Apple TV+ se suma al regreso del género musical. Además del inminente estreno de una serie inspirada en los clásicos de los años 40 (Schmigadoon!), la plataforma ya tiene listos los nuevos episodios de Central Park. La comedia de animación de Josh Gad (Frozen) y los creadores de Bob’s Burgers vuelve marcada por la marcha de Kristen Bell y la espectacular lista de actores y compositores invitados que se pasarán por uno de los rincones más felices de la televisión actual. De todo eso y más hablamos con el showrunner Loren Bouchard.

Noticias relacionadas

Las estupendas críticas que recibió la primera temporada de esta comedia centrada en la batalla de la disfuncional familia Tillerman por impedir que una millonaria se haga con el parque más famoso del mundo se vieron manchadas por una polémica que ni los productores ni Apple fueron capaces de anticipar. Cuando la serie se estrenó en mayo de 2020 surgieron numerosas voces críticas que lamentaron que una actriz blanca hubiera sido contratada para interpretar a un personaje birracial.

Adiós, Kristen; hola, Emmy

La primera vez que había surgido el debate, en enero de ese mismo año durante la presentación de la serie ante la prensa en un panel de la TCA, Loren Bouchard defendió el casting de la actriz de The Good Place. “No podíamos hacer que Molly sea blanca o convertir a Kristen en mestiza, así que tuvimos que seguir adelante”. La controversia llevó a todos los involucrados a decidir a partir de la segunda temporada, Emmy Raver-Lampman pondría voz a Molly. Bell regresaría más adelante dando voz a un nuevo personaje que, por el momento, no aparece en los nuevos episodios. 

Un año después de que estallara la polémica, el guionista y productor ve la situación de un modo diferente. “Ha sido un proceso positivo y doloroso. Todos estábamos de acuerdo y queríamos hacer lo correcto, no crear algo que hiciera sentir mal a la gente”, admite el productor y guionista en la primera e inevitable pregunta de su encuentro con la prensa internacional. “Intentamos corregir lo que había pasado. Tuvimos mucha suerte porque Emmy estaba interesada y disponible en hacer el personaje. Es perfecta como Molly”. 

Con mensaje, pero que no se note

Josh Gad es el creador y narrador de la serie. Apple TV+

Brouchard no quiere que te des cuenta de que él y su equipo intentan hacer del mundo un lugar mejor con su comedia de animación y canciones de media hora. “Nos gustaría que la gente fuera más amable con los demás y cuidara mejor de los sitios en los que vive, pero no quiero que decírtelo. Debes llegar a esa conclusión por ti mismo después de pasar media hora agradable”.

El creador de Bob’s Burgers, ocupado actualmente con la postproducción de una versión cinematográfica que él mismo ha dirigido y coescrito, cree que es “imperativo” tener un mensaje en mente si eres un creador. “Si vas a dedicar mucho tiempo, esfuerzo y energía a hacer algo, debería tener un propósito, ¿no?” Sin cruzar líneas rojas, claro.

Su ideal es crear “una comedia musical que en la superficie solo busca hacer reír y ayudar a sanar al público, a bailar incluso si tienes suerte”. Y si de soslayo llegan al espectador las reflexiones vitales, mejor que mejor. “Sin pasarse. A nadie le gusta que le den lecciones. A mí no me gusta”, deja claro un hombre afable y cercano que parece disfrutar de su encuentro con los periodistas.

La serie en la que todos los músicos quieren estar

La familia Tillerman sigue en el centro de las tramas. Apple TV+

La segunda temporada de Central Park estará compuesta por dos tandas de ocho episodios. Después de una primera entrega en la que se preguntaron qué pasaría si encargan canciones a músicos ajenos a la serie, la producción vuelve a repetir la jugada. “Los compositores invitados fue una idea realmente ambiciosa que pensamos que podría sentarle bien a la serie”, reconoce. 

Con distancia me doy cuenta de lo atrevidos que fuimos”. Nadie parece negarse a los encantos de la serie de Apple. En su segunda temporada sonarán composiciones de Michael Buble, Danny Elfman, Wyclef Jean, Regina Spektor y Rufus Wainwright (“con una canción sobre vuelo competitivo de cometas”, adelanta), entre otros. “Lo más importante es que las canciones son realmente buenas. No te dan simplemente una canción improvisada y hecha con prisas, son muy buenos temas. Todo el mundo parece haber entendido lo que queríamos de ellos”.

En la primera tanda de Central Park ya colaboraron otros nombres de peso, desde Sara Bareilles a Fiona Apple, pasando por Meghan Trainor, Cyndi Lauper y Alan Menken, entre otros. “Son artistas que están en la mitad de sus carreras, ocupados, escribiendo sus discos o yendo de gira. Están haciendo cosas que son importantes para sus propias carreras cuando aparecemos nosotros diciendo Oh, Molly se va a comprar un nuevo sujetador. Necesitamos una canción que hable de eso, esto y aquello. Y lo hacen”, explica con admiración el productor. “Unos mandan un MP3. Alguno canta la canción en su móvil. Otros empiezan a producirlo en sus portátiles. Y se acaban convirtiendo en nuestras canciones. Hemos tenido una tasa de éxito del 100% por ahora”. 

Rompiendo la fórmula establecida

El tercer episodio de la temporada de la temporada está centrado en Molly. Apple TV+

Si la temporada debut fue más una presentación del universo, los personajes y el tono, en la continuación la serie se ha soltado la melena. “Estoy muy contento de que hagas esa pregunta”, confiesa Brouchard cuando le nombran el tercer episodio, un capítulo especial que rompe con lo visto hasta entonces para colarnos en la cabeza de la adolescente Molly. “Una de las cosas que más me gustan de la segunda temporada, probablemente la que más, es que deliberadamente nos hemos salido de la fórmula de la serie”. Para el showrunner poder hacer algo así es “una especie de recompensa” por llegar hasta aquí. 

El capítulo en cuestión está centrado en Fista-Puffs, un alter ego superheroico creado en la mente de Molly y que ella misma dibuja en su cuaderno. “Estamos hablando de un personaje creado por otro personaje de la serie”, explica, emocionado. Fista-Puffs no es más que una excusa de los guionistas para hablar de Molly y lo que pasa por su cabeza. “En realidad ella está haciendo un trabajo que es muy similar a lo que hacemos nosotros en la serie. Nos sentimos muy conectados con Molly mientras escribíamos este episodio”. 

El desafío metanarrativo fue más allá, alternando estilos de animación y desembocando en, probablemente, el número musical más espectacular y original en lo que llevamos de Central Park. La materia prima con la que contaban era una canción de Kate Anderson y Elyssa Samsel (compositoras habituales de la serie) y la idea de dibujar a varias versiones de Molly. “Queríamos hacer la versión más visualmente ambiciosa posible de la canción. Aquí es donde entra el equipo de Central Park. Todo el mundo sabe lo importantes que son las canciones y entiende que tiene que darlo todo”. Uno de ellos fue Ian Hamilton, el director de arte, que aprovechó la oportunidad para ver cuántos personajes podían poner en la pantalla a la vez. 

Una serie de Nueva York para el mundo 

Cartel de la serie. Apple TV+

“La verdad es que es algo que nunca me ha preocupado pensar que pudiera ser demasiado local”, explica Brouchard, ligeramente sorprendido por la pregunta de un periodista que parece ignorar que llevamos viendo esa localización en el cine y la televisión desde hace décadas. “Queríamos hacer una versión del Central Park real casi en clave de cuento de hadas. No tenías que haber vivido en Nueva York para entender los chistes o la premisa de nuestras tramas. Solo hay que entender que estamos hablando de un parque que está en el centro de una gran ciudad. Todo el mundo puede conectar con eso” . 

La ciudad que nunca duerme es el corazón de una de las series más aclamadas de Apple TV+, pero en su segunda temporada cada uno de los integrantes del equipo trabajó desde sus casas. “La parte negativa del COVID-19 fue la misma para todo el mundo. Ha sido más difícil hacer este trabajo. Ya es complicado cuando no hay una pandemia global”. Brouchard prefiere ver el vaso medio lleno ante una circunstancia que ha puesto patas arriba la industria audiovisual el último año. 

“Creo que hay algo muy bonito en la animación que la convierte en algo pequeño y personal. No es más que un artista dibujando o un actor hablando a un micrófono. Esta experiencia me demostró que la animación realmente es algo intensamente colaborativo en el que cada uno hace en silencio su trabajo y lo comparte con el resto”. Ahora ha llegado el momento de que la audiencia vea los resultados.

La segunda temporada de 'Central' Park llega a Apple TV+. La primera parte estará compuesta por ocho episodios, que llegarán los viernes a la plataforma.

También te puede interesar

• Las plataformas de streaming a examen: Netflix, Movistar+, Amazon, HBO, Disney+, Apple TV+ y Filmin

• Crítica: 'Physical', mordaz comedia negra de Apple TV+ sobre una mujer en crisis en la América de Reagan

• Por qué tienes que ver ‘Invencible’, la mejor serie de Amazon en 2021 (y más violenta que 'The Boys')