‘Juego de Tronos’: Las chocantes imágenes de Emilia Clarke tras ser operada de un aneurisma.

‘Juego de Tronos’: Las chocantes imágenes de Emilia Clarke tras ser operada de un aneurisma.

Actualidad Juego de Tronos

‘Juego de Tronos’: Las chocantes imágenes de Emilia Clarke tras ser operada de un aneurisma

La actriz ha hablado en profundidad sobre su problema de salud durante el rodaje y ha compartido imágenes del postoperatorio.

9 abril, 2019 11:28

Noticias relacionadas

Emilia Clarke ha demostrado tener la misma valentía que su personaje en Juego de Tronos, Daenerys Targaryen. La actriz, que saltó a la fama por el fenómeno de HBO, confesó hace menos de un mes que sufrió dos aneurismas mientras rodaba la serie, el primero de ellas en 2011, justo al terminar el rodaje de la primera temporada, con 24 años. Ahora, Clarke, ha hablado con más profundidad en el asunto en la cadena CBS, donde además ha compartido unas chocantes imágenes tras haber sido operada y estar convaleciente en la cama del hospital.

Clarke, que ahora tiene 32 años, lo relató en un artículo al tiempo que anunció una organización benéfica junto a socios de Reino Unido y Estados Unidos: SameYou, para proporcionar tratamiento a gente que se recupera de esta clase de afecciones médicas. La actriz explicó entonces el estrés que padecía ante la exposición pública que le supuso encarnar al personaje de Daenerys Targaryen en la serie y cómo tuvo que recurrir a un entrenador personal para canalizarlo.

Fue durante un entrenamiento en Londres cuando sintió "como si una banda elástica estuviera estrujándole el cerebro" y pidió un descanso, tras lo que consiguió llegar al vestuario. "Alcancé el lavabo, me caí de rodillas y procedí a vomitar de manera violenta y voluminosa mientras el dolor se volvía peor", relató la intérprete, que supo entonces que su "cerebro estaba dañado".

Emilia Clarke en el postoperatorio

Emilia Clarke en el postoperatorio CBS Sunday Morning / YouTube

Fue trasladada a un centro médico y después de un escáner cerebral descubrió que había sufrido una aneurisma, una ruptura arterial en el cerebro que causa la muerte de un tercio de la gente que padece uno de ellos. El fenómeno de Juego de Tronos estaba en plena ebullición y cuando Clarke supo que tenía que someterse a una cirugía cerebral sintió que "no tenía tiempo" para ello.

A las seis semanas estaba lista para el rodaje de la segunda temporada, pero tenía otro vaso sanguíneo inflamado en su cabeza, y dos años después del primer aneurisma volvió al hospital con otro aneurisma. Este casi la mata. "Con el segundo, hubo un poco de mi cerebro que realmente murió", dijo Clarke en la entrevista de CBS. "Si una parte de tu cerebro no recibe sangre por un minuto, simplemente dejará de funcionar. Es como un cortocircuito”.

Con el segundo, hubo un poco de mi cerebro que realmente murió. Si una parte de tu cerebro no recibe sangre por un minuto, simplemente dejará de funcionar

Lo que más miedo le dio fue perder su capacidad para actuar y recordar los guiones. “Esa fue una profunda paranoia, también desde la primera vez. Pensé: '¿Qué pasa si ya no puedo actuar?, ¡ha sido mi razón de vivir durante mucho tiempo!, contó al medio". La actriz rememora que durante la recuperación le preguntaban su nombre completo -Emilia Isobel Euphemia Rose Clarke- y era incapaz de recordarlo, víctima de la afasia: "Soy una actriz, necesito recordar mis papeles. Y ahora no recuerdo ni mi propio nombre", pensó.

La actriz dijo sentirse insegura durante el rodaje del resto de la serie y necesitó tomar morfina entre las entrevistas con medios para paliar el fuerte dolor: "Cada minuto de cada día pensaba que me iba a morir", recordó. En 2013, tras otro escáner cerebral, los médicos detectaron que su segunda aneurisma había duplicado el tamaño y mientras representaba Desayuno con Diamantes en Broadway (Nueva York) le realizaron una operación para eliminarlo.