El Español
Vivir
|
Escapadas

Las 9 rutas a través de pasarelas con más encanto de Galicia

Unas conducen hasta bonitas cascadas, otras nos llevan al borde del mar o siguen sinuosas el curso de algún río: son las pasarelas más bonitas de Galicia.
Pasarelas río Mao (Foto: turismo.gal)
Pasarelas río Mao (Foto: turismo.gal)
Ofrecido por:

Recorren paseos fluviales, cruzan bosques frondosos, discurren junto al mar azul o se disponen sobre la arena para proteger el patrimonio natural. Las pasarelas de madera se integran en el entorno para ofrecernos algunas de las rutas más bonitas de la comunidad gallega. Estas son nueve de ellas. 

O Fuciño do Porco en O Vicedo

O Fuciño do Porco (Foto: turismo.gal)

Es una de las rutas más turísticas de Galicia y un imprescindible en cualquier visita a la provincia de Lugo. El sendero que nos lleva a través de Punta Socastro, conocida popularmente como O Fuciño do Porco, por la similitud del cabo con el hocico de este animal, discurre integramente por pasarelas de madera junto al litoral de O Vicedo, aunque hay un tramo inicial de 1,5 kilómetros desde la zona de aparcamiento hasta el inicio de las pasarelas. 

Este sendero transcurre por un bosque pero enseguida da paso a la senda de pasarelas que serpentean constantemente y que nos regala una de las mejores vistas de la Ría de Viveiro

En la situación actual hay que pedir cita para hacer la visita y tener en cuenta que, aunque es un recorrido fácil y no muy extenso, hay numerosos tramos de escaleras. 

Las Pasarelas do río Mao en la Ribeira Sacra

Pasarelas do río Mao (Foto: turismo.gal)

En Parada de Sil, uno de los puntos clave de la Ribeira Sacra ourensana, hallamos otra de las rutas formadas por pasarelas que más paseantes atraen en Galicia. Esta pequeña ruta de no más de 1 kilómetro de ida por las Pasarelas do Río Mao comienza en la antigua Fábrica da Luz y se interna en el Cañón del río Mao a través de una zona arbolada, que pronto da paso a un valle con vistas despejadas sobre el bosque. 

En su etapa final, la pasarela de madera se transforma en una gran escalinata que conduce a las orillas del Mao en la zona en la que desemboca en el Sil. 

Sendero de Pedras Negras en San Vicente do Mar

Pedras Negras en O Grove (Foto: osalnes.com)

Una de las rutas más bonitas que se pueden hacer en las Rías Baixas es el Sendero de Pedras Negras, en San Vicente do Mar (O Grove) que parte del puerto deportivo de la localidad y a lo largo de 3,2 kilómetros discurre por pasarelas de madera casi en su totalidad. 

Es muy curioso contemplar cómo las plataformas serpentean a la orilla del mar, adaptándose a la orografía del terreno y rodeadas de enormes piedras formadas por la erosión del mar. Son los llamados “cons” y es por eso que a esta ruta de Pedras Negras se la conoce también como “de Con Negro”. El recorrido pasa por algunas playas – Pedras Negras, Praia Farruco, Praia da Barrosa, Praia de Canelas - lo que permite darse un chapuzón entre tramo y tramo. Es éste un lugar natural bellísimo y refugio de numerosas aves, como gaviotas, cormoranes o albatros, lo que lo convierte en un buen punto de observación ornitológica.

El Parque Natural de Corrubedo

Parque Natural de Corrubedo  (Foto: turismo.gal)

Situado entre la Ría de Arousa y la de Muros y Noia, el Complexo Dunar de Corrubedo e Lagoas de Carregal e Vixán ocupa casi 1.000 hectáreas, es el quinto de Galicia en extensión, y es también conocido como Parque Natural de Corrubedo, un gran espacio natural en la Península de Barbanza que pertenece al municipio coruñés de Ribeira. Además de la zona dunar también comprende la playa en que se ubican y las lagunas de Carregal y Vixán, formando así un ecosistema muy rico y variado. 

Hay cinco rutas de senderismo que nos llevan por sus principales encantos: Camino del agua, Camino del mar, Camino da Gandarela, Camino del Viento y Camino de la playa. Todas transcurren, en parte o en su totalidad, por pasarelas de madera que protegen el espacio natural y que permiten contemplar uno de los paisajes marinos y dunares más fascinante de Galicia. 

Las Caldeiras do Castro en Muxía

Caldeiras do Castro (Foto: turismo.gal)

O Castro es uno de los parajes naturales con mayor encanto y una de las zonas más turísticas de Muxía, el municipio en el que se ubican las “Caldeiras do Castro”. En este punto el río Castro se transforma en cascada y en su descenso va formando una serie de piscinas naturales que llaman la atención de todo aquel que las visita y hacen las delicias de los bañistas en verano.

Para llegar a las Caldeiras do Castro desde el Área Recreativa caminaremos unos 200 metros en descenso, bajando por unas escaleras de madera que resultaron dañadas en el reciente incendio de 2019, que afectó parcialmente a este espacio natural. A nuestra izquierda, la bonita cascada que en invierno y primavera suele llevar su mayor caudal, dejando una estampa difícil de olvidar, con el salto de agua en todo su esplendor y las pozas a rebosar.

Senda Verde do Xarés, A Veiga

Senda Verde do Xares (Foto: turismo.gal)

La llamada oficialmente PR-G 211 Senda Verde do Xarés es una de las rutas más bonitas de Ourense, aunque también de las más difíciles y extensas, pues se prolonga durante 33 kilómetros, pasando por áreas recreativas y pequeñas poblaciones con elementos etnográficos de interés. 

En un entorno protagonizado por el embalse de Prada, esto ha permitido la creación de varias playas fluviales en las que darse un baño y descansar de la prolongada caminata.

Pasarelas a la Fervenza da Cidadella, Soutochao

 Fervenza da Cidadella (Foto: turismo.gal)

Otro sendero ourensano de interés es la ruta de pasarelas que nos lleva hasta la Fervenza da Cidadella, en Vilardevós. El sendero, de 2,6 kilómetros de longitud, dispone de un área recreativa y un par de molinos rehabilitados, además de pasar por un nutrido bosque de ribera y un par de cascadas. La más importante de ellas, la Fervenza de Cidadella, que con sus 30 metros de altura ofrece un panorama encantador, sobre todo en primavera y otoño-invierno, cuando va más llena de agua. 

El camino de vuelta se puede hacer siguiendo el sendero que hay bajo la carretera y enlazando con el camino de ida. 

Pasarelas a la Fervenza de Tourón, Melón

Fervenza de Touron (Foto Emma Sexto)

Tras visitar las famosas Pozas de Melón, también en Ourense, se puede continuar hasta la Fervenza de Tourón por una serie de pasarelas de madera que permiten obtener unas buenas vistas del bello paisaje ourensano. Es en otoño cuando la cascada puede verse en toda su magnitud y cuando el robledal que la precede luce sus mejores tonos a pesar de los recientes incendios en la zona. 

Uno de los posibles puntos de inicio de esta ruta es el Monasterio de Santa María de Melón, siguiendo una senda cuyo recorrido no excede los 3 kilómetros. 

El Paseo Fluvial do río Anllóns, A Laracha

Paseo fluvial río Anllóns (Foto: Emma Sexto)

Nos vamos a la provincia coruñesa para recorrer el Paseo Fluvial do río Anllóns, en A Laracha. Es un agradable paseo que nace junto al área recreativa del río Anllóns, en Gabenlle. 

Con una extensión de 2,5 kilómetros, es posible recorrerlo por las pasarelas de madera o bien, si estas se encuentran algo resbaladizas, por un estrecho sendero al otro lado del río. La ruta es muy atractiva para todos los públicos, ya que a orillas del río se disponen cuatro molinos de piedra rehabilitados que le confieren un encanto especial y le aportan un plus a este camino de la Comarca de Bergantiños que destaca por su riqueza paisajística. 

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vivir