vigo Antón Zarraonandía Andraca y Juan Andrés González Dacal, es el primero de cirugía robótica que se celebra en Galicia y es, también, el primero de un nuevo programa de formación continua que se extenderá a otras especialidades.

De ello ha informado Vithas Vigo en un comunicado, en el que destaca que el objetivo es ofrecer a los asistentes una formación básica que les familiarice con el entorno virtual en el que trabaja un cirujano robótico, además de proporcionarles la práctica necesaria para desarrollar la destreza que requiere esta cirugía clínica.

Con este objetivo, los alumnos podrán realizar prácticas con un simulador, además de asistir a dos cirugías reales en el quirófano del Hospital Vithas Vigo como colofón del curso en el mes de mayo o junio, en función de la programación quirúrgica.

Los alumnos serán urólogos de hospitales de Santiago, Lugo, Ourense y Vigo que asistirán a esta actividad formativa que cuenta con cinco módulos impartidos por los urólogos y cirujanos expertos en robótica Manuel Ruibal Moldes, Antón Zarraonandía Andraca y Juan Andrés González Dacal.

De hecho, conforme destaca el hospital, el coordinador de cirugía robótica del Hospital Vithas Vigo, Dr. Manuel Ruibal, es uno de los profesionales con más cirugías realizadas con esta técnica mínimamente invasiva de España. Así, ha tutorado a profesionales de diversos puntos de España y Portugal y tiene la consideración de "proctor" para la península ibérica de formación en robótica.

Manejo del sistema robótico

Los alumnos ya han podido participar en una primera sesión teórica (realizada de forma telemática) válida para la acreditación oficial que permite obtener licencia de intuitive como cirujano robótico. Incluye también ejercicios en simulador para adquirir las destrezas necesarias en cirugía robótica; la realización de cirugías virtuales en simulador, asistencia en quirófano a cirugías robóticas clínicas y sesiones teóricas de cáncer de próstata y vejiga.

Además, esta semana, los alumnos han tenido su primer contacto con el robot quirúrgico Da Vinci Xi, en el quirófano robótico del Hospital Vithas Vigo, el modelo más avanzado de los existentes actualmente en el mercado.

Los siguientes módulos profundizarán en la obtención de destrezas en el manejo y control de los diferentes componentes del sistema robótico.

Ventajas de la cirugía robótica

Conforme ha indicado Vithas Vigo, la cirugía robótica con el Da Vinci Xi constituye, actualmente, la plataforma más innovadora para cirugía mínimamente invasiva, y está revolucionando el sector hospitalario. En el Hospital Vithas Vigo se utiliza, actualmente, en urología, ginecología, cirugía torácica, general y otorrinolaringología.

"Las ventajas del robot son incuestionables en términos de precisión, tanto en el proceso demolitivo aumentando el control y reduciendo las pérdidas hemáticas, como en la fase reconstructiva", según explica Manuel Ruibal.

"Con el robot es más fácil el acceso en anatomías complicadas, se tiene una excelente visualización de los puntos de referencia anatómicos y de los planos tisulares, y se elimina el temblor fisiológico o movimientos involuntarios del cirujano, así como el cansancio postural tras largas horas de intervención", señala.

De este modo, con el robot Da Vinci, el cirujano no opera directamente sobre el paciente, sino que lo hace sentado en una consola desde donde maneja virtualmente unas pinzas. La visión en tres dimensiones con un aumento de hasta 10 veces, permite al clínico trabajar con una gran precisión.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir