El Español
Vivir

Renacer, la historia de la asociación coruñesa que brinda una nueva vida a los más necesitados

Surgida en 1985 -y legalizada desde 1987-, esta asociación benéfica impulsada por el doctor Fernández Pernas facilita medios y recursos a inmigrantes y nacionales en riesgo de exclusión social para que logren ser personas autosuficientes
La Asociación Renacer facilita la integración social de inmigrantes y nacionales
La Asociación Renacer facilita la integración social de inmigrantes y nacionales
Ofrecido por:

Volver a nacer. Este es la definición que el diccionario de la Real Academia Española (RAE) le otorga a la palabra Renacer, un término que da nombre a una asociación benéfica de A Coruña que, cumpliendo con la definición literal de esta palabra, trabaja en la búsqueda de una segunda vida para aquellas personas más necesitadas. Las ayuda a "renacer".

La Asociación Benéfica Renacer de A Coruña fue legalizada el 6 de abril de 1987, si bien sus fundadores ya atendían a jóvenes marginados desde un par de años antes. Nació para dar solución a uno de los problemas de aquella época: jóvenes de familias desestructuradas que terminaban bajo la influencia de la drogodependencias y el alcoholismo.

Con el paso de los años, dada la existencia de otros grupos sociales necesitados de ayuda, Renacer añadió a su actividad la integración social de inmigrantes y nacionales en situación o riesgo de exclusión social por el motivo que fuera.

Asociación fundada por un médico

Si hablamos de Renacer no podemos dejar de mencionar al Dr. José Fernández Pernas, su fundador, que vio la necesidad que tenían muchas personas de poder contar con una familia, como la que él tuvo, en la que apoyarse. Por ello, empezó ejerciendo de hermano mayor con un grupo de jóvenes con necesidades. "Yo quería crear con ellos una familia", señala. Así es como nació 'Hombres Nuevos', que después cambió a Renacer porque el primero ya daba nombre a otra asociación.

El doctor José Fernández Pernas (Fuente: EP)

Fernández Pernas comenzó alquilando un piso en el que se alojaban estos tres primeros jóvenes que formarían su propia familia, bajo un fundamento: hacer el bien en el otro. A este proyecto incipiente también se sumó Carmen Salorio. De su salario como médico, Fernández Pernas dedicaba parte a sufragar los gastos de este piso tutelado.

Después de estos tres primeros jóvenes llegaron otros muchos más. La gente en la ciudad comenzó a conocer la labor de este generoso médico, al que se fueron acercando aquellas personas más necesitadas en busca de una segunda vida. "El piso ya se nos quedaba pequeño", indica.

Hasta entonces, Renacer no estaba legalizada como asociación. Fue en 1987, con la ayuda de Pablo Valencia, miembro de la primera junta directiva, cuando esta asociación se formalizó como tal con el objetivo de seguir creciendo. Tras este primer piso, fueron llegando otros, así como bajos y demás viviendas. En la actualidad tienen acogidas a unas 80 personas.

Además de en la ciudad de A Coruña, cuentan con viviendas en los municipios de Arteixo, Oleiros y Oza-Cesuras. En este último es donde está llevando a cabo su proyecto de ecogranja.

En la actualidad, Renacer tiene acogidas a unas 80 personas y reparte alimentos a unas 1.700 personas

Nacionales sin familia e inmigrantes, el perfil mayoritario

Renacer es una entidad autogestionada; es decir su actividad se desarrolla, exclusivamente, mediante voluntarios. Personas que prestan su ayuda para llevar a cabo las tareas de acogida en viviendas, así como en las ayudas que, con carácter puntual, realiza esta asociación, que también presta ayuda a aquellas personas que, por ejemplo, no cuentan con suficientes recursos para cubrir las necesidades básicas.

"Atendemos a unas 1.700 personas, a las que de manera periódica les distribuimos alimentos básicos", indica el doctor Fernández Pernas, quien brinda su ayuda a todas aquellas personas que la necesitan para así "poder ver mejorada su vida".

Los voluntarios se encargan de realizar una labor de supervisión en cada uno de los hogares, pero son sus inquilinos -las personas a la que Renacer acoge en sus viviendas- quienes se encargan de realizar las tareas de su hogar compartido.

El perfil mayoritario de usuarios son personas nacionales sin familia o inmigrantes procedentes tanto del África Subsahariana como de Lationámerica que han llegado a España sin ningún tipo de recurso. Desde Renacer, explica el Doctor Fernández Pernas, les ayudan a tramitar la documentación, a integrarse en la sociedad española y a buscar trabajo. En definitiva, a tener una nueva vida.

Proyecto de agricultura ecológica

Fuente: Web Renacer Coruña

Además, en estos momentos, Renacer está desarrollando un proyecto de agricultura ecológica en una finca de Oza-Cesuras para abrir nuevos yacimientos de empleo a aquellas personas en riesgo de exclusión.

"Queremos crear con ellos una empresa de inserción para que puedan encontrar un puesto de trabajo", explica Fernández Pernas, quien comenta que este proyecto todavía está en fase de desarrollo pero avanza que la idea es poder conformar una cooperativa participada por todas aquellas personas en riesgo de exclusión que busquen un trabajo con el que salir adelante. En la actualidad, ya hay algunos miembros que están aprendiendo las labores del campo para poder dedicarse profesionalmente a ello.

El futuro para Renacer seguirá marcado por el mismo objetivo que le llevó a nacer hace ya más de tres décadas: conseguir que las personas sean autosuficientes. "Mientras haya necesidad, ahí estará Renacer", afirma el artífice de esta asociación con la que, como su propio nombre indica, uno puede volver a nacer.

Vivir