El Español
Vivir
|
Coruña Secreta

Juegos Besa: El encanto de una juguetería educativa para pequeños y adultos en A Coruña

Los propietarios de esta tienda situada en la avenida de Oza creen en los productos que venden y se han convertido en referentes en la enseñanza del cubo de rubik
Los propietarios de Juegos Besa en una foto compartida en sus redes sociales.
@juegosbesa
Los propietarios de Juegos Besa en una foto compartida en sus redes sociales.

Una librería tradicional con libros, papelería y prensa situada en el Concello de Culleredo fue el punto de inicio de una tienda especializada en juegos educativos que triunfa entre pequeños y mayores. Juegos Besa, situada en la avenida de Oza 83 (A Coruña) lleva unos tres años vendiendo productos poco habituales en las grandes superficies y se ha convertido en un referente en la enseñanza del cubo de rubik.

Los clientes pueden encontrar unos 400 modelos diferentes de este juguete que utilizan en sus lecciones, convirtiéndose en la única academia internacional en España. "Formamos a través de los cubos matemáticos en habilidades, queremos que los niños y adultos aprendan. Trabajamos juegos de lógica, ingenio, motricidad... Tenemos cajas secretas y puzzles metálicos, entre otras cosas típicas que encuentras solo en Internet", explica el propietario, Saúl López García.

Los juegos tradicionales también tienen su hueco en este espacio y, de hecho, fue el origen de Juegos Besa hace ocho años, cuando López y su mujer decidieron incluir una peonza entre los productos a la venta en la librería. Aunque ahora sus clases se centran más en el cubo de rubik o en los malabares en los que es especialista el dueño, en Culleredo llegaron a hacer torneos de peonza con casi 200 niños.

Casi 20 años de experiencia

La tienda nunca paró porque también comercializan sus productos online, donde tienen encargos de diferentes lugares e incluso de personas que viven en el centro de A Coruña y que prefieren adquirir los juegos por Internet en vez de acercarse hasta el establecimiento. ¿El juguete estrella? El cubo de rubik, del que en el local hay algún modelo con más de 800 piezas. Los clásicos juegos de mesa o los de ingenio también triunfan, y el establecimiento tiene una zona de preescolar con juegos motrices para los más pequeños.

La academia que dirige Saúl López con su mujer, sin embargo, "está paralizada" debido al coronavirus y ambos están pendientes del avance de los rebrotes para establecer una fecha de regreso. "Mi mujer y yo llevamos casi 20 años trabajando con niños como monitores. Nuestra filosofía es que interactúen y aprendan con los juguetes, y estos juegos te lo permiten. Desde el cubo de rubik, que es un juego lógico-matemático divertido y que atrae porque es de colores, hasta los retos", explica el gerente de Juegos Besa.

Las clases de cubo de rubik las imparte tanto la esposa de López como Ernesto Fernández, campeón del mundo y uno de los que tuvo la "visión" de crear esta academia. "Mucha gente piensa que hacer el cubo de rubik es muy complicado, pero nosotros usamos un método en el que hablamos de la merienda, el chocolate o la vuelta al mundo para que ellos lo entiendan. En cuatro o cinco clases ya lo dominan", explica el propietario de Juegos Besa, que presume de tener alumnos capaces de resolver el rompecabezas "en tiempos de campeonato", unos 12 o 15 segundos. Este año iban a organizar el cuarto torteo gallego en el Fórum Metropolitano, pero se canceló por el coronavirus.

"Estamos muy en contacto con colegios y formamos a profesores en estos juegos para que los utilicen en las clases. Ellos los introducen en bibliotecas y ven que es un método muy bueno porque los niños aprenden y se lo pasan bien", indica López sobre su labor educativa.

Juegos Besa, siempre con sentimiento

"Los niños se condicionan por la sociedad: si ven televisión quieren televisión y si ven el Fortnite van a quererlo también. La clave es dirigirlos", explica López García. Su academia tenía antes del confinamienvto por el coronavirus 122 alumnos a la semana, dos de los cuales venían desde León cada sábado. No tienen ningún tipo de publicidad y dejan que sean los más pequeños y sus progenitores los que den a conocer los servicios que ofrecen gracias al boca a boca, además de compartir su esencia a través de redes sociales como Facebook e Instagram.

Su labor va más allá de la profesional: al inicio del confinamiento, Juegos Besa donó 100 cubos de rubik para los más pequeños del Hospital Teresa Herrera. "No hay otra tienda así en Galicia, especializada en el cubo y estos juegos. Lo que nos diferencia es el sentimiento: lo que yo te vendo, lo conozco. No te voy a vender un juego de matemáticas que no haya probado con los alumnos, y nosotros también jugamos en casa con los amigos. Creemos en lo que vendemos", explica el propietario de la tienda sobre los productos comercializados.

Juegos Besa tiene, además de redes sociales, un blog integrado en la página web en el que comparte las novedades en la tienda y los eventos que organiza, como la feria matemática, los torneos de cubos de rubik o actividades en los colegios.

Vivir