Hemos tenido que hacer muchos reajustes con la nueva normalidad, pero siempre podremos contar con la bienvenida dosis de escapismo que nos da el cine comercial. La guerra del mañana tiene todo lo que le pedimos a un blockbuster de verano, solo tenemos que cambiar la sala de cine por el salón de nuestra casa, porque se estrena en Amazon Prime Video este viernes

Noticias relacionadas

Dirigida por Chris McKay, en su paso al cine de acción real después de Batman: La LEGO película, y escrita por Zach Dean (24 horas para vivir), nos llega esta historia de acción militar, ciencia ficción y espíritu familiar, protagonizada por un elenco formado por rostros conocidos del cine y la televisión, entre los que destacan Chris Pratt (Guardianes de la Galaxia), Yvonne Strahovski (El cuento de la criada), J.K. Simmons (Whiplash), Betty Gilpin (GLOW) y Sam Richardson (Veep).

Si estáis buscando el mejor cine de entretenimiento para este fin de semana, los protagonistas de La guerra del mañana nos cuentan por qué esta es vuestra mejor opción.

El futuro de la humanidad depende del presente

El futuro es desolador en 'La Guerra del Mañana'

El punto de partida de la película plantea una situación límite, cuando un grupo de viajeros en el tiempo se transporta desde el año 2051 al presente para pedirles ayuda, porque el planeta está a punto de ser aniquilado en una guerra mundial contra una letal especie alienígena.

El futuro de la humanidad depende de que los ciudadanos del presente sean transportados al futuro para unirse a la lucha. Zack Dean, el guionista de la película, tenía esta idea muy clara: "quería mostrar que la ideología o el patriotismo no es lo que motiva a los protagonistas de esta historia, sino el deseo, literal, de salvar a sus propios hijos. No es una idea abstracta, La guerra del mañana es la que los padres luchan para que sus hijos puedan tener la posibilidad de un futuro". 

Establece sus reglas para los viajes en el tiempo 

Yvonne Strahovski es una viajera del futuro en 'La Guerra del Mañana'.

Aunque en las guerras siempre son enviados los ciudadanos más jóvenes para servir a sus naciones, el giro que propone la película es que los que viajan al futuro para unirse a la lucha contra los monstruos alienígenas son todos adultos mayores de 30 años.

Esto encuentra su justificación en una de las reglas para los viajes en el tiempo que establece la película, tal como explica Chris Pratt: "todos los que viajan al futuro son mayores de 30 y los que vienen desde allí a entrenarlos son menores de ese rango de edad para evitar paradojas, porque no puede estar la misma persona en ambas líneas temporales al mismo tiempo". 

La familia es lo más importante

La película utiliza el género de la ciencia ficción para hablar en un segundo plano de la crisis medioambiental y plantear preguntas más existenciales, como qué le debemos al planeta o cómo podemos dejarlo como un lugar mejor. Y eso resuena en los protagonistas cuando piensan en el planeta no como algo genérico, sino como el hogar de sus hijos. La premisa y quiénes están dispuestos a morir y por qué en La guerra del mañana ponen sobre la mesa que el verdadero motor de esta historia es la familia. 

Chris Pratt está con su hija pequeña en casa cuando ve el mensaje de los viajeros del futuro en la televisión y entiende que, a pesar de que profesionalmente no atraviesa su mejor momento, necesita luchar por su hija y por su mujer, "estás tomando decisiones no basándote en tu propia vida sino en la que estás dejando a tus hijos", afirma el actor y productor de la película.

No es este el único vínculo familiar destacado en la historia, también tiene relevancia la relación del personaje de Pratt con el de su propio padre, interpretado por J.K. Simmons, que la explica así: "cuando leí el guion sentí que había un viaje que merecería la pena. Y no me equivocaba. Me encantó incorporar ese elemento íntimo en la escala gigantesca de la película y el conflicto hiperbólico de salvar el mundo".

Yvonne Strahovski también destaca el sentimiento de unidad, un sentimiento que asocia a la crisis que vivimos con la pandemia: "es interesante cómo durante este tiempo de aislamiento y soledad recuperamos el sentimiento de luchar por aquello que nos afecta a todos y la importancia de la conexión. Con suerte, hemos aprendido algo y podemos ser más empáticos en la realidad que vivimos hoy".  

Cine de entretenimiento en estado puro

Chris Pratt protagoniza y produce 'La Guerra del Mañana'.

Su director, Chris McKay asegura que es un apasionado del cine de acción, la ciencia ficción y el horror, "géneros que me hicieron soñar cuando niño con hacer películas", aunque también confiesa que sus preferencias personales están en un punto intermedio "entre John Carpenter y John Cassavetes". Todo eso ha tenido oportunidad de mezclarlo en esta nueva obra, para la que asegura le sirvió mucho haber trabajado previamente en el cine de animación, "porque todo empieza en la planificación sobre el papel y el diseño de los efectos digitales para hacer realidad los storyboards"

La guerra del mañana asienta su historia en los puntos temáticos concretos que le interesa abordar, pero es en definitiva un espectáculo de entretenimiento en estado puro. Escenas de acción, lucha militar, muerte, destrucción, una invasión alienígena a gran escala con monstruos enormes y muchos efectos especiales. Preparad las palomitas y disfrutad del cine de verano en la comodidad de vuestro sofá. 

'La guerra del mañana está disponible en Amazon Prime Video'.

También te puede interesar...

Las 10 mejores películas originales de Amazon Prime Video

• 'Operación Marea Negra': Amazon prepara una miniserie sobre el primer narcosubmarino de Europa

• 'Mañanas de septiembre', la serie de Amazon con la que Liniker espera humanizar la realidad trans en Brasil