El Español
Vivir
|
Moda

Panadería Designs: Bañadores sostenibles con diseños marinos creados a mano en Galicia

Ana Pan combina su faceta de arquitecta con su propia marca de ropa de baño ideada durante el confinamiento y cuyos diseños de pulpos, perseidas y hasta sardinas de San Juan creados con poliéster reciclado ya se lucen fuera de la comunidad
Ana Pan, con uno de los bañadores que diseña.
Panadería Designs
Ana Pan, con uno de los bañadores que diseña.

Trajes de baño ajustables y con tallas para todos los cuerpos, donde lucen desde pulpos hasta perseidas pasando por las sardinas de San Juan. Estos son los productos de la joven marca gallega (ideada durante la pandemia y que comenzó las ventas el pasado marzo) Panadería Designs, de la mano de Ana Pan, una arquitecta nacida en A Coruña con su hogar en Pontevedra. El boca a boca ha sido su mejor aliado en los pocos meses que lleva su proyecto en activo, ya que incluso tiene compradores a nivel nacional y ha duplicado las ventas que tenía programadas en un inicio.

Pan se define como una persona muy creativa y el confinamiento derivado de la pandemia le aportó el tiempo necesario para dejar a su mente volar y hacer de su idea, una realidad. Uno de los secretos de los productos de la gallega es que están elaborados con poliéster reciclado, que proviene de la recogida y reaprovechamiento de plásticos. Este material pasa por una fábrica, que es la que recopila el plástico y lo limpia de colas, papel y otros elementos en un proceso exhaustivo. A continuación, se corta en trozos para posteriormente pasar a fundirlo y dar lugar a unos hilos que son los que integran este tipo de tela sostenible.

Todos los diseños se fabrican en un taller textil de Vigo y la creadora de la marca elabora los estampados a mano para luego pasarlos a formato digital. En el taller de la ciudad olívica se realizan tareas de impresión del textil, corte y confección o patronaje y se cose todo a mano. A su vez, el llamativo nombre del proyecto está relacionado con el apellido de Ana. "Desde pequeña mi apellido ha dado mucho juego y como en mi cabeza surgen nuevas ideas continuamente, mis amigos me decían que parecía que tenía una panadería porque siempre estoy creando", explica.

Algo que tenía claro desde un principio era que quería hacer prendas "lo más respetuosas con el medio ambiente posible", a lo que se unió su "parte marítima y cierto complejo de pez (es una aficionada al buceo)", lo que finalmente derivó en que los bañadores tuvieran conexión con el mar mediante diseños relacionados con este medio.

Bañadores y bikinis para mujer y moda para hombres y bebés

Las tallas de la ropa de baño de pan abarcan desde la talla XS hasta la XXXL y apunta que es posible realizar modificaciones en los diseños, tanto para tallas más pequeñas como más grandes y la moda sostenible que elabora está pensada para mujeres, hombres y hasta bebés.

Entre los diseños que han cosechado más éxito entre sus clientes se encuentra su favorito, el de pingüinos, dado que los describe como "unos animales elegantes en apariencia que luego son algo patosos", algo con lo que, entre risas, reconoce que se siente en cierto modo identificada. Otro de los estampados más demandados es el de fondo azul con perseidas, sobre el que Pan comenta que "surgió durante una tarde de verano mirando el atardecer, justo en el momento en que las líneas del mar y las nubes se unieron y se juntaron las estrellas del mar con las del cielo".

Entre las telas más "gallegas", se encuentra la de pulpos, como no podía ser de otra manera, además de otro diseño inspirado en la noche de San Juan con sardinas sobre un fondo rojizo que simboliza el fuego de las hogueras de la noche meiga. "El modelo "Polbo á feira" no podía faltar como gallego que soy y que sufrió morriña, ya que viví muchos años en Madrid e Inglaterra hasta que volví hace poco a Galicia. Un regreso muy deseado que he querido representar en algunos de los bañadores", asegura.

Pan se muestra orgullosa de las piezas que elabora, sobre las cuales rememora que al principio "vendía para sus tres amigos" hasta que la publicidad fue creciendo con el boca a boca. Un trabajo que no es fácil compaginar con su faceta de arquitecta a tiempo completo, aunque lo consigue "con muchas ganas y durmiendo poco". "No sé si a la gente le gusta lo que hago por los diseños o los materiales reciclados, se han puesto en contacto conmigo por las dos razones", dice, a la vez que subraya que las ventas las realiza principalmente por instagram, que es su escaparate.

Encargos exclusivos para tiendas y accesorios con retales

Dos tiendas del entorno de Vigo ya han contactado con la gallega para encargarle diseños exclusivos para sus establecimientos y en cuanto a los precios, los bikinis y bañadores tienen un coste de 60 euros y los diseños infantiles 25 euros. Pan es consciente de que "la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta", un motivo por el que opta por imprimir únicamente la cantidad necesaria de tela para elaborar los bañadores en función de los encargos.

"Con los retales que sobran hago coleteros y accesorios para generar el menor residuo posible", aclara, a la vez que indica que "son precisamente los residuos el gran problema de la industria textil porque los tintes implican mucho desperdicio de agua, además de la contaminación que suponen las importaciones y transportes", algo que ella reduce dado que trabaja con recursos a nivel local. Entre sus planes de futuro, está, por supuesto, "no parar de dibujar" y entre los diseños pensados para el verano de 2022 ya valora incluir cigalas y hasta bañadores inspirados en el fondo de la ría gallega con distintos tipos de algas como protagonistas.

Vivir