El Español
Vivir
|
Escapadas

Galicia a vista de pájaro: las mejores experiencias para conquistar el cielo gallego

En parapente, avioneta, globo aerostático o tirolina... Desde la Costa da Morte a las Rías Baixas, estas son las actividades y deportes aéreos que no debes perderte si quieres descubrir Galicia desde otra perspectiva
Vuelo en avioneta.
Senda Natura Baiona
Vuelo en avioneta.
Ofrecido por:

"Volar" es una de esas experiencias que no puede faltar en la lista de ningún intrépido viajero. Los deportes y actividades aéreas han experimentado su particular auge en los últimos años, y cada vez son más los valientes que se atreven a surcar los cielos y sentir la adrenalina en sus propias carnes. A continuación, os proponemos una lista con las mejores experiencias para alcanzar las panorámicas más espectaculares, desde la Costa da Morte a las Rías Baixas, pasando por la Ribeira Sacra, y descubrir Galicia desde las alturas.

Parapente o paramotor

Parapente en Estaca de Bares

Arrancamos esta lista para amantes de las alturas y la adrenalina con un clásico entre los clásicos: el parapente, quizás una de las actividades de más fácil acceso, ya que prácticamente todo el territorio gallego cuenta con alguna empresa que disponga de este servicio. Desde Vigo a la Playa de las Catedrales, Santa María de Oia, Santiago de Compostela, Loibos o Baiona, cualquier destino es bueno para admirar el paisaje a vista de pájaro con total tranquilidad. Los precios por lo general rondan los 50 o 65 euros por persona para vuelos biplaza de unos 20 minutos en el aire. Hay grupos de turismo activo que ofrecen la posibilidad de realizar este viaje aéreo también en paramotor, o lo que es lo mismo, un parapente motorizado.

Ala delta

Descenso en ala delta. Foto: Ala Delta Galicia

Aunque el parapente y el ala delta puedan parecer similares, hay matices que hacen de ambas técnicas una experiencia idónea para unas u otras personas. El ala delta es el deporte aéreo con el que podremos experimentar de forma más directa la sensación de estar volando como lo haría un pájaro, ya que el descenso se realiza en posición horizontal y puede alcanzar mayores velocidades que las del parapente. Más allá de los vuelos instruidos, el club Ala Delta Galicia, con sede en Santiago de Compostela, ofrece la posibilidad de aprender el deporte desde cero, con clases que van desde las 10 a las 15 sesiones en función de la evolución del alumno.

Globo aeroestático

Vuelo en globo en la Ribeira Sacra. Foto: Globos Boreal

No hace falta viajar hasta Capadocia (Turquía) para vivir una imponente experiencia en globo aerostático. En Galicia, tomar altura en esta nave poco convencional es posible en la Ribeira Sacra. La actividad dura entre 2 horas y media y 3 horas en su totalidad, y da comienzo a primera hora de la mañana. Divisar los viñedos en sus grandes bancales verticales, los vastos bosques de robles, el serpenteo del río Miño o los cañones del Sil en los primeros albores del día y desde el aire (a unos 1000 metros de altura) es todo un privilegio que merece la pena vivir al menos una vez en la vida. En la zona, Aerotours y Globos Boreal disponen de tours en globo aerostático desde los 180 euros, desde Semana Santa y a partir de junio, y siempre y cuando la climatología lo permita.

Avioneta o ultraligero

Vuelo en avioneta. Foto: Turismo de Galicia

Desde la Costa da Morte a las Rías Baixas, los vuelos en avioneta o ultraligero se han posicionado como una experiencia de lo más emocionante. El contacto con el piloto es mucho más cercano que en un vuelo convencional, por lo que además de disfrutar de unas panorámicas increíbles, podremos conocer de primera mano los entresijos de la aviación. Una de las actividades más demandadas de los vuelos en avioneta es el paseo sobre el archipiélago de las Islas Cíes, todo un paraíso natural en la ría de Vigo. Este tour se realiza de forma privada (hasta 3 personas), tiene una duración de 30 minutos y el precio ronda los 175 euros. Aunque otras empresas como Senda Natura Baiona ofrecen rutas aéreas que sobrevuelan no sólo la ría de Vigo, sino también la de Pontevedra, las Islas Ons o la bahía de Baiona desde el aeropuerto de Peinador.

En las cuatro provincias gallegas podemos encontrar empresas que lleven a cabo esta experiencia de altura. Conocer Santiago de Compostela a vista de pájaro, los territorios montañosos de Ourense o Lugo ciudad desde una perspectiva nunca vista es posible gracias a estas aeronaves. Con salidas desde Castriz (A Coruña) y Baños de Molgas (Ourense), Aventuras de Galicia dispone de vuelos en ultraligero por la Costa de Bergantiños, Costa da Morte, el Camino de Santiago-Fisterra, Tierras de Celanova-Limia, Cañones del Sil y la Ribeira Sacra, con precios que varían desde los 120 a los 230 euros según el tiempo y el recorrido.

Pilotar un helicóptero

Vuelo en ultraligero. Foto: Desafío Ocio

Para los que prefieren sentir la absoluta libertad de tomar las riendas, la experiencia de dirigir un ultraligero es justo lo que estaban buscando. Convertirse en piloto de avión por un día es posible Galicia, siempre, eso sí, acompañado de un profesional que guiará a cada iniciado en los 30, 45 o 60 minutos que puede durar esta clase magistral. La empresa Desafío Ocio ofrece la oportunidad de surcar el cielo gallego por un precio que oscila entre los 120 o 200 euros, y que incluye sesión teórica y práctica. La actividad tiene como punto de partida el aeródromo de Castriz y sobrevuela el terreno hacia la costa, según la duración de la misma podremos llegar hasta la playa de Razo en la zona Carballo e incluso contemplar todas las Rías Altas, desde la Costa da Morte hasta Finisterre. 

Paracaidismo

Paracaidismo. Foto: Paracaidismo de Galicia

Hasta hace unos años, los gallegos que querían experimentar una caída libre en paracaídas con una de las panorámicas más espectaculares de la tierra, tenían que peregrinar a Portugal para poder hacerlo. De hecho, muchas empresas de Galicia acabaron instalando sus bases en territorio luso debido a la escasez de aeródromos dentro de nuestras fronteras. Este es el caso de Paracaidismo de Galicia, pioneros de las escuelas de paracaidismo en toda Galicia (Paraclub Galsur), que decidieron ubicarse en el aeródromo de Braga para poder llevar a cabo su actividad.

El grupo ofrece experiencias únicas y seguras para iniciados, como el "salto tándem" en el que el aprendiz permanece unido a su instructor en todo momento. Aunque el ascenso en avión y los preparativos rondan los 20 o 30 minutos, el momento del salto se reduce a 45 segundos de descenso frenético, desde una altura de 4.000 metros y a más de 210 km/h. El salto tándem está disponible desde los 175 euros por cabeza, aunque de añadir material fotográfico del instante el precio puede elevarse hasta los 245 euros.

En la actualidad, Galicia ya cuenta con su propio centro de Paracaidismo dentro de sus límites territoriales. Hablamos de Skydive Galicia Paracaidismo, que se extendió desde la misma sucursal de Portugal hasta el aeródromo de Rozas- Lugo. Allí, el vuelo incluye una vista panorámica a la ciudad lucense y una caída libre a unos 200 km/h, disponible para todas las personas a partir de los 16 años desde los 199 euros (rebaja de apertura). Además de ofrecer cursos variados para introducirse en el mundillo, el grupo incluye entre su oferta un paquete especial llamado: "Quieres casarte conmigo", para hacer la experiencia más única e inolvidable si cabe.

Tirolina

Tirolina Mazaricos. Foto: Naturmaz

Otra de las actividades preferidas y más demandadas por los amantes de las alturas y la adrenalina son las tirolinas. La tirolina más grande de Galicia se encuentra en un entorno multiaventura en la localidad de Mazaricos (A Coruña), y nos permite volar a 77 metros de altura y a lo largo de 330 metros mientras disfrutamos de unas impresionantes vistas al pantano y el Monte Pindo. El grupo Naturmaz, especialista en turismo activo, dirige esta actividad que tiene una duración aproximada de una hora. El precio por cabeza ronda los 20 euros y es necesario alcanzar un grupo mínimo de 4 personas (no recomendado para menores de 8 años).

Pero la de Mazaricos no es la única tirolina de estas dimensiones en todo el territorio gallego. En el sur de la comunidad, concretamente en el ayuntamiento de Cotobade (provincia de Pontevedra), se ubica el Parque de Atalaia que ofrece un recorrido aéreo de 300 metros. La salida se realiza desde la parte más alta del ecoparque hasta los pies de una pequeña colina muy próxima al río Lérez. La actividad, de la mano de Aventuras en Galicia, está también permitida para niños.

Puenting

Puenting Galicia. Foto: Desafío Ocio

No es volar pero se le parece, al menos durante unos segundos. El puenting es una de esas actividades capaces de llevar la adrenalina al mayor extremo. Este deporte se resume en un salto al vacío desde un puente (de ahí su nombre), mientras la persona se encuentra sujeta a un arnés ajustado al cuerpo y una cuerda de escalada atada a los tobillos que pasa por debajo del puente y consigue hacer que la caída sea en forma de péndulo (es el tipo de salto más extendido). Es muy común ver empresas de turismo activo, como Desafío Ocio o Aventuras de Galicia, ofrecer este servicio de salto extremo a lo largo y ancho de toda Galicia, desde el clásico puenting pendular, al bungee jumping o cualquier otro tipo de modalidad de este deporte. Además, lo bueno de esta experiencia es que sus precios son de lo más asequibles y casi nunca sobrepasan los 30 o 40 euros por persona.

Vivir