El Español
Actualidad
|
Galicia

Ecologistas gallegos entregan agua contaminada para una moratoria en ganadería industrial

La obreexplotación de los acuíferos o la contaminación de agua por nitratos son algunas de las consecuencias que denuncian representantes de diferentes entidades
Greenpeace twitter

OURENSE, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

Representantes de entidades ecologistas han entregado muestras de agua contaminada ante la Jefatura Territorial de Medio Rural en Ourense para denunciar la proliferación de instalaciones de ganadería industrial en el territorio.

Bajo el lema "Stop ganadería industrial, moratorias ya!", representantes de Amigos da Terra, la Federación Ecoloxista Galega, Verdegaia, Ecologistas en Acción, la Sociedad Gallega de Historia Natural, Greenpeace, la plataforma vecinal Auga Limpa Xa! y el movimiento ecologista de A Limia, han acudido al registro del edificio administrativo de la Xunta en Ourense.

Así, han querido llamar la atención sobre las consecuencias que este modelo agroalimentario tiene para entornos como la comarca de A Limia, tales como la sobreexplotación de los acuíferos o la contaminación de agua por nitratos, por lo que han realizado una acción simbólica delante de la sede de Medio Rural.

"El crecimiento de esta ganadería está absolutamente descontrolado.
Se conceden autorizaciones aprovechándose de pueblos con poca gente y por tanto poca oposición", ha criticado Montse Valencia, portavoz de Auga Limpia Xa!, para apostillar que, en realidad, "es mucha gente la que está preocupada y movilizándose porque no es una solución al reto demográfico, agrava la vulnerabilidad de la población rural". Por ello los colectivos ecologistas solicitan una moratoria a la concesión de licencias de estos proyectos industriales hasta que "exista por lo menos" un plan estratégico que establezca la carga ganadera máxima para cada comarca y "se cumplan las normativas".

Así pues, junto a la carta con las demandas de las organizaciones también han presentado muestras de aguas contaminadas por los efectos de la ganadería industrial, destacando las toxinas en el embalse de As Conchas en la comarca de a Baixa Limia. Además han criticado que "quienes deberían velar por el interés de la mayoría están colaborando con la industria cárnica", considerando como prueba la tramitación de la Conselleria de Medio Rural de un nuevo cebadero industrial de 8.000 cerdos en Lobaces, "una zona fácilmente inundable y que ya tiene una alta concentración de nitratos".

"La nueva explotación dispondrá para deshacerse de los purines producidos parcelas en superficie protegida ZEPA, algo contradictorio con la intención manifestada por el conselleiro de reducir la carga ganadera en la zona de A Limia", han afeado.

Reunión y moratoria

Por todo ello han solicitado una reunión con el conselleiro de Medio Rural para exponer un problema que, aseguran, padecen cientos de pueblos en toda España, exigiendo soluciones.

Así, piden la moratoria inmediata de los nuevos proyectos de ganadería intensiva, que se controlen los dispositivos GPS de los camiones-cisterna, estudios epidemiológicos, la recuperación de la ganadería extensiva o planes de recuperación y conservación para especies y hábitats, entre otras medidas.

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Actualidad