El Español
Vivir
|
GastroGalicia

La antigua Heladería Italiana de A Coruña estrena nueva vida: Abre Bo&Go La Marina

Brunch, cócteles, poke, repostería artesana, smothies, crepes, pancakes, tostadas de diferentes tipos y gofres serán los principales reclamos. De la mano de Bico de Xeado estarán disponibles 22 sabores diferentes a elegir
Bo&Go en La Marina.
Quincemil
Bo&Go en La Marina.
Ofrecido por:

El cierre permanente de la Heladería Italiana de A Coruña, un clásico para varias generaciones de coruñeses, dejó huérfano a la ciudad, pero este viernes comienza un nuevo camino del local que ocupaba este negocio con la apertura de  Bo&Go La Marina specialty coffee brunch and coctels. Lejos queda 1950, fecha de apertura de la heladería, de la mano de Giovanni de Cesero, un heladero italiano de pura cepa que quiso traer a la ciudad herculina los sabores más dulces y originales y popularizar este postre.

Foto: Quincemil

El local tiene una superficie de 180m2 y dos plantas, su precio de alquiler era de 4.500 euros y su valor de venta 1,2 millones según figuraba en la web de Idealista hace meses. En esta nueva vida del establecimiento, la esencia de la heladería no se perderá del todo ya que contará con un stand con helados en el que será posible elegir entre alrededor de 22 sabores de la mano de la marca gallega Bico de Xeado. Tanto los helados como las otras especialidades se podrán tomar en el propio local o también en casa, gracias a que el negocio se ha aliado con la app de comida a domicilio Obvious Eat.

Otros de los principales reclamos serán los brunch, cócteles y comida saludable como pokes. Además, formarán parte de la carta otras opciones como repostería artesana, smothies, crepes, pancakes, tostadas de diferentes tipos y gofres. Todo acompañado de distintas variedades de café de especialidad. Los clientes podrán desayunar, comer, merendar, cenar y hasta tomar la primera copa de la noche.

"Amor a primera vista"

Foto: Quincemil

El planteamiento fue pensado de esta manera tan amplia dada la localización del local en la Marina, en pleno centro de la ciudad y cercano a zonas de ocio, el muelle de trasatlánticos o parques infantiles. Contará con una veintena de mesas en la terraza y otras 20 en el interior y el establecimiento se une a su antecesor ubicado en Santiago, donde funciona en formato delivery y take away.

El horario de atención será de lunes a domingo desde las 09:00 hasta las 03:00 en primavera y verano y en los meses más fríos del otoño e invierno se plantean abrir de 09:00 a 00:00 o una de la madrugada. La segunda planta del local servirá de almacén. "Este espacio fue amor a primera vista y además en plena Marina", reconoce el nuevo dueño, quien en un principio no se dio cuenta del clásico negocio que ocupaba el espacio que ahora es suyo, cuatro paredes llenas de historia muy presentes en la memoria de todos.

Foto: Quincemil
Vivir