El Español
Vivir
|
Mascotas

Piden justicia para Lucho, el perro que murió en Cambre (A Coruña) tras escapar en San Juan

Una recogida de firmas lanzada tras el fallecimiento del can propone que sea obligatoria la lectura del chip tras retirar animales muertos de vías públicas para localizar a sus dueños: "No son residuos, son nuestra familia"
Lucho, el perro que murió en Cambre (A Coruña) durante la noche de San Juan.
Gatocan
Lucho, el perro que murió en Cambre (A Coruña) durante la noche de San Juan.
Ofrecido por:

La Asociación Gatocan ha iniciado una recogida de firmas a través de la que pide Justicia para Lucho, el perro que murió atropellado en San Juan tras huir por el miedo a la pirotecnia en Cambre (A Coruña). La familia del can lo buscó durante días sin saber que había fallecido poco después de su desaparición y que estaba a la espera de ser incinerado, por lo que la entidad propone que sea de obligado cumplimiento la lectura del chip ante la aparición de animales muertos.

"No son residuos, son nuestra familia", clama la asociación, que denuncia que la legislación no recoge la obligación de avisar a la familia cuando se recupera un cuerpo sin vida en la vía pública aunque el perro o gato esté identificado. "En política, siempre que se habla de microchip va ligado a la supuesta prevención del abandono, pero no para beneficio alguno de los animales y sus familias", lamenta Gatocan en la petición.

Así, la entidad asegura que el servicio de lacería "puede tardar hasta 48 horas" en comunicar la custodia del animal y, en caso de que aparezca muerto en un espacio público, será considerado residuo y podría ser incinerado sin comunicación previa al propietario. Son muchos los ciudadanos que desconocen este hecho, y ante esta situación Gatocan pide que se cambie la ley para que la lectura del microchip y la comunicación al dueño sea obligatoria.

Muchas familias nunca llegan a conocer el fallecimiento del animal

"Esta petición surge porque a día de hoy la ley de bienestar animal no recoge la necesidad de realizar una lectura de microchip a los animales que aparecen muertos en las vías públicas, pues son considerados como residuos y no como seres sintientes, ya reconocidos en el código civil. Muchos de estos animales forman parte de un hogar al cual nunca se le llega a notificar el fallecimiento y otro gran número de familias dedicarán toda su vida a buscar a su perro o gato", recoge la petición de la entidad.

Los firmantes, por tanto, solicitan que sea obligatorio identificar a los animales que aparecen en vías, espacios y terrenos públicos con un doble objetivo: informar a los dueños de su aparición para que dejen de buscarlos o sancionarlos en caso de que se trate de un perro abandonado o maltratado. La medida, además, permitiría avanzar en la investigación de posibles robos de animales, ya que el cadáver es una "prueba esencial".

La historia de Lucho

Lucho desapareció alrededor de las 00:30 horas del pasado 24 de junio en Cambre durante la celebración del San Juan. Este Jack Russell huyó asustado por el ruido de las bombas y los fuegos artificiales, y su familia no supo nada de él hasta el miércoles 29, cuando conoció el fatal desenlace.

Un particular avisó a los dueños de que un can que coincidía con la descripción de Lucho había sido encontrado muerto en la vía pública el mismo día de la desaparición y de que, tras avisar al 112, se había efectuado el protocolo de retirada. "Tras muchas llamadas la familia consiguió personarse en la nave industrial, donde la empresa encargada almacena a los animales muertos dentro de bolsas de plástico en el interior de un arcón congelador (como los que suele haber en los restaurantes o casas), a la espera de ser incinerados en comuna sin proceder a identificar a animal alguno", denuncia Gatocan.

https://twitter.com/agatocan/status/1542128373685788673?t=in2CFUMAqeZP5-DtBV7h7Q&s=19

La asociación asegura que la firma le negó a la familia el traslado del cuerpo, a pesar de que "la Xunta afirma que con un vehículo autorizado sí se puede proceder a su traslado". Así, otra de las peticiones que traslada Gatocan a través de Change.org y que ha sido secundada por la plataforma web Somos Pet Friendly es la de que la empresa encargada de retirar el cuerpo informe al responsable del animal sobre las opciones que tiene para llevárselo.  

TEMAS:
Vivir