El Español
Vivir
|
Escapadas

Serra do Xurés: hacia el turismo verde de interior en Galicia

Allí donde los bosques no entienden de fronteras, en la Baixa Limia, se esconde uno de los paisajes naturales más ricos de Galicia, la Serra do Xurés, que al pasar la frontera con el vecino Portugal se convierte en el Parque Nacional da Peneda-Gerês. Cascadas, restos romanos, pueblos suspendidos en la montaña y naturaleza a raudales son algunas de las maravillas que nos ofrece este bello paraje natural del suroeste de Ourense.
Serra do Xurés
Serra do Xurés
Ofrecido por:

Parque Natural Baixa Limia – Serra do Xurés. Esta es la denominación de este espléndido parque natural que con sus más de 30 mil hectáreas es uno de los más extensos de Galicia. O Xurés se hermana con el Gerês en cuanto rebasa la frontera portuguesa y juntos forman un equipo único: la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Gerês-Xurés

Así se creó el Couto Mixto, un territorio entre fronteras que mantuvo hasta 1868 un estatuto de privilegios propio, independiente tanto de España como de Portugal, como si de un “vivir entre dos aguas” se tratara. 

Embalse en el Xerés

Patrimonio cultural y etnográfico

Hace más de 2000 años que cruzaba estos bosques una importante ruta de comunicación, la Vìa Nova, que aún conserva sus miliarios, construida por los romanos para unir Astorga y Braga, donde hoy encontramos imponentes paisajes y aldeas perdidas regadas por el Río Limia. 

Una característica distintiva de esta sierra y que dice mucho del modo de vida de sus habitantes son sus distintas construcciones populares como molinos, cabañas de pastores o “chivanas”, hórreos para el almacén de las cosechas, hornos de piedra y zonas de colmenas amuralladas conocidas como “alvarizas”. 

Miliarios romanos de Lobios

Los pobladores del Xurés siguen viviendo como antaño, sacando todo el jugo posible a lo que las naturaleza les ofrece, cuidado el ganado y practicando la agricultura de subsistencia. 

Centro de Interpretación do Xurés, punto de inicio

Cualquier viajero que desee internarse en el Xurés debería comenzar su visita en una de las localidades más importantes de la Baixa Limia, Lobios. Es aquí donde encontramos el Centro de Interpretación do Xurés, que abre de viernes a domingo para mostrar la riqueza de la flora y la fauna del parque, donde águilas reales y cabras montesas conviven con lobos, corzos, caballos salvajes y vacas “cachenas”. Es ésta última una curiosa variedad de vaca de gran y retorcida cornamenta que nos encontraremos a cada paso en cualquier camino o vía del Xurés. 

Ejemplar de vaca cachena

Los embalses de As Conchas y O Lindoso rodean Lobios, conocida por ser uno de los destinos termales más importantes de Galicia, con prestigiosos balnearios en sus inmediaciones. 

Descubrir el Xerés a pie

Precisamente desde Lobios parte una de las rutas más conocidas y demandadas del parque, la de A Corga da Frecha, que durante sus 4 km no exentos de dificultad, nos lleva hasta una de las cascadas más altas de Galicia: la Fervenza de Corga da Frecha, que desemboca en el Río Caldo. Otra alternativa es comenzar la caminata en los Miliarios, junto al Puente Nuevo, continuando por la senda romana hasta llegar al sendero que lleva a la cascada. 

En bici por el Xurés

Son incontables las rutas de senderismo que se pueden hacer en un espacio natural tan amplio: la Ruta de Padrendo, el sendero del Río Vilameá, también en Lobios, o la ya popular Senda del Río Mao, que son sólo 3,5 km es quizá la más adecuada para todos los públicos y nos lleva por cascadas, pozas y molinos. 

También son muchas varias los recorridos en bicicleta que se organizan por el parque natural, que tiene su porpio Centro BTT Serra do Xurés para descubrir la sierra en bici de montaña. 

Bande, la huella romana

Los alrededores del Xurés nos deparan muchas sopresas y no todas naturales, también constructivas. A lo largo de la citada Vía Nova que llevaba de Braga a Astorga y pasaba por esta zona de Ourense, fueron estableciéndose distintos campamentos romanos, entre ellos el más importante es el Aquis Querquenis, de finales del siglo I d.C. , situado a orillas del Río Limia y ocupado hasta mediados del siglo II. Además de los campamentos también se conservan varias mansiones edificadas como lugares de descanso. 

Aquis Querquenis en Bande

Muy cerca se ubican las conocidas Termas de Bande, que era el balneario al aire libre de la época utilizado por el campamento y hoy son de entrada libre y gratuita. 

El templo visigótico de Santa Comba de Bande, del siglo VII, es otra de las maravillas arquitectónicas que podemos encontrar en Bande. 

Al otro lado de la frontera, el Gerês

Y si sobra tiempo se impone cruzar la frontera hacia Portugal y visitar las poblaciones de Lindoso y Soajo, con sus importantes conjuntos de hórreos, o seguir disfrutando del bosque y los paseos en parajes tan espectaculares como el entorno de Castro Laboreiro.  

En definitiva, el Xerés se perfila como la escapada perfecta de fin de semana para estos tiempos en los que se buscan destinos poco transitados, pueblos apartados y puro contacto con la naturaleza. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vivir