Ejemplos del adoctrinamiento en comunidades como Valencia y Baleares.

Ejemplos del adoctrinamiento en comunidades como Valencia y Baleares. Cedidas

Sociedad GOLPE SEPARATISTA

La 'Cataluña' que viene: así se adoctrina en Baleares y la Comunidad Valenciana

El desafío independentista ha destapado el uso de la Educación como instrumento para inculcar a los niños la idea de los 'Países Catalanes'.

Noticias relacionadas

El desafío separatista ha sacado a relucir el adoctrinamiento en la escuela, una realidad que ha condicionado la vida de varias generaciones de catalanes y que ha extendido el sentimiento independentista. Pero al hilo del procés también se ha puesto al descubierto la extensión del problema a la Comunidad Valenciana y Baleares, donde la enseñanza se está convirtiendo en un instrumento político, según denuncian padres, asociaciones y partidos políticos.

Cartel que anuncia Correllengua.

Cartel que anuncia Correllengua.

El independentismo viene usando la lengua catalana como excusa para tratar de dar identidad política a lo que sus impulsores llaman "Países Catalanes": Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Andorra, parte de Aragón y sur de Francia. Desde hace más de dos décadas, por ejemplo, iniciativas como el Correllengua -impulsada por grupos como Arran, las juventudes de la CUP- llega a decenas de pueblos y colegios de estas regiones para “defender” y “celebrar la catalanidad”, en un ambiente lúdico para que los niños se impliquen en el uso del catalán.

En Valencia son varias las organizaciones que llevan años reclamando una Educación sin tintes políticos. La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de la Provincia de Valencia (FCAPA) denuncia que “en las aulas y en los pasillos de muchos centros están desapareciendo la senyera valenciana o el Himno de la Comunidad” al tiempo que se colocan la estelada y se promueven “himnos independentistas”.

Cánticos independentistas en las aulas

De hecho, esta asociación denuncia que el pasado 9 de octubre, Día de la Comunidad Valenciana, la festividad se celebró en varios colegios con una canción “significada políticamente con una determinada idea nacionalista”. “¿No había ninguna canción o texto de un escritor valenciano de renombre que pudiera ser usada para unir a los valencianos y no para dividir y crear diferencias ese día?”, se preguntan en FCAPA. La entidad ya ha puesto en conocimiento de la Inspección General de Educación estos hechos. 

“Estudiamos catalán y en catalán", es uno de los eslóganes que cientos de niños valencianos ven a diario en sus agendas escolares a diario, por más que históricamente y en el Estatuto de autonomía se especifica que las lenguas oficiales de la Comunidad son el valenciano y el castellano. El mensaje es claro: en el cole sólo se habla catalán, los cuadernos -pagados con el erario público- animan a los chavales a hablar catalán en el patio, así "tus amigos que no lo hablan lo podrán aprender".

El presidente de FCAPA, Vicente Morro, explica a EL ESPAÑOL que lo que está sucediendo “no es nuevo” y que demuestra lo “ideologizada” que está la educación valenciana donde “abundan” los símbolos independentistas en las aulas -como mapas de los inventados Países Catalanes- y donde se ofrece un “relato falso de lo que es Cataluña y su historia”. 

La última denuncia de este colectivo alerta sobre el anuncio de la Consejería de Educación de "formar" a los profesores en “memoria histórica” para el curso que viene. Esa formación “no será exclusiva para los docentes de Historia, sino para todos” y, según explica Morro, es una "imposición" porque se trata de una iniciativa “que no se pactó con nadie”.

Morro explica que existe un gran descontento por la imposición ideológica que se está produciendo en los colegios e institutos valencianos: “Hemos pedido a la inspección que investigue los casos de imposición lingüística, en paralelo a lo que está pasando en Cataluña, para que la gente empiece a darse cuenta de que lo que está pasando no es normal”. Sin embrago, explica a este periódico, los partidos políticos no son capaces de dar una solución al problema "que afecta ya a varias generaciones".

Baleares: “Por fin España sabe lo que sufrimos”

En las Islas Baleares la situación es similar: “Durante los últimos 20 años llevamos conviviendo con presiones catalanistas”, explica el presidente de la Fundación Nacional Círculo Balear, Jorge Campos. “Ahora, en el 70% de los centros públicos hay campañas a favor de la independencia”. “Si algo positivo sacamos de todo esto [del desafío separatista catalán] es que por fin el resto de España comienza a saber lo que sufrimos aquí”, sentencia Campos.

Desde el Círculo Balear advierten de la necesidad de un cambio de paradigma en la Educación “para que las aulas no se usen para hacer política”. Aseguran que pese a las continuas quejas de padres y colectivos “la alta inspección de Educación no responde”, dando lugar a “situaciones incomprensibles en el siglo XXI: muchas familias se han ido porque sus hijos fracasan y están incómodos”.

Imagen de un aula de Valencia.

Imagen de un aula de Valencia. Twitter

Además, Campos explica que en el sistema educativo balear hay una gran cantidad de “profesores que pertenecen a partidos nacionalistas y que hacen política en clase: es habitual que se usen las horas lectivas para preguntar a los chavales qué piensan del independentismo, del procés… al final acaban señalando a los alumnos”. Denuncia, por ejemplo, que a comienzos de este curso se preguntó en un instituto a los estudiantes si eran de familias de los "Países Catalanes" o de "España", ante la perplejidad de decenas de familias que denunciaron la situación.

“El último caso ha sido el del instituto Pau Casesnoves de Inca, denunciado hasta en 10 ocasiones por adoctrinamiento político, y donde la dirección del centro ha obligado a los alumnos a hacer sentadas y pronunciarse a favor del independentismo y en contra de la Policía y de la Guardia Civil. También prohíbe a los alumnos llevar banderas de España mientras se autorizan banderas separatistas”, relatan desde Círculo Balear. Tras el 1-O, centenares de centros públicos en las islas se unieron a las protestas por la “actuación represora del Estado español”.

Ausencia de neutralidad ideológica

El uso de las aulas para implantar la ideología nacionalista es una polémica que ha llegado al Parlamento. Hace dos semanas el diputado de Ciudadanos Toni Cantó llevó el asunto al Congreso y denunció el intento del independentismo catalán de controlar la Educación en Cataluña, Valencia y Baleares. A renglón seguido Cs presentó una moción contra del “adoctrinamiento” en las aulas, en el que se reclamaba que la Alta Inspección Educativa “garantice la neutralidad ideológica y política de los centros docentes”. Sin embargo, no recibió apoyo: el PP se abstuvo y tanto el PSOE como Podemos votaron en contra.

Ante la negativa de la Cámara, Ciudadanos anunció una proposición de ley que creee una autoridad independiente contra el adoctrinamiento. Por su parte, el Partido Popular anunció una propuesta para "derrotar" a quienes pretendan "colonizar las mentes de los escolares" movidos por "el fanatismo y sectarismo".

Las asociaciones que luchan contra el adoctrinamiento reclaman que se busquen soluciones reales y que se huya de remedios partidistas. Pero fundamentalmente exigen que se cumpla con el deber de neutralidad que señaló la sentencia del Tribunal Constitucional 5/1981: "Todas las instituciones públicas y muy especialmente los centros docentes, han de ser, en efecto, ideológicamente neutrales".