El Español
Vivir
|
Música

Las salas de conciertos gallegas exigen poder abrir sin restricciones de aforo o distancia

Los responsables de estos espacios aseguran que el alto porcentaje de ciudadanos vacunados favorece que se puedan suavizar o eliminar las medidas vigentes
Russian Red en el escenario del Garufa de A Coruña.
Son Estrella Galicia
Russian Red en el escenario del Garufa de A Coruña.

Las salas de conciertos de Galicia reclaman la reapertura total de sus espacios sin las restricciones actuales debido al elevado porcentaje de vacunación contra la Covid-19. Las entidades que representan a estos negocios piden poder completar el aforo de los locales sin distancia, además de usar la barra.

La Asociación Galga de Salas de Música ao Vivo, coordinada por la Asociación Estatal de salas de música en directo (Acces), se hizo eco de esta reclamación con la que quiere que los locales puedan recuperar la normalidad. La entidad asegura que España es uno de los países europeos con más población con la pauta completa y, sin embargo, las salas de conciertos tienen las restricciones "más amplias de Europa", según la asociación europea de salas de conciertos (Live MDA).

SI NO ES AHORA, ENTONCES ¿CUÁNDO? Las salas de conciertos reclaman la reapertura total de sus espacios sin restricciones...

Posted by Salas de conciertos (Acces) on Tuesday, September 21, 2021

Los responsables de los establecimientos aseguran que otros estados miembros ya están eliminando normas como la distancia social o los límites de aforo, mientras que en Galicia las limitaciones dificultan la apertura. Así, los locales piden que se reanuden las actividades culturales con menos restricciones que las establecidas actualmente, muy similares a las que había cuando el porcentaje de vacunación era menor.

Salas como el Garufa Club de A Coruña se han hecho eco de esta protesta mediante la que los responsables de los establecimientos quieren que se elimine la distancia social y se permita el aforo completo del local, además del consumo en la barra. Precisamente, la sala coruñesa retoma este 30 de septiembre la actividad con un 38% de su aforo y las entradas para el primer concierto ya se han agotado.

Vivir