El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

The Breen's Tavern: una taberna irlandesa en la coruñesa Plaza de María Pita

Situado en uno de los laterales de la céntrica plaza de A Coruña, Carlos Espinosa montó un local con una carta que mezcla tradición e innovación. Allí uno puede probar desde su famoso raxo con queso azul hasta una hamburguesa vegana. Y todo a precios muy asequibles
17:31 · 14/11/2019
LPR
Carlos Espinosa en la barra de su local en María Pita

Carlos Espinosa Breen no olvida sus raíces irlandesas. Y así lo demuestra en cada local de hostelería que abre. Primero fue, en el 2008, Flann O'Brien, su escritor favorito que dio nombre al bar de la plaza de la Galera. Después, con la idea de expandir negocio, en 2013 abrieron The Breen's Tavern en plena plaza de María Pita.Pero, por azares de la vida (más bien por la crisis económica) se vieron obligados a sacrificar el primer local.

"Tuvimos que elegir y preferimos quedarnos con este. Es más grande, más céntrico y aquí podemos tener terraza", nos cuenta Carlos durante la charla que mantenemos en una de las mesas de este bar, que ocupa el bajo del mítico bar Verdura.

Su carta es una mezcla entre tradición e innovación. Raxo al queso azul o croquetas son recetas que conviven con algunos platos con un toque más innovador como los callos veganos, la última incorporación a la carta. Y para acompañar, nada mejor  que una perfecta selección de cerveza de barril.

A lo largo de estos cinco años, Espinosa vivió diferentes anécdota de bar, pero hay una que le dejó huella: la visita de un famoso actor surcoreano. A él y a su equipo le alquilaron el bar solo y exclusivamente porque no podía compartir espacio con la otra protagonista de la serie. Desde luego, una situación de película, o así al menos es como Carlos lo recuerda.

Los jóvenes son los más asiduos a este bar, sobre todo los martes, cuando celebran su fiesta Erasmus. Dos veces al mes tiene lugar una fiesta en la que se llegan a juntar más de cien estudiantes. Y es que The Breen's Tavern es un punto de referencia para la población extranjera en A Coruña.

Fuera, junto a una de las mesas barril que tienen bajo los soportales de María Pita, nos encontramos con Carlos Espinosa. Enseguida nos invita a pasar al interior, donde charlamos sobre su peculiar taberna irlandesa.

Su origen irlandés

Barra del The Breen's Tavern

Ya tenías un local en la Galera ¿Por qué montasteis este otro en María Pita?

En principio queríamos expandirnos, pero nos pilló en medio de la crisis. Al final tuvimos que elegir y preferimos quedarnos con este. Es más grande, más céntrico y aquí podemos tener terraza.

¿Cuándo abristeis este local?

En el 2013.

¿Y el de la Galera?

Creo que llevaba abierto desde 2008.

¿Por qué el nombre de The Breen's Tavern?

Es el apellido de mi madre. Mi madre es irlandesa y de ahí el nombre. La Taberna de los Breen. El toque irlandés viene de sangre (risas)

A simple vista parece un bar irlandés, pero en realidad aquí se pueden degustar platos tradicionales.

Sí, la comida es un poco una mezcla de las cosas que la gente siempre te pide (ensaladilla, raxo, croquetas, tortilla...) y después vamos introduciendo cosas que experimentamos y nos gustan. Por ejemplo, cuando preparamos tapas para el Concurso Picadillo si vemos que la tapa funciona, la dejamos. Es una mezcla. A la gente que le gusta experimentar más puede probar algo diferente y la gente que quiere lo de toda la vida, también tiene su opción.

La tapa estrella es el raxo con queso azul, ¿qué tiene de especial este plato?

La salsa es diferente. Todo surgió a raíz de un enrollado de salmón que tenemos y que suele pedir mucho la gente. Lleva queso, piña y salmón ahumado. A estos ingredientes le ponemos una plancha de bizcocho y lo enrollamos. Al principio tenía tres tipos de enrollado: salmón, cangrejo y otro de queso azul. Sin embargo, el de queso azul era el que menos gustaba, pero a mí me encantaba. Estaba buenísimo. La salsa (hecha a base de pimientos del piquillo, aceitunas, mantequilla, queso azul y queso crema) se la extendíamos y lo enrollábamos. A mí me encantaba, pero la gente no la quería. Yo dije: "Tengo que hacer algo con esta salsa". Así que decidí echársela al raxo y está buenísimo. Así funcionó.

Además del raxo, ¿qué es lo más demandado de vuestra carta?

Las croquetas y últimamente las opciones veganas que tenemos: hamburguesa vegana, humus de remolacha, fajitas de verdura. También tenemos callos veganos.

También tenéis un plan de cenas.

Sí, acabamos haciendo un menú. La gente siempre viene porque en todo grupo siempre hay alguien que es vegano, vegetariano... Si te viene un grupo de veinte personas, puede que entre ellos haya 3 ó 4 veganos/vegetarinos. Empezamos a pensar qué le podíamos dar para cenar y como vimos que estaban gustando, fuimos introduciendo las propuestas veganas como tapas. Al principio fue por demanda popular.

¿Cuál ha sido la última incorporación a la carta?

Los callos veganos y el Fish and Chip. Este último plato lo hacemos con vinagre de Malta, que es el vinagre que se utiliza en Inglaterra para elaborar esta especialidad. La hamburguesa vegana también ha sido un boom, a veces compite con el raxo al queso azul.

Sois fieles al Concurso de Tapas Picadillo, ¿con qué elaboraciones participasteis este año?

Con los callos veganos y el otro plato era un Oniguirazu, que es un tipo de sushi. Es como una hamburguesa de arroz, pero la hicimos al estilo gallego: con pimientos de padrón y sardinas ahumadas.

A la izquierda, los callos veganos; y a la derecha, Oniguirazu,

También tenéis una carta de cervezas.

Tenemos cerveza de barril, de trigo, negra, Estrella Galicia.... Aquí la gente, en lugar de vinos, venir a tomar cerveza.

Y la decoración del local tiene ciertos toques de taberna irlandés.

Sí, algo hay. Lo reformamos completamente. Esto era el Verdura, un local mítico de la Plaza. Tenía una decoración de los años 70, así que tuvimos que hacer mucha reforma: deslucimos la piedra y revestimos con madera. Es una decoración similar a la del Flann O'Brien.

Un punto de encuentro internacional

Un bar irlandés en medio de la plaza de María Pita, ¿qué os dicen los turistas?

Sí, incluso hay algún turista que se apellida Breen que se saca fotos junto al cartel. Hay algunos que me preguntaron si tenía camisetas con el nombre del local. Hubo una señora que hasta se llevo el tíquet porque ponía 'The Breen's Tavern'. Estaba toda emocionada sacándose fotos.

Lo cierto es que resulta llamativo: te bajas de un crucero en A Coruña y de repente te encuentras un local con tu apellido... A alguno le sorprende (risas).

¿Y alguna otra anécdota?

Una vez vinieron unos actores de Corea del Sur, que al parecer son muy famoso allí, a grabar una serie de una sirena. Nos alquilaron el local porque los protagonistas de la serie, en la vida real, se llevaban mal. Ellos iban a grabarlo en el local de al lado, en la terraza; pero como los dos actores se llevaban mal...

Tenemos vídeos en Facebook con la grabación en el que se ve al chico con un 4x4, con guardaespaldas y un montón de chicas. De hecho una de ellas había venido desde Francia para ver al actor. La protagonista estaba en el local de al lado, pero no se podían ver. No podían estar ni en el mismo sitio, así que nos alquilaron el local por unas horas y solamente para esta estrella.

"Una vez vinieron unos actores de Corea del Sur, que son muy famoso allí, a grabar una serie de una sirena"

Las terrazas de Maria Pita son un clásico.

Las terrazas de María Pita están genial. Quizás se pueden mejorar estéticamente, pero son muy útiles. A la Plaza le hace falta más vida. Hay en otros lugares, como Bilbao, que las plazas tienen mucho más movimiento. A mí me gustaría que la Plaza resurgiera un poco: hay zonas de la ciudad donde hay mucha gente y aquí se ve algo menos. Nosotros tenemos un bar muy céntrico, pero los precios son muy asequibles.

"Me gustaría que la plaza de María Pita resurgiera"

¿Cuál es el público de The Breen's Tavern?

Hay muchos jóvenes. También influye que dos martes al mes hacemos una fiesta Erasmus, en la que se junta más de un centenar de estudiante Erasmus. A veces tener aun cierto problema por los vecinos. La plaza es como un altavoz y que haya un centenar de personas comiendo y bebiendo fuera, a veces tenemos que desalojarlos. Todos estos Erasmus después repiten y nos trae mucha gente joven.

Ambiente en una fiesta Erasmus

¿Desde cuándo celebrais estas fiestas Erasmus?

Desde hace tres años.

¿Cómo te ves en el futuro?

Este local ya tiene su estilo y los cambios que hacemos son dentro de ese estilo que mezcla tradición e innovación. Mientras funcione, no lo tocaría. Este proyecto funciona tal y como está.

¿Cómo fue ese cambio de un local a otro?

Al principio desviábamos las cenas del otro local a este, porque no había mucho afluencia de público. Después se fue incrementando. El año pasado tuvimos más de 6.000 personas en cenas concertadas, que son unas 500 personas al mes que viene ncon cenas ya concertadas. Yo creo que este año vamos a superarlo (risas).

"El año pasado tuvimos más de 6.000 personas en cenas concertadas"

Y como buen hostelero...

¿Una tapa?

Yo la que más pido últimamente es la hamburguesa vegana.

¿Una cerveza?

Una Estrella de toda la vida (risas)

Vivir