El Español
Vivir
|
GastroGalicia

La Tostería de A Coruña, el nuevo local que busca revolucionar la calle Gaiteira

La famosa vía hostelera de la ciudad herculina suma un nuevo negocio que llega con un propuesta clara y un servicio profesional
Alguna de las recetas de La Tostería (Gaiteira, 31, A Coruña)
Alguna de las recetas de La Tostería (Gaiteira, 31, A Coruña)
Ofrecido por:

Los que hayan trabajado o trabajen en hostelería saben que es un sector duro, pero tentador. Sobre todo, porque es más sencillo que otros a la hora de montárselo por uno mismo y alcanzar ese sueño de ser tu propio jefe (siempre que vaya bien, claro). En este punto está Diane Bratti Pereira, que tras años trabajando en la hostelería del barrio coruñés de Matogrande ha decidido montar La Tostería, un nuevo local con el que pretende revolucionar la Gaiteira, uno de los corazones de Cuatro Caminos.

La nueva empresaria afronta esta etapa profesional, que comenzó con la inauguración durante el pasado mes de septiembre, con un presupuesto ajustado, pero gastado de manera inteligente. Y una idea clara: las tostas, esa elaboración a medio camino con el bocata, que muchos suelen poner en practica por las noches porque resuelve cualquier cena.

Lo de la inversión astuta tiene que ver con la decoración del establecimiento. Con un poco de pintura negra, unas fotografías y unas estanterías hechas por la pareja de Diane, La Tostería ha conseguido un gran lavado de cara en un bajo, que tiene muchas posibilidades pero que parecía 'maldito', pues pasaron varios negocios, como el Jamón y Gambas, o La Tapería.

Respecto a la cocina, Diane decidió apostar por una carta pequeña y sencilla, pero sin renunciar al sabor. Así, ha configurado una serie de tostas que cautivan primero a los ojos. Algunas de ellas son: pulpo a la gallega con emulsión de cebolla caramelizada, anchoas con crema de aguacate, queso crema y tomate seco o la de milanesa de pollo a la napolitana. Es decir, recetas apetitosas que, incluso, se trasladan a los desayunos, con opciones como la de aguacate, tomate, queso crema y semillas

Además de las tostas, la carta cuenta con una serie de raciones como son raxo, croquetas, tortilla de patata o ensaladilla. Tiene también una interesante oferta de ensaladas, con burrata o ventresca. Y una apetitosa selección de postres caseros, que van desde la tarta con queso de Arzúa al tiramisú o la torrija de pan brioche. Asimismo, los domingos prepara para la sesión vermú una buena cazuela de callos.

Esta apuesta gastronómica se completa con una interesante carta de vinos, que han sido elegidos por su calidad pero también por su diferencia: Diane se ha guiado por referencias que no tuvieran el resto de negocios de la zona. Lo mismo sucede con el vermú, que se decantó por uno que ella le gusta mucho, el Miró de Reus, que tampoco está muy extendido.

La macha del negocio durante las primeras semanas desde la apertura ha sido buena y Bratti confía en que la clientela vaya creciendo a medida que conozcan el local y su propuesta. No obstante, ya está pensado en el futuro, porque a comienzos de año pretende avanzar en la oferta gastronómica, con recetas más elaboradas y una carta más amplia.

Vivir