El Español
Deporte
|
Celta de Vigo

Celta 3 - 4 Sevilla: este equipo nunca se rinde

Pese a la gran imagen del equipo, el Celta cayó por la mínima por un polémico codazo y la superioridad de la plantilla hispalense
Facundo Ferreyra tras recibir un brutal codazo de Fernando
GOL TV
Facundo Ferreyra tras recibir un brutal codazo de Fernando
Ofrecido por:

Con honores. Así cayó el Celta hoy ante un Sevilla que pese a su superioridad en nombres y banquillo, se vio por detrás en dos ocasiones en el marcador. Pese a una actuación estelar de Denís Suárez y los goles de Aspas y Brais Méndez, la solidez ofensiva de los hispalenses y un dudoso penalti sobre Ferreyra lastraron las opciones celestes.

Las bajas obligaron a Coudet a renovar a su tridente defensivo de referencia, con unos poco rodados Aidoo y Fontán en el eje de la zaga.

Golpeaba primero el Sevilla nada más empezar con mucha fortuna. Koundé aprovechaba la confusión de Hugo Mallo, pero antes del minuto 20 Iago Aspas aprovechaba un penalti sobre Mina para poner las tablas. Sin embargo, dicho penalti obligaría a meter en el campo a Ferreyra por lesión.

Poco después, el delantero moañés volvía a cumplir la ley del ex para anotar en una contra de manual el 2 a 1, aunque la emisión de Gol TV no permitió verlo tras una brutal conducción de Denis.

Pasada la media hora, Fernando volvía a demostrar la fortuna de los de Lopetegui para empatar de nuevo y al filo del descanso, Brais Méndez volvía a adelantar a los celestes con un trmeendo golazo desde fuera del área.

Sin embargo, la profundidad de la plantilla sevillista fue clave y decantó el partido como ya lo hizo en el Sánchez Pizjuán. Rakitic cazaba un balón muerto en el área en el 59 para empatar y minutos después, Papu Gómez robaba la cartera a Aidoo para batir con facilidad a Iván Villar en el cuarto tanto.

Ya en la recta final del partido, dos jugadas en el área hispalense generaron controversia. Primero una posible falta a Fontán o mano de Jordan fue reclamada, pero a diez minutos del final un brutal codazo a Ferreyra encendió las redes. Fernando le ganaba la posición en el área pequeña pero a su vez le rompía la nariz, obligando a sustituirlo a él también.

Así moriría el partido, sin ser siquiera revisado en el VAR y con el Sevila reenganchado a la lucha por el título. Mientras, Coudet respira con los 37 puntos pese a tener a tres atacantes lesionados. Europa puede esperar.

¡Síguenos en Facebook!
Deporte