El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Los 12 tesoros gastronómicos de Galicia: Del marisco al queso de Arzúa

En Galicia tenemos infinidad de productos de primerísimo nivel. Nosotros hemos querido hacer una selección de los más cotizados. ¡Buen provecho!
Shutterstock
Ofrecido por:

La gastronomía gallega está en auge y cuenta ya con el estatus que se merece: el de un auténtico tesoro. Ya sea por su calidad, su singularidad o, por qué no, por su precio, hay productos que son únicos en Galicia.

Nosotros hemos querido prepararte un menú de lo más suculento con lo mejor de cada casa. Encontrarás marisco, quesos y carnes de primerísima calidad, pero también platos más elaborados e incluso licores. Esperamos que te preste nuestra lista de tesoros gastronómicos.

Pulpo

El pulpo es uno de esos platos que nunca faltan en una casa de comidas o restaurante gallego que se precie. Dicen que donde mejor se trabaja es en el interior, en ciudades como Lugo y O Carballiño.

Con la evolución de la gastronomía atlántica se han refinado las recetas cuyo ingrediente principal es el pulpo. Sin embargo, el pulpo á feira o con cachelos sigue siendo el más demandado.

Empanada y pan

La empanada y el pan gallego son dos de los alimentos más famosos de la comunidad. En cualquier rincón de España se les hace la boca agua pensando en esas elaboraciones rellenas de bonito, mejillones, pulpo y otros muchos ingredientes. Además, nuestro pan es de lo más demandado en grandes cadenas que operan por toda España.

Además, no hay una empanada y un pan gallego, sino que hay múltiples tipos para disfrutar. En Galicia se trabaja una gran variedad de empanadas y las hay muy singulares. En cuanto al pan, cada zona tiene su tradición.

Quesos

Galicia puede presumir también de tener quesos de primerísima calidad. No es que tenga una variedad que destaque a nivel nacional e internacional, como podría ser el Arzúa-Ulloa, sino que los hay de muchos tipos y procedencias.

Un queso de Arzúa.

Cabe destacar, además del de tetilla, del país o Arzúa-Ulloa, el queso ahumado San Simón da Costa, toda una delicia. Si lo acompañamos con membrillo, no podemos olvidarnos del queso do Cebreiro, con su característica pastosidad que casa tan bien con el dulce.

Pimientos de Padrón

Qué decir de los famosos pimientos de Herbón o Padrón. Otro de esos platos que, en temporada, no falta en todo restaurante gallego que se precie. En este caso apenas hay variantes de la receta, salvo en establecimientos de alta cocina que se atreven a experimentar con ellos.

Pimientos de Padrón.

Pimientos fritos con un toque de sal gruesa. Más que un alimento se ha convertido en una cultura e, incluso, en una ruleta rusa por ver a quien le pica y a quien no.

Cocido

El cocido nunca falta durante los primeros meses del año en Galicia. Ya sea en un restaurante o en casa durante una reunión familiar, este plato de ardua elaboración es todo un clásico. La receta, de nuevo, es única, aunque siempre hay quien busca innovar.

Cocido gallego.

Garbanzos, repollo, grelos, chorizo, lacón o patata son algunos de los nombres de esta alineación infalible. Y si es Entroido, que no falten las orejas y las filloas para terminar de "encher o bandullo".

Filloas

Precisamente las filloas es otro de los grandes tesoros gastronómicos de Galicia. Su elaboración también cuenta con diferentes vertientes en función del lugar geográfico. Además, es tradición que solo se hagan en invierno, sobre todo en la época del Entroido.

Filloas.

Las hay elaboradas con caldo de hueso, con leche, con sangre y, las más austeras, con agua. Se han convertido en un plato muy presente en numerosos restaurantes, que no dudan en combinarlas con rellenes dulces y salados.

Marisco

Pocos calificativos quedan para el marisco gallego, uno de los grandes tesoros de nuestra gastronomía. Tanto es así que cada vez está más cotizado en ciudades como Madrid o Barcelona, que pugnan por las mejores piezas para sus clientes.

La gran variedad y riqueza de los productos que se encuentran en Galicia hace que a veces se vendan a precio de oro. Pese a ello, sería imposible entender Galicia sin su marisco.

Percebes

Además de por su gran variedad de mariscos, Galicia también es mundialmente reconocida por un producto que apenas tiene tirón en otros lugares. Se trata de los percebes. Este crustáceo es un auténtico manjar.

Las dificultades que tienen los percebeiros y mariscadores para conseguirlo encarecen su precio. Es motivo de celebraciones como la Festa do Percebe de Corme, donde son famosos sus ejemplares de O Roncudo.

Sardinas

Polo San Xoan, a sardiña molla o pan. En Galicia hay también una gran tradición de pescados, algunos de renombre como la merluza de Celeiro. Pero hemos querido destacar un tipo con amplia tradición.

Las sardinas y sus variantes como la xouba son muy consumidas durante todo el año en Galicia. Sin embargo, adquieren un carácter único y especial en junio, cuando son uno de los principales reclamos de las celebraciones de San Juan.

Carne autóctona

En Galicia no solo abunda el buen pescado y el buen marisco, también es posible disfrutar de carnes de excelente calidad y muy demandadas en el resto del territorio español. Por poner dos ejemplos claros, nos quedaremos con la ternera gallega y el porco celta.

Chuletón de rubia gallega.

El porco celta es la raza porcina más importante de Galicia por historia, aunque en los últimos años se ha reducido notablemente su población. Eso ha encarecido su precio y convertido sus productos en auténticos tesoros. La ternera gallega, que apenas tiene competencia a nivel nacional en estándares de calidad, es otra de esas carnes cuya etiqueta hace subir el precio.

Patatas de Coristanco

Poco a poco, vamos completando nuestro menú de auténticos tesoros gastronómicos gallegos. Con las carnes o el cocido, por ejemplo, habrá que servir una buena ración de patatas. Y qué mejor que unas que causan sensación en toda Galicia.

Se trata de las patatas de Coristanco, una de las producciones más importantes de la comunidad que se concentra en esta pequeña localidad de Bergantiños. Los restaurantes gallegos más prestigiosos suelen escogerlas para sus platos, especialmente si en su menú hay una buena tortilla de patatas al estilo Betanzos.

Crema de orujo y Licor Café

Llegamos a la sobremesa y en Galicia no puede faltar una buena crema de orujo y un licor café. Cada uno es de su madre y de su padre. Los hay caseros o de diversas y contrastadas marcas. En este caso concreto, es complicado encontrar en otros lugares de España unos licores igual de buenos que los servidos en Galicia, por lo que también se puede considerar a estos dos brebajes como tesoros gastronómicos.

Vivir