El Español
Vivir
|
Salud

La gallega Zendal y la Fundación de Investigación Sanitaria crean una beca de vacunología

La Beca de Vacunología Aplicada "Isabel Zendal" tiene como principal objetivo la formación y capacitación altamente especializada de profesionales médicos en el campo de las vacunas
Sede de Zendal en O Porriño (Pontevedra).
Sede de Zendal en O Porriño (Pontevedra).

El grupo biotecnológico Zendal y la Fundación de Investigación Sanitaria (FIDIS) han firmado un acuerdo para la creación de la Beca de Vacunología Aplicada «Isabel Zendal». Esta beca nace con el propósito de aportar más medios al conocimiento y desarrollo de la vacunología a través de la sinergia entre el ámbito investigador, sanitario y biotecnológico.

Se trata de un proyecto especializado dirigido a formación altamente especializada en vacunas, gracias a la interacción entre sus integrantes (FIDIS, la empresa biotecnológica Zendal y el centro colaborador de la OMS en Seguridad Vacunal).

Para las partes firmantes es «una importante oportunidad», que permitirá avances en la investigación y desarrollo clínico de proyectos vacunales. Todo ello en un momento clave para la vacunología, con amplios retos por delante.

Novavax para Europa

La compañía Gallega, a través de su filial Biofabri, lleva casi un año de producción de la vacuna contra el Covid-19 de Novavax, que ha recibido recientemente el visto bueno de la EMA y que se distribuirá desde Galicia para toda Europa.

Zendal aglutina a seis empresas enfocadas a la investigación, el desarrollo, la fabricación y la comercialización de vacunas de salud humana y animal y otros productos de alto valor añadido para el ámbito de la salud. Bajo su paraguas están las firmas CZ Vaccines, Biofabri, Probisearch, Vetia, Petia y Zinereo.

La compañía con sede en O Porriño cuenta con un equipo formado por más de 500 personas, en su mayoría de alta cualificación. Sus diferentes instalaciones cuentan con múltiples áreas diferenciadas de producción biotecnológica y laboratorios de I+D, en sus plantas de España y Portugal (prevista para 2022), lo que la posiciona en lugar preferente para la producción de vacunas en Europa.

Vivir