Alguien definió una vez Ciclos como una sadcom”, confiesa una risueña Esther Smith sobre una de las joyas escondidas en el catálogo de Apple TV+. “Comedia triste” sería una buena forma de definir la historia de Nikki y Jason, dos treintañeros que desean lo único que no pueden tener: ser padres.

Noticias relacionadas

Así llega la idea de adoptar a sus vidas, un complicado proceso que solo conocen aquellos que han pasado por él. Uno de ellos es Andy Wolton, un joven guionista británico que fue adoptado en su infancia y que ahora ha usado su propia experiencia para hacer llegar al gran público la historia de miles de personas que se enfrentan cada año a una experiencia agotadora y humana. 

"Hay muchos conceptos erróneos sobre lo fácil que es la adopción y los problemas que tienen los niños adoptados", lamenta Wolton en la presentación de la segunda entrega de la primera serie europea de la plataforma. La primera temporada pasó desapercibida en la pandemia -se estrenó el 1 de mayo de 2000- y merece ser descubierta. “Los padres adoptivos a menudo se sienten frustrados al ver que sus problemas no se reconocen”, explica alguien que lo sabe de primera mano. SERIES & MÁS estuvo hablando con Esther Smith (Cuckoo) y Rafe Spall (La vida de Pi) por el estreno de los nuevos episodios, que llegarán a la plataforma hoy 21 de mayo. 

“La verdad es que no era consciente en absoluto de lo difícil y riguroso que era”, reconoce Spall, un actor de 38 años que tiene tres hijos junto a su esposa, la también actriz Elize du Toit. “Es un proceso muy complicado, que se entromete mucho en tu vida privada, en el que tienes que saltar muchos obstáculos y que se puede alargar mucho tiempo”. 

En diciembre de 2019, un informe del Ministerio de Educación británico revelaba que en el último año solo se habían adoptado 3.570 niños en Reino Unido. Irónicamente, las adopciones bajaban mientras el número de niños que necesitan cuidados no dejaba de crecer. “Todo acaba provocando una experiencia emocional muy difícil”, continúa el actor británico. Si llegas al final de ese viaje y sigues queriendo ese niño, eso significa que realmente lo estás haciendo por las razones correctas. Y eso me parece bastante conmovedor”.

Hemos recibido muchos mensajes en Instagram de gente que estaba pasando el proceso de adopción o gente que ya lo ha superado”, explica Smith sobre la cálida recepción de Ciclos entre aquellos que han estado en la piel de sus personajes. “Están felices de ser representados en una serie que muestra su historia. Esto ayuda a que la gente les entienda y también les permite pensar que no están solos”, dice una actriz que no sabe lo que es tener hijos. “También me ha escrito gente que, a pesar de no estar en esa situación, había disfrutado de la serie porque, ante todo, es una historia sobre dos personas que están intentando saber qué quieren hacer con su vida en un momento muy concreto: la treintena”. 

La serie británica ha llegado a España con el título Ciclos, una traducción confusa que no captura la verdadera esencia del nombre original: Trying. "Intentándolo" explicaría mejor el viaje de estos entrañables y profundamente imperfectos personajes. “Es fácil identificarse con alguien que tiene defectos y a veces cae en la tentación”, admite un actor al que hemos visto en Arma fatal, La gran apuesta o El ritual. “En la primera temporada mi personaje fuma. Nikki disfruta de la bebida. En esa casa hacen falta dos personas para sacar el reciclaje por el volumen de alcohol que consumen. Eso es humano. A todos nos gustan las cosas que no son necesariamente buenas para nosotros”. 

¿Comedia triste o drama divertido? 

Los amigos de Nikki o Jason harán su vida más fácil... o no. Apple TV+

Odio la palabra dramedia. Me da grima. Cualquier amalgama de dos palabras me pone nervioso. Como Brexit. ¡Eso no es una palabra!”, ríe el británico. “Para mí es una comedia anclada en la realidad y que habla de temas serios. Son situaciones divertidas, pero como suelen serlo en la vida real, no en una sitcom de televisión. Esther y yo somos muy claros con esto. Creo que esa es la clave del tono de la serie”. 

Wolton, el cocinero detrás de los entuertos y conflictos de Ciclos, cree que haber encontrado la armonía de esos elementos es lo que ha hecho que la serie sea tan identificable para los espectadores. Es, además, lo que más le gusta de esta historia. "Encuentro la vida igualmente divertida y triste, así que me parece natural abordar la escritura de la misma manera". Spall comparte esta idea: “La razón por la que la comedia te hace reír es porque dices: reconozco eso. Creo que la risa es una forma de manifestar el alivio de no ser el único que vive ciertas cosas de esa forma”. 

Una compañera de viaje de altura

Imelda Staunton tiene un personaje recurrente en la serie. Apple TV+

En la serie hay un personaje que debe decidir si la pareja está preparada para hacerse cargo de un hijo. En manos de Imelda Staunton, una actriz superlativa capaz de liderar un devastador drama social como Vera Drake o ser la terrorífica Dolores Umbridge en la saga Harry Potter, la empática Penny se convierte en la mejor aliada de Nikki y Jason. Para Esther Smith, “es una alegría que forme parte de esta historia, no puedes evitar aprender mucho de ella”.

Imelda llega y hace su trabajo aparentemente sin esfuerzo. Luego vuelve a irse y te dices: es magia”. La actriz celebra además la cercanía de un referente con más de cuarenta años de experiencia a sus espaldas. Es agresiva físicamente incluso”, declara muy serio Spall antes de aclarar que es una broma. “Imelda es adorable, y un gran fichaje para la serie. Somos muy afortunados de tenerla”. 

Una temporada rodada en pandemia y que evita la pandemia 

Nikki y Jason tendrán que seguir esperando para encontrar a u hijo. O hija. Apple TV+

Si la primera temporada de la serie se estrenó en plena pandemia, su continuación tampoco puede escapar de la COVID-19. No lo parece cuando uno ve los ocho episodios que forman la segunda entrega de la serie, pero el regreso de Ciclos se rodó en el punto más alto de la pandemia en el Reino Unido. “Hubo muchos desafíos a la hora de hacer la serie de televisión de forma segura, pero Apple se aseguró de que fuera así”, aclara el protagonista de la serie. El rodaje transcurrió sin incidentes, con toda la seguridad que se podía mantener en un momento muy difícil para la industria audiovisual. 

“La gente se hacía pruebas con regularidad, usábamos máscaras y aplicábamos el distanciamiento social cuando se podía. Pero eso pasa todo detrás de las cámaras. Cuando ves la serie todavía parece una especie de mundo prepandémico”, promete el inglés. El equipo está agradecido de poder continuar con la historia de Nikki y Jason, una montaña rusa de emociones y medias sonrisas. 

En los nuevos episodios, la pareja sigue navegando por un proceso complicado. Después de ser aprobados por el panel de adopción, descubren que el emparejamiento con un niño no es tan sencillo como esperaban. Los futuros padres (si todo sale como esperan) sienten que las otras parejas se llevan los niños mientras ellos, por algún motivo, se quedan atrás. Cuando Nikki conoce a una niña llamada Princesa en un evento de adopción, ella sabe instantáneamente que este es el niño para ellos. Pero existen obstáculos que pueden resultar insuperables. Obstáculos que seguirán presentes en nuestras vidas: Ciclos ya ha sido renovada por una tercera temporada

Los dos primeros episodios de la segunda temporada de 'Ciclos' ya se pueden ver en Apple TV+. Cada viernes se estrenará un nuevo episodio. 

También te puede interesar...

• 5 razones para ver 'Para toda la humanidad', la mejor serie de ciencia ficción desde 'Battlestar Galactica'

• Cómo funciona la sala de guionistas de 'Mythic Quest', la serie de comedia de Apple TV+ que promueve talentos

• 'Mr. Corman', la nueva serie de Apple TV+ con Joseph Gordon-Levitt como un profesor en crisis