Susan Sarandon en una imagen de archivo.

Susan Sarandon en una imagen de archivo. Gtres

Entrevistas Entrevista

Susan Sarandon y el mejor consejo para sobrevivir en Hollywood: "No beber demasiado y no fastidiar a nadie"

Movistar+ ha rescatado 'La decisión', un drama familiar con un reparto estelar que inauguró el Festival de San Sebastián. Hablamos con tres de sus protagonistas: Sam Neill, Rainn Wilson y Susan Sarandon. 

4 enero, 2021 02:07

Noticias relacionadas

Nunca parece un buen momento para estrenar una película sobre la muerte. La decisión abrió el Festival de San Sebastián de 2018, pero su estreno en cines se fue retrasando hasta que llegamos a 2020. Y de repente apareció la COVID-19 y, con la pandemia, una crisis en el sector que hizo que todos los planes de todas las distribuidoras saltaran por los aires. El drama familiar dirigido por Roger Michell (Notting Hill) volvió al cajón durante meses hasta que Movistar+ decidió rescatarla este diciembre

En La decisión, tres generaciones de una misma familia se reúnen en su casa de campo para pasar un último fin de semana con su madre, una mujer que padece esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y que ha decidido quitarse la vida con ayuda de su marido. Cuando sus hijas empiezan a dudar de la decisión de su madre, varios secretos del pasado amenazan con amargar la despedida de la familia. De la vida y de la muerte, de la familia y la necesidad de pasarlo bien en un rodaje incluso cuando estás rodando un dramón, hablamos con tres de sus protagonistas -Susan Sarandon, Rainn Wilson y Sam Neill- en el Festival de Toronto, en un mundo prepandémico en septiembre de 2018.  

Si le suena la historia es porque quizás la hayan visto antes. Corazón silencioso, una película danesa del prestigioso Bille August, se hizo con la Concha de Plata a la mejor actriz (Paprika Steen) en San Sebastián. “Ninguno de nosotros quisimos ver la película original”, reconoce Wilson. “Sabemos que fue una película muy importante en el cine danés, pero queríamos hacerla nuestra. Pasó un poco lo mismo con The Office: coges las ideas clave de la historia y las adaptas para un público diferente”. 

El inolvidable Dwight de la popular comedia laboral se enfrentaba aquí a un reto muy distinto: ser el suegro. “Mi personaje es el más próximo a la comedia de la historia. Lo que más me preocupaba era saber cómo integrarme en el grupo de una forma que fuera orgánica”, recuerda sobre un proyecto que llevó a un grupo de actores de primer nivel a convivir durante semanas. “Hay algo en La decisión que me recuerda a la experiencia de hacer teatro: había una única localización, éramos solo ocho actores, se rodaba en orden cronológico… Por suerte había mucho amor entre todo el reparto”

Sarandon, una veterana con casi sesenta años en el negocio, coincide con su yerno en la ficción. “He estado en comedias que eran mucho menos divertidas que esta película”, admite entre risas. “Yo he vivido de todo en mi carrera. Por culpa del egoísmo de alguien, por comportamientos erráticos del director… Si un actor se da cuenta de que un cineasta no sabe lo que está haciendo, hace que sea muy difícil mantenerse concentrado y estar presente. Aquí no ha pasado”.

Por una vez, no parece la típica frase hecha que dicen los actores durante una campaña promocional: al acabar el rodaje, los ocho actores y el director se tatuaron un pequeño pájaro negro en homenaje al título en inglés de la película: Blackbird. Esa naturalidad se confirma poco después cuando Wilson, en mitad de la conversación, suelta en alto: "Tengo una pregunta importante que se me acaba de ocurrir: ¿están las camareras de este local obligadas a llevar pestañas postizas o es una elección personal?". Sam Neill, el protagonista de Parque Jurásico que en 2022 volverá a ponerse el sombrero de Alan Grant, le sigue entre risas. "¿Es esa entonces la razón por la que todas parecen robots?". 

Susan Sarandon debe tomar una decisión difícil.

Susan Sarandon debe tomar una decisión difícil. Movistar+

Los actores se muestran con desparpajo y divertidos, pero la sombra de la muerte sobrevuela la conversación. Para capturar lo que estaba pasando esa matriarca, Sarandon acompañó en varias ocasiones a una mujer que se enfrentaba a una enfermedad similar a la de su personaje. "Estaba luchando, con lo que le pasaba dentro de su cuerpo, pero también con lo que sucedía a su alrededor. Tenía que decidir si tomaba una decisión sobre su vida. Me alegro de que siga viva cuando hemos presentado la película: no estábamos seguros de que fuera a ser el caso. Ha visto la película y le ha gustado", confiesa la ganadora del Oscar por otro drama con potencial de ser polémico: Pena de muerte.

"La eutanasia es un proceso muy largo y complicado. También hablamos con un psicólogo y un trabajador social que cuidaba a los seres queridos de pacientes en esta situación". Se ha hecho esperar el estreno de La decisión, pero ha llegado en el momento adecuado: hace unos días el Congreso de España aprobaba por mayoría la Ley de la Eutanasia

Sarandon llegó al proyecto en el último momento, cuando todos los demás actores habían sido elegidos y la encargada de interpretar a la matriarca, Diane Keaton, se había caído del proyecto. 20 años antes había interpretado a otra madre de carácter que tenía que hacer frente al cáncer en Quédate a mi lado. La actriz se ilumina al recordar la película de Chris Columbus. "Esa fue una película muy importante para mí. Fui la productora, reescribí el guion y contraté a los actores junto al director. Pero lo que cuenta es muy diferente a lo que hay detrás de La decisión", insiste.

"Ni siquiera sabes si el personaje va a morir. Quédate a mi lado era la historia de alguien que tiene que aprender a abrir su corazón y dejar que entrara en su vida y la de sus hijos una persona con la que chocaba y no encajaba. La respuesta del público con esa película fue muy potente, especialmente con gente que no había perdido a sus madres. Eso me enseñó cuál era realmente la esencia de la historia. La decisión habla de una persona que ha decidido dejar de luchar"

Un reparto de lujo protagoniza 'La decisión'.

Un reparto de lujo protagoniza 'La decisión'. Movistar+

La gran ausente de la conversación fue Kate Winslet, aunque su marido en la ficción la tuvo muy presente. “Lo extraordinario de Kate como actriz es que nunca tiene miedo a dar una imagen desagradable de sí misma, ni a ser auténtica. Puede ser avariciosa, necesitada... no busca que sus personajes caigan bien”, explica Wilson. "Aquí hace de una mujer estricta e irritante por momentos, una ama de casa pija y asexual… Es un personaje que Kate nunca ha hecho. Estuvo divertida y real al mismo tiempo". 

Winslet es la hermana mayor, una mujer exigente que pide a los demás la misma perfección que se pide a sí misma. Mia Wasikowska, la Alicia de Tim Burton, es la oveja descarriada. Su relación con sus padres es una parte tan importante de la historia como la inminente muerte de su madre. "Cuando envejeces y tus hijos se hacen mayores y hacen sus vidas, tienes que encontrar una forma de seguir conociéndoles mientras ellos mismos descubren quiénes son", insiste

Sarandon, madre de tres hijos que están a punto de dejar atrás la veintena. “Tienes que permitir que te vean como algo más que su madre. En una relación entre padres e hijos tiene que llegar un momento en que los unos a los otros se vean también como personas adultas e iguales. No es algo que pase de forma natural: hay que trabajar en ello”.

Envejecer es algo que también está en la mente de las estrellas de Hollywood. Nada mejor que una llamada de un festival o un premio para saber que te acercas a otro momento de tu vida profesional. "Prefiero no tomarme los premios honoríficos de forma literal. ¿Premio a toda una vida? Prefiero verlo como premio a media vida", ríe Sarandon. "No me tomo estas cosas en serio. Creo que simplemente se quedan sin gente a la que dárselos”. Sam Neill le roba la palabra a su compañera. "Me van a dar un premio honorífico en Sitges en dos semanas. ¿Crees que se han quedado sin gente a la que dárselo?".

"Estuve allí hace dos años y programaron The Rocky Horror Picture Show", recuerda la actriz. "Fue maravilloso. Ese día además conocí a Guillermo del Toro. Es muy bonito ir a los festivales porque conoces gente y porque les apoyas personalmente. Tienen un papel muy importante en la industria". Antes de despedirse, este marido y mujer en la ficción tienen un consejo infalible para la generación de actores que viene detrás. "Si quieres que te den un premio honorífico, recuerda que tienes que vivir lo suficiente", recomienda Sam Neill. Susan Sarandon, como siempre, va más allá: "Si no bebes demasiado y no fastidias a nadie, llegará tu momento". Queda claro, ¿no?  

También te puede interesar...

• George Clooney: “Si negamos el cambio climático durante 30 años el mundo podría estallar”

• Pete Docter: “Los que creamos Pixar somos ya dinosaurios, los nuevos autores traen frescura”

• Kristen Stewart: “Sé lo que es dar una imagen que no tiene que ver con cómo te sientes en realidad"