El Español
Vivir

Asolaz: Dos emprendedoras gallegas enseñan a autoconocerse y vivir la vida sin prisa

Marta Varela y Rocío Martínez forman un equipo que une pilates y psicología y que desarrollará eventos puntuales de diferentes temáticas y en distintas ubicaciones
Las responsables de Asolaz en A Coruña.
Quincemil
Las responsables de Asolaz en A Coruña.

Solaz significa "descanso placentero que produce algo" y Asolaz se define como "a placer". Es justo esta segunda palabra la que da nombre al proyecto de dos mujeres emprendedoras gallegas, Marta Varela y Rocío Martínez, de 26 y 36 años respectivamente, que han unido fuerzas y sus conocimientos en pilates y psicología respectivamente para desarrollar una exclusiva iniciativa cuyo primer evento tuvo lugar el domingo pasado en la Casa Rural El Abuelo de Arcos en Pontevedra.

"Pretendemos que la gente salga de la experiencia conociéndose de verdad y que le sea útil. Promovemos la naturalidad, la vida sin prisa y la intención es que las personas que se unan estén muy activas cerebralmente y físicamente en conjunto y en un contexto, donde consideramos clave la interacción", explican las profesionales, que a su vez destacan la importancia del autoconocimiento. Ambas argumentan que "mente y cuerpo van de la mano" y concretan que "hay que entender la base biológica de las emociones porque en ella están incluidos ambos".

La idea de hacer esta iniciativa realidad les llevaba rondando desde que se conocieron hace cinco años y se volvieron inseparables, por lo que sostienen que conexiones tan positivas como la que comparten "no se buscan, surgen". Su filosofía de vida, que aplican a su vez al proyecto, la argumentan defendiendo que "todos queremos todo para ayer", por lo que reconocen que "se debe hacer todo a placer desde el autocuidado para conocerse mejor y fortalecerse".

Eventos "a ciegas" de diferentes temáticas

La base de Asolaz se centra en eventos como el que tuvo lugar el domingo en la Casa Rural El Abuelo de Arcos (por una tarifa de 45 euros por persona), un entorno rural que no fue escogido al azar, sino que las responsables de la iniciativa lo consideraron ideal por su ubicación en la naturaleza y la historia del inmueble (está dedicado a los abuelos del joven emprendedor que dirige el alojamiento). Varela y Martínez detallan que cada una de las citas que se organicen "será exclusiva" porque se realizarán siempre en ubicaciones diferentes y con temáticas distintas, aunque orientadas siempre a grupos reducidos de alrededor de 14 personas.

"Queremos que los participantes en los eventos sientan como este domingo el valor de sentirse en casa, en un sitio que te inspira y te acoge", afirman, a la vez que se han mostrado muy satisfechas por la confianza que la gente ha depositado en ellas a la hora de apuntarse a la experiencia sin apenas saber nada de lo que estaba programado. En concreto, tuvo lugar una jornada de 10:00 a 14:00 horas que giró alrededor de las emociones y la consciencia corporal. Se organizó una jornada de psicología a cargo de Rocío, a la que siguió una clase de pilates de Marta y finalmente una comida en el campo.

"Es nuestro proyecto pero es como una iniciativa para todos porque contamos con ayuda de muchas personas y eso nos hace felices. El domingo se basó en una invitación a que la gente se conociese y nos conociese a nosotras y lo que tenemos que enseñar sobre la conexión entre la psicología y el pilates", cuentan. Ambas se muestran orgullosas de que "en tiempos de mucha desconfianza e incertidumbre la gente haya confiado en ellas para probar esta experiencia", ya que publicaron el evento en redes sociales y se apuntó quien quiso libremente.

Visión futura enfocada a las empresas

De cara al futuro, las responsables de Asolaz adelantan que los eventos no serán todos los domingos, "sino que irán surgiendo" y además se adaptarán a las diferentes estaciones. De cara al verano si todo va sobre ruedas, han avanzado que "el mar va a estar muy presente" en la experiencia. A su vez, las emprendedoras se plantean enfocar su visión al mundo de las empresas, dado que Martínez tiene formación en liderazgo y management, y organizar salidas o meetings con la filosofía Asolaz.

"Hemos comprobado la necesidad de lo que hacemos, de autoconocerse y cuidarse, porque los trabajos son un foco de ansiedad y estrés y ahora todo es trabajo", exponen, a lo que se responden argumentando que "qué mejor que hacer ejercicio y más sabiendo que es bueno y que lo necesitas". En este original proyecto no están solas, ya que su web ha sido elaborada por el equipo de emprendedores de Distrito Seo, especializado en pequeñas empresas y autónomos, y el logo de Asolaz es obra de la diseñadora gráfica Nerea Rodríguez Lomba.

Asimismo, las gallegas saben lo que hacen y tienen una amplia formación para desarrollar su labor, todo acompañado de que son mujeres de mundo. El ejemplo de ello es Varela, que hasta hace menos de un año vivía en Nueva Zelanda y el deporte siempre fue su principal recurso "para afrontar los momentos en los que no se ha sentido bien". Está graduada en Filología francesa e ingresa en la Universidade de Santiago (USC) y ha trabajado en empresas de comunicación y traducción, combinándolo con su faceta de instructora de pilates especializada en suelo y máquinas y formaciones sobre embarazo, posparto y suelo pélvico.

Por su parte, Martínez está licenciada en Psicología por la Universidade de Santiago (USC), tiene un máster en dirección de Recursos Humanos (RRHH) y menciones en cursos de tratamiento e intervención de la ansiedad y el estrés, aparte de mindfulness y gestión emocional. Está vinculada a empresas y a la gestión de equipos en tienda. Su objetivo compartido es "yo confío en ti, tú confías en mí", una manera de trabajar con la que aseguran que han logrado crecer juntas y ayudarse mutuamente hasta erigir este ambicioso y prometedor proyecto que llegará a cada vez más personas.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir