El Español
Actualidad
|
Pontevedra

Cuatro municipios gallegos y lusos crean un frente común contra una línea de alta tensión

Arbo, As Neves, Melgaço y Monção han mostrado su disconformidad con el proyecto Fontefría-Frontera de Portugal, que mantiene el trazado inicial a pesar de las alegaciones de los vecinos afectados
Los regidores de Arbo, As Neves, Melgaço e Monção.
Los regidores de Arbo, As Neves, Melgaço e Monção.
Ofrecido por:
Publicidad

Los responsables municipales de los ayuntamientos de Arbo, As Neves, Melgaço y Monção se reunieron este martes en la localidad pontevedresa de Arbo para fijar su postura, que continúa siendo unánime, contraria al proyecto de la Linea de Alta Tensión 400 KV Fontefría-Frontera Portuguesa.

Los regidores de los cuatro municipios manifiestan que este proyecto afecta a los vecinos y vecinas de todos estos ayuntamientos y confían en que el Gobierno de España y el Gobierno de Portugal sean sensibles las demandas del vecindario.

El Gobierno de España mantiene la Línea de Alta Tensión de 400 kV, que pasa desde Fontefría a Portugal por el primero trazado estudiado, según la declaración de Impacto Ambiental publicada el pasado 26 de abril en el Boletín Oficial del Estado, sin atender, según han explicado en un comunicado, ni a los alegatos ni a las protestas del vecindario ni las de los gobiernos locales de las villas afectadas.

El alcalde de Arbo, informó a los presentes que la asociación de afectados por la línea de alta tensión, tiene convocada una concentración el próximo domingo día 29 de mayo en Valiñas- Poste (Barcela-Sella) a las 18:00 horas en la que habrá representantes de los gobiernos locales de Arbo, As Neves, Melgaço y Monção.

Los alcalde de los cuatro ayuntamientos, apelan la que los vecinos y vecinas, acudan la esta concentración y así hacer una frente común desde Arbo, en la defensa de los intereses y derechos del vecindario. Además, acordaron reunirse con el resto de ayuntamientos que conforman a AECT Río Miño para reforzar esta frente común.

Larriba se seúne con el regidor de Arbo

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, mantuvo esta mañana una reunión con el alcalde de Arbo, Horacio Gil, celebrada la petición del propio regidor, en la que le trasladó que el proyecto de interconexión eléctrica con Portugal reúne todas las garantías medioambientales y que el trazado elegido, propuesto por España, es el más adecuado para salvaguardar, entre otros, el espacio del Miño protegido de la Red Natura 2000, las zonas de Especial Protección para las Aves ( ZEPA), además de cumplir de manera absolutamente rigurosa toda la legislación aplicable la este tipo de instalaciones.

Asimismo, la subdelegada incidió en que la línea eléctrica, enmarcada dentro de la Interconexión Europea de la Península Ibérica, superó una Declaración de Impacto Ambiental (LA DICE) muy estricta, cuya tramitación se extendió por más de dos años. Por otra parte, recordó que en este proceso se tuvieron en cuenta todas y cada una de los alegatos presentados por las diferentes administraciones y que el proyecto cuenta con las correspondientes autorizaciones sectoriales relativas la aguas o protección del patrimonio, al tiempo que supera, incluso, el mínimo exigido por la Ley en materia de distancias a núcleos de población.

La subdelegada afirmó entender la preocupación transmitida por el alcalde que este tipo de instalaciones despiertan entre algunos vecinos y vecinas y recordó que se trata de un proyecto que se inició en 2011, respaldado y acordado con Portugal en su trazado actual.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad