Fundación, la esperada serie de Apple TV+, parece haber desaparecido de la conversación antes de llegar al ecuador de su primera temporada, pero la plataforma estrena mañana otra ambiciosa serie de gran presupuesto para los fans de la ciencia ficción. Invasión narra el ataque global de una especie alienígena, pero desde la experiencia en primera persona de personajes en diferentes lugares del mundo, una estructura novedosa en un género que siempre ha puesto en su centro el impacto de este tipo de eventos en Estados Unidos.

Noticias relacionadas

Sam Neill interpreta a uno de esos personajes, el arquetipo clásico del sheriff a punto de retirarse, pero la historia rápidamente se ramifica en Nueva York, Londres, Afganistán o Japón para mostrar historias de personajes que están atravesando crisis vitales y sentimientos de alienación y soledad, sin imaginar la crisis global a gran escala que está por llegar. 

Partiendo de influencias como la radionovela La guerra de los mundos de Orson Welles y la película Babel de Alejandro González Iñárritu, a otras como Encuentros de la tercera fase, La llegada o la serie Perdidos, Simon Kinberg y David Weil han creado y escrito los guiones de esta serie dramática de ciencia ficción que combina el espectáculo épico de efectos especiales a gran escala con momentos emocionales e introspectivos. SERIES & MÁS tuvo la oportunidad de hablar con ambos antes del estreno de la serie en Apple TV+ sobre los temas que querían explorar, por qué eligieron la estructura de varios puntos de vista y su interés de que la historia fuera realmente global. Esto es lo que nos contaron. 

Shioli Kutsuna en el segundo episodio de 'Invasión'. Apple TV+

"Las influencias más importantes fueron 'Encuentros de la tercera fase' e 'Hijos de los hombres' y también 'Perdidos'".

-Simon Kinberg

¿Cuál fue el "pitch" con el que le vendieron la serie a Apple TV+?

S.K.: El pitch que le hicimos a Apple TV+ fue Invasión es La guerra de los mundos combinada con Babel (la película de Alejandro González Iñárritu). Lo que proponíamos con eso era mostrar la épica a gran escala de una invasión alienígena, pero desde la experiencia emocional en primera persona de varios personajes en un mundo global. La idea a partir de la cual trabajamos fue crear personajes que estuvieran viviendo una crisis importante en sus vidas y la invasión actúa como el sol en una lupa que sirve para amplificar sus problemas o para quemarlos. Esa fue la idea general de nuestra propuesta.

¿Qué obras previas tomasteis como fuente de inspiración o referentes para desarrollar la historia?

S.K.: Tuvimos varias. Además de la radionovela de Orson Welles, La guerra de los mundos, y Babel, diría que las influencias más importantes fueron Encuentros de la tercera fase e Hijos de los hombres, y también Perdidos, porque sus responsables hicieron un gran trabajo combinando la exploración de los personajes con un misterio que enganchaba a la audiencia. También hay un poco del tono de La llegada, aunque se desarrolla en una sola localización, porque se toma muy en serio la invasión alienígena. En general, creo que el tono está más cerca de lo que hizo Cuarón con Hijos de los hombres o Danny Boyle con 28 días después que de otras grandes películas sobre el tema como Independence Day.

"Era vital no mostrar el impacto solo a través de pantallas de telediarios de todo el mundo, necesitábamos vivir la experiencia en primera persona con todos esos personajes"

-Simon Kinberg

Es refrescante que la invasión no tenga como epicentro los Estados Unidos, ¿este aspecto era importante para vosotros? ¿Qué querías explorar con esta decisión creativa?

D.W.: Era prioritario para Simon y para mí que la serie desafiara la convención de que él héroe de estas historias siempre era un blanco occidental y que todo se contaba desde el punto de vista de Estados Unidos. Así que decidimos crear varios personajes que vivían en diferentes puntos del planeta que, de alguna manera, se sentían alienados en su familia, sus círculos o por la sociedad ya antes de que ocurriera la invasión. Es una de las ventajas de la globalización, piensa por ejemplo en El juego del calamar de Netflix, es una serie que trasciende sus fronteras, su cultura y su idioma y se ha visto en todo el mundo. Nuestra ambición era precisamente esa, hacer una serie global en la que el idioma no fuera una limitación, los personajes hablan en sus idiomas nativos y vemos cómo responden a la crisis según el lugar en el que están y sus culturas.

S.K.: Se han contando muchas grandes historias de invasiones y la mayoría se muestran desde el punto de vista de Estados Unidos, y cuando se ha hecho algo diferente, como por ejemplo la maravillosa Distrito 9, es otro punto de vista, pero sigue siendo una sola localización. Queríamos mostrar la invasión, sus repercusiones y cómo reaccionan los personajes a nivel global porque están invadiendo todo el planeta y era vital no mostrar el impacto solo a través de pantallas de telediarios de todo el mundo, necesitábamos vivir la experiencia en primera persona con todos esos personajes.

"Si la realidad ha afectado en algo a nuestra historia es que la ha hecho más actual y pertinente para nuestros tiempos".

-David Weil

Shamier Anderson en el segundo episodio de 'Invasión'. Apple TV+.

¿Cómo decidisteis desde qué lugares del mundo contar la historia?

D.W.: No hay una respuesta sencilla para esa pregunta. Simon y yo teníamos unas 10 personajes con sus historias personales para como ideas en un inicio. Y una vez empiezas a desarrollar esos personajes, algunos se van quedando en el fondo y otros suben por fuerza propia a la superficie. Algunas decisiones de localizaciones las teníamos claras, porque creíamos que podía enriquecer los puntos de vista, pero otras fueron más instintivas porque sentíamos que los personajes que habitaban en ellas se sentían más tridimensionales, ricos y distintos para nosotros

Cómo fue el proceso de casting, ¿teníais en mente desde el principio a Sam Neill para interpretar al sheriff con el que entramos en la historia?

D.W.: No teníamos a ningún actor en mente cuando empezamos a escribir los guiones, pero, por supuesto, estamos felices de que alguien como Sam Neill haya aceptado trabajar en la serie. De la misma forma estamos felices con todo el elenco que hemos reunido, entre los que hay actores extraordinarios cuyos rostros pueden ser familiares, pero quizá no habían tenido antes la oportunidad de tener papeles protagonistas en los que pudieran brillar. Están todos maravillosos y todos han ayudado a cocrear sus personajes aportando mucho a sus historias. Uno de mis mayores placeres es verlos en pantalla.

"cuando el planeta al completo tiene que lidiar con una crisis común las fronteras, los idiomas y todos esos constructos sociales que nos dividen empiezan a desvanecerse".

-Simon Kinberg

Nuestra realidad ha cambiado drásticamente en los últimos meses, ¿cómo cambió 'Invasión' desde que estaba en desarrollo hasta que estuvo lista para rodar?

D.W.: Muchísimo. Estábamos contando una historia de un evento con impacto global y la pandemia llegó cuando estábamos en rodaje. Así que, de repente, estábamos rodando una serie global en medio de una pandemia global en la que la vida estaba imitando al arte de formas inesperadas. Esto afectó a nuestra narración de maneras que ni Simon ni yo podíamos haber previsto cuando empezamos a escribir los guiones: reacciones de pánico compartidas, desconcierto generalizado, miedo a una amenaza desconocida, calles vacías... Fue una experiencia extraña a nivel personal. Si la realidad ha afectado en algo a nuestra historia es que la ha hecho más actual y pertinente para nuestros tiempos.

¿Cuáles son los temas de los habla la serie a escala personal y global en relación con nuestra realidad?

S.K.: Creo que hay dos temas principales. A nivel de personajes tenemos la alienación. Todos los personajes se sienten alienados de sus comunidades de alguna forma. Casper se siente apartado de sus compañeros de colegio por su epilepsia, se siente diferente, y todos hemos tenido esa sensación en algún momento de nuestras vidas. Minsky se siente alienada entre sus compañeros de trabajo porque no puede hablar abiertamente de su relación. Trevanti está apartado de su mujer y de su pasado. Nisha se siente rechazada por su propio marido. Además, hicimos una elección específica y consciente al decidir que esa familia fuera árabe americana en un barrio que es predominantemente blanco, así que en ese sentido son señalados como diferentes sean consientes o no de ello. El personaje de Sam Neil es visto en su pueblo como un héroe, pero él se ve a sí mismo como un fracaso. Temáticamente, esa sensación de sentirse alienado, solo, diferente e incomprendido es algo que resuena durante toda la temporada. Y en un nivel más general, la otra idea es que vivimos en un mundo interconectado en el que las fronteras geográficas han perdido su significado gracias a Internet y las redes sociales. También, desafortunadamente, debido a la pandemia hoy el planeta se siente más global que nunca. Queríamos explorar eso, que cuando el planeta al completo tiene que lidiar con una crisis común las fronteras, los idiomas y todos esos constructos sociales que nos dividen empiezan a desvanecerse porque hay algo mucho más grande que nos une.

¿Tenéis planeadas más temporadas?

S.K.: Tenemos planes para más temporadas después de esta. Si la serie gusta y tenemos la oportunidad de seguir contando esta historia esperamos explorar más estos personajes y también los alienígenas. Y creemos que habrá sorpresas en ambos casos. En Apple TV+ parecen estar contentos con el resultado y han sido muy generosos en cuanto a los recursos que necesitamos para llevar esta ambiciosa historia a la pantalla como se merecía. Hay episodios que son muy épicos y otros mucho más sutiles, íntimos y emocionales; ese espacio solo es posible en una serie de televisión. No diré cuántas temporadas tenemos en mente, pero son algunas más.

D.W.: Además, en próximas temporadas queremos explorar quiénes son realmente los alienígenas en su sociedad y también nuevos personajes en otros países y culturas para ampliar nuestro gran mural.

'Invasión' estrena sus tres primeros episodios en 22 de octubre en Apple TV+.

También te puede interesar...

• 'Solo asesinatos en el edificio' se despide como la comedia sorpresa del año

• 5 razones para ver 'Evil', la serie más sorprendente y turbia de los creadores de 'The Good Fight'

• Crítica: ‘Succession’ (3x01) - ‘Secesión’, empieza la guerra entre Logan y Kendall