El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 pueblos más bonitos cerca de Galicia

Tras la apertura de los cierres perimetrales comienza la movilidad por toda España y la búsqueda de destinos próximos a nuestra comunidad. Esta es nuestra selección de los pueblos más bonitos cerca de Galicia.
As Veigas en Taramundi (Asturias).
As Veigas en Taramundi (Asturias).
Ofrecido por:

Aunque hay muchos destinos dentro de la comunidad gallega que merece la pena visitar, también son numerosos aquellos pueblos de las provincias vecinas (Asturias, León, Zamora) o del siempre recurrente Portugal a los que llegar en pocas horas desde muchos puntos de Galicia y que son perfectas escapadas de fin de semana. 

1. Tapia de Casariego, Asturias

Tapia de Casariego (Foto: Turismo de Asturias)

En el occidente de Asturias, próximo al límite con la provincia de Lugo se encuentra Tapia de Casariego, más que un pueblo una villa que cuenta con un agradable paseo marítimo, un par de miradores de interés y un puerto con gran encanto, en el que destaca su fachada marítima compuesta por casas de colores colgadas sobre el mar. 

El municipio es famoso por la belleza de sus playas, como Serantes, La Paloma, Santa Gadea o Mexota entre otras, y por su exquisita gastronomía a base de pescado. Su antiguo faro, ubicado en un islote, y las lagunas de Salave, formadas a consecuencia de la explotación de una antigua romana, son otros de los atractivos de la cercana y bonita Tapia, que siempre es un buen recurso para escaparse un par de días desde Galicia. 

2. Navia, Asturias

Puerto de Navia (Foto: Turismo de Asturias)

Otro pueblo bonito de Asturias que sumar a esta lista es Navia, también en el occidente asturiano, que ofrece muchas opciones turísticas dado su rico patrimonio monumental y su gran oferta de actividades de ocio. El puerto, una vez más, es el gran protagonista de Navia, donde se encuentra su importante astillero naval. 

Un paseo por Navia no se entiende sin recorrer su paseo marítimo hasta alcanzar la playa de la localidad. En su casco histórico hallarás los restos de su antigua muralla, palacetes, casas indianas, varios monumentos al emigrante y un animado ambiente

Si buscas actividades náuticas, Navia es un destino perfecto ya que dispone de un Club Náutico Deportivo que permite practicar varios deportes de esta índole en torno a su ría y su playa. Aquí se celebra desde hace más de 60 años uno de los descensos a nado más importantes de España. 

No abandones Navia sin probar su famosa Venera, un rico postre hecho con almendra, huevo y azúcar, típico de la localidad. 

3. Taramundi, Asturias

Taramundi (Foto: Turismo de Taramundi)

Seguimos en el occidente de la vecina Asturias, pero saltamos de la costa al interior para conocer Taramundi, un concejo situado en la misma frontera con Galicia que pertenece a la Comarca Oscos-Eo. Una zona montañosa que reúne grandes atractivos, como sus conjuntos etnográficos de molinos y sus importantes rutas de senderismo, entre las que sobresale la frecuentada Ruta del Agua. 

Taramundi es una magnífica opción para una escapada de fin de semana desde nuestra comunidad, por cercanía, sus tradiciones, su gastronomía y su belleza. Su variada artesanía, en la que destacan la cuchillería y los telares, hacen de Taramundi uno de los referentes del turismo rural asturiano. La navaja más grande del mundo está aquí, con sus 7,2 metros de largo, expuesta en los jardines del Museo de la Cuchillería Tradicional de Pardiñas, a escasos 2 km del casco histórico.

El conjunto de Molinos de Mazonovo, uno de los más importantes de España, y las aldeas de Os Teixois y As Veigas, son otros de los imprescindibles que no puedes perderte si visitas Taramundi. 

4. Villafranca del Bierzo, León

Villafranca del Bierzo (Foto: Emma Sexto)

Hablar de Villafranca del Bierzo es hacerlo, inevitablemente, del Camino de Santiago. Importante paso hacia Compostela y puerta de entrada hacia los montes de los Ancares leoneses, Villafranca tiene una gran importancia histórica que va ligada al constante trasiego de peregrinos por la zona. 

Conocida como “la pequeña Compostela”, esta villa de la provincia de León muy cercana a Galicia tiene rincones de gran belleza, como su animada Plaza Mayor o su transitada Calle del Agua, un museo de la heráldica al aire libre, con numerosas viviendas blasonadas. Varios conventos, una colegiata del s. XI, un par de iglesias medievales y un castillo que domina la villa desde una cima, forman parte del gran patrimonio arquitectónico y cultural de esta bella población leonesa cruzada por el Burbia que resulta ser toda una agradable sorpresa para el viajero. 

5. Peñalba de Santiago, León

Peñalba de Santiago (Foto: Emma Sexto)

Considerado uno de los Pueblos más bonitos de España, el también berciano Peñalba de Santiago se ubica en el sereno Valle del Silencio, un paisaje aún virgen formado por bosques de robles, ríos y cascadas y salpicado aquí y allá de diminutas aldeas que parecen sacadas de un cuento. 

Declarado Bien de Interés Cultural, todo el pueblo es conjunto monumental, con sus viviendas de arquitectura tradicional berciana en piedra y techadas en pizarra. En el centro de Peñalba se alza su construcción más importante y llamativa: la Iglesia de Santiago, de puro estilo mozárabe, declarada Monumento Nacional en 1931. La Cueva de San Genadio, que fue rincón de recogimiento para el monje del mismo nombre, se alcanza en una bonita caminata desde el centro del pueblo. El recorrido para llegar a Peñalba de Santiago es una maravilla para los sentidos, pues hay que cruzar todo el valle por la llamada “senda de los monjes”, pasando por paisajes de belleza abrumadora y pequeños pueblos que mantienen vivas sus tradiciones ancestrales.

6. Puebla de Sanabria, Zamora

Puebla de Sanabria (Foto: Turismo de Castilla y León)

Una de las escapadas más bonitas que pueden hacerse desde Galicia en pocos días es Puebla de Sanabria, en la provincia de Zamora, limítrofe con Ourense. Es este otro de los pueblos que forman parte de la red de Pueblos más bonitos de España, debido a la singularidad de sus monumentos y a su cuidada arquitectura civil rodeada de recintos murados. 

Puebla de Sanabria es toda ella Conjunto Histórico Artístico y una delicia de pueblo en el que hay que visitar su Castillo del S. XV, uno de los señuelos turísticos de la comarca y su símbolo más representativo. La villa histórica se completa con sus casas blasonadas a lo largo de toda la localidad, sus iglesias con portadas románicas, como Nuestra Señora del Azogue, o la neoclásica Ermita de San Cayetano. Interesante es conocer el Museo de Gigantes y Cabezudos, que forma parte del patrimonio inmaterial del pueblo desde que a mediados del S. XIX estas figuras comenzaron a desfilar por las calles en las fiestas patronales. 

Tanto la Sierra de la Culebra como el Lago de Sanabria, son dos de los enclaves de gran belleza natural que se pueden disfrutar en sus alrededores.

7. Bragança, Portugal

 Bragança (Foto: @turismodoportoenorte)

Muy cerca de Puebla de Sanabria y también de la provincia de Ourense se halla la primera localidad portuguesa de nuestra lista. Bragança se encuentra en la región de Tras-os Montes y es puerta de acceso a uno de los enclaves verdes del vecino Portugal: el Parque Natural de Montesinho. De hecho, alojarse en Bragança es perfecto para explorar este espacio natural y los pueblos tradicionales que lo rodean, como el mismo Montesinho o el fronterizo Rio de Onor. 

Ya en el casco histórico, Bragança se descubre como un pueblo de gran belleza, dominado por su castillo o Ciudadela y rodeado por el paseo fluvial del río Fervença. Conviene pararse en su Sé Velha o en alguno de sus innovadores museos contemporáneos, pero Bragança también destaca por su arte urbano, y en muchas de sus calles lucen obras de artistas tan prestigiosos como el lisboeta Bordalo II. 

8. Vilanova de Cerveira, Portugal

 Vilanova de Cerveira (Foto: Wikipedia @joseolgon)

Conocida en la actualidad por su famoso Miradouro do Cervo y su gran columpio que se balancea sobre el Miño, Vilanova de Cerveira se fundó en el S. XIV y tomó su nombre de la gran cantidad de ciervos que existían en esa región. Situada junto a la frontera española y ubicada a orillas del río Miño, una agradable travesía en barca la une a la localidad gallega de Goián. 

Además del citado mirador y de su notable casco histórico, Vilanova de Cerveira es de importancia desde 1978 por su Bienal de Artes Plásticas, referente nacional que se va expandiendo año tras año fuera de sus fronteras. 

9. Valença do Minho, Portugal

Valença do Minho (Foto: Wikipedia @PQ3)

La cercana población de Valença do Minho comenzó siendo un pequeño asentamiento en la frontera luso-galaica para ir creciendo en torno a su fortaleza medieval de la que aún conserva sus murallas de forma estrellada. A pesar de ser una de las localidades más turísticas del país vecino, Valença permanece inalterable en la lista de los pueblos más bonitos del norte de Portugal. 

Además de recorrer decenas de tiendas y tenderetes donde encontrar artesanía portuguesa y todo tipo de productos a buen precio, no hay que dejar de pasear por sus estrechas calles o admirar algunos de sus monumentos, como la iglesia de San Teotonio, las capillas de Bom Jesús y del Señor del Encuentro o su curioso Marco Miliario levantado por el emperador romano Claudio para marcar las millas de distancia entre Braga y Tui. Es precisamente esta población, Tui, con la que Valença forma una eurociudad, la que encontraremos al otro lado del puente que comunica Portugal y España y es cruzado a diario, en un sentido y en otro, por cientos de gallegos y portugueses que viven entre ambos países.

10. Viana do Castelo, Portugal

Viana do Castelo (Foto: Shutterstock)

Con el tamaño perfecto para recorrerla caminando, Viana do Castelo es una de las ciudades más bonitas y apetecibles del norte de Portugal. A poco más de 50 kilómetros en coche de la frontera con Galicia, situada junto al río Lima y formando parte de la Región do Minho, Viana ofrece al visitante incontables atractivos, casi todos ellos vinculados al mar. 

De hecho la historia de Viana no puede contarse sin mencionar el mar, ya que la ciudad ha sido uno de los puertos portugueses más importantes de la pesca del bacalao en el siglo XX. 

Además de sus muchos museos (Museo de Artes Decorativas, Museo del Traje, Museo del Chocolate...) conviene concertar una visita al Buque-Hospital Gil Eannes, anclado en el puerto de la ciudad, que sirvió como hospital en alta mar para los pescadores embarcados en Terranova. El Castelo da Barra del S. XV y el Santuario de Santa Luzia, a las afueras de la ciudad y perfecto mirador para contemplar Viana y todo el Valle de Lima, son otras de las visitas que deben hacerse sin excusa en cualquier viaje a la bella localidad lusa. 

Emma Sexto 

https://unmundoinfinito.com/

Vivir