El Español
Vivir
|
Moda

On the seventh cloud: A Coruña estrena tienda de complementos y bisutería creativa

Isabel García abrió en la avenida Finisterre un espacio único para los amantes de la artesanía y las manualidades donde no solo ofrece los materiales necesarios para crear o productos personalizados sino también la oportunidad de aprender a través de cursos y talleres
Varios de los productos de On the seventh cloud.
Cedidas
Varios de los productos de On the seventh cloud.
Ofrecido por:

A Coruña cuenta desde finales de la semana pasada con una nueva tienda de complementos, cuentería, bisutería creativa y ropa en la que la imaginación juega un papel fundamental. La idea rondaba la cabeza de Isabel García Díaz, aficionada a la artesanía y a las manualidades, desde hace mucho tiempo y este 2021 decidió dar el paso.

Los problemas de salud de García la llevaron a dejar su anterior empleo para centrarse en ella misma y decidirse a abrir On the seventh cloud en el número 227 de la avenida Finisterre. "El nombre es una traducción del inglés americano que significa En el séptimo cielo. De donde salí era un pequeño infierno para mí, y esta tienda es como el séptimo cielo", explica esta coruñesa que ya tuvo otros dos negocios con significado en el nombre: Dime que si, en honor a su hijo, y No me mandes flores, tras un problema al que se enfrentó.

Productos únicos y personalizados

La nueva tienda de bisutería de A Coruña tiene cientos de abalorios de buena calidad. "No me gusta la bisutería se ponga fea a la media hora de trabajarla", explica la coruñesa, que tiene diferentes distribuidores para poder ofrecer a sus clientes no solo los abalorios más bonitos sino los de mejor calidad: "Yo me los pruebo primero y si veo que no dan resultado, los retiro".

Muchos de los productos disponibles en On the seventh cloud son creaciones de García, que hace ganchillo, calceta (sobre todo en invierno) y elaboraciones únicas con abalorios. Así, los clientes pueden acercarse hasta la tienda y pedir un collar o una muñeca personalizada que la coruñesa realiza con mucho cariño.

Los regalos completos, sin embargo, no son los únicos productos customizados que están a la venta en On the seventh cloud. Los abalorios de metacrilato pueden encargarse a gusto del consumidor, tanto el diseño como el corte o el color, y García también adapta los de madera y crea no solo la silueta sino también el dibujo interior. "Intentamos hacer nosotros todo lo que podemos", explica la propietaria de la tienda en referencia a su marido.

Ropa con complementos a juego y cursos

La propietaria de la tienda también customiza los productos que tiene a la venta. Un ejemplo son unos cestos hechos a mano en Portugal a los que ella les añade elementos elaborados a puntilla. Además, On the seventh cloud es un buen lugar en el que adquirir servilleteros u otros elementos de madera, así como las etiquetas con los nombres de los asistentes a eventos y distribuirlos en el local.

La ropa es otro de los puntos fuertes de esta tienda. Algunas prendas, como los chales o las mantitas de bebés, son hechas a mano por García y el cliente puede elegir desde el tamaño hasta el color o incluso el diseño. La ropa de terceros que comercializa la trae en pequeñas partidas y nunca repite para que la gente no se vea vestida igual por la calle. "Tengo un peto al que le hice un collar a juego, al igual que a una blusa", ejemplifica sobre la posibilidad de llevar un conjunto formado por la prenda y su complemento hecho a mano.

"Voy a dar clases de ganchillo, de calceta y de abalorios", explica García. El objetivo es organizar pequeños grupos de tres personas para que la atención sea más personalizada y el aprendizaje más completo, aunque no se cierra a dar clases particulares a un solo alumno. La coruñesa prevé realizar diferentes actividades para los más pequeños de la casa durante el verano y los adultos también podrán asistir a los talleres impartidos por expertos en otras técnicas, como el scrapbooking, ante lo que García deja la puerta abierta a los artesanos de A Coruña y su entorno que quieran acercarse con sus propuestas.

Vivir