El fenómeno de El juego del calamar ha llegado a los patios de los colegios y con ello ha generado algunas polémicas, pero en Netflix hay otras series que pueden disfrutar los niños y toda la familia, como El club de las canguro, una historia entretenida y adorable que está hecha con cariño para ellos -los que están en la franja de edad de las protagonistas-, a quienes trata con respeto, sin ironía ni condescendencia, pero que también encantará a los mayores.

Noticias relacionadas

La serie, que ya tiene dos temporadas en la plataforma, está basada en la colección de novelas éxito de ventas de Ann M. Martin, y se centra en las aventuras de un grupo de amigas de 13 años que, al ver la demanda que hay en su pueblo, deciden montar un servicio de canguros. Kristy, Mary-Anne, Stacey, Claudia y Down tienen hogares, vidas, personalidades e intereses muy distintos, y durante sus reuniones semanales se irán conociendo mejor, y desarrollarán una bonita amistad sabiendo que siempre contarán con el apoyo de las demás. 

Cada episodio está narrado por una de ellas, y a través de su conflicto personal, la serie aprovecha para plantear diversos temas como el acoso escolar, vivir con una enfermedad crónica, el duelo, la familia o la identidad cultural de las segundas generaciones de inmigrantes. Y lo hace siempre desde un punto de vista cariñoso, optimista e inspirador, sin sentirse nunca didáctico

Con las referencias culturales a otras series, películas o libros, nos hacen un guiño de complicidad a los adultos, como cuando en el primer episodio Kristy le dice a su madre, a quien interpreta Alicia Silverstone, que no está “fuera de onda”, haciendo referencia a la película Clueless, que protagonizó en 1995. La dulzura y el saber hacer de El club de las canguro os pillará desprevenidos en algún momento emotivo que llega a ser muy conmovedor, pero lo que os robará el corazón definitivamente es su espíritu aspiracional, porque mientras la vemos es bonito imaginar que, a pesar de todo, si esa generación crece con referentes como estos, el futuro estará en muy buenas manos. 

Sobre todo, porque Stoneybrook, el pueblo en el que viven las protagonistas, es una especie de utopía donde todo lo diverso está normalizado y las cosas se solucionan hablando. El club de las canguro es una especie de universo alternativo que nos recuerda que los niños comprenden y aceptan de forma innata asuntos como la identidad o la orientación de género, porque los prejuicios son inculcados por influencias externas. Y la serie lo hace con tanta naturalidad que su mera existencia es un acto revolucionario. 

Las dos temporadas de 'El club de las canguro' están disponibles en Netflix.

También te puede interesar...

5 razones para ver 'Atípico', una serie entrañable y poco conocida del catálogo Netflix que merece ser vista

• 10 series cortas disponibles en Netflix ideales para ver en un fin de semana

• Crítica: 'Finch', el íntimo y optimista fin del mundo con Tom Hanks, un perro y un robot