El Español
Vivir
|
Salud

Feijóo, sobre la polémica por el plus de presencialidad en Primaria: "Son 10 euros al mes"

El Consello Galego de Colexios Médicos aseguró que los profesionales no establecen la cantidad de pacientes citados cada día ni son responsables de los sistemas de citación empleados y denunció la situación de abandono en Atención Primaria por parte de Sanidade
Acceso a un centro médico gallego.
Europa Press
Acceso a un centro médico gallego.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 May. (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo ha asegurado este viernes que "no entiende" la polémica que se ha generado en torno al plus de presencialidad en Atención Primaria y ha incidido en que, desde el punto de vista económico, no supone "cantidades inmensas" sino que tiene "un valor de 10 euros al mes".

"El cumplimiento de la presencialidad tiene un valor de 10 euros al mes. No creo que ningún facultativo en Galicia tenga una merma de sus retribuciones o que tenga un incremento en base al cumplimiento de ese parámetro", ha dicho el presidente, quien ha insistido en que "no entiende" determinados "cosas" que ha leído o escuchado cuando lo que se busca, ha remarcado, es caminar hacia un incremento de la presencialidad demandado.

Lo ha manifestado en la misma jornada en que el Consello Galego de Colexios Médicos ha reprochado a la Consellería de Sanidade haya incluido este año como objetivos el incentivar la reducción de demora en las consultas de Atención Primaria y el porcentaje de consultas presenciales atendidas en un periodo temporal, al tiempo que han subrayado que los profesionales "no establecen la cuantía diaria en sus agendas de citas".

A través de un comunicado, las entidades colegiales gallegas, que no aluden a la perspectiva económica, han explicado que se "ven en la necesidad de realizar varias aclaraciones y diferentes consideraciones" tras la "polémica generada" por el establecimiento de la Consellería de Sanidade de unos indicadores dentro del complemento de productividad variable 2021, ligado a la consecución de objetivos a los médicos de familia y pediatras del nivel de la Atención Primaria. Preguntado al respecto, tras reflexionar acerca del "valor" de las cuantías, el presidente se ha mostrado "absolutamente convencido" de que se podrán "limar las diferencias".

"Si no se puede, no lo vamos a exigir"

De hecho, ha esgrimido que, por lo que a él le consta, hasta ahora nunca hubo "ningún problema" para cumplir con los porcentajes fijados para la presencialidad. "Este año era del 40% y todos cumplieron con carácter general", ha explicado, para añadir que ahora se pretende avanzar hasta el 60%, pero dejando la puerta abierta a no "exigirlo" si se comprueba que no es factible.

"Lo iremos viendo. Si se puede, se concretará; y si no se puede evidentemente no lo vamos a exigir", ha indicado, para añadir, en la línea de lo que ya había planteado en la pasada jornada, que las exigencias dependerán de las infraestructuras de cada centro de salud y del grado de inmunización de cada cupo médico.

La postura del Consello Galego de Colexios Médicos

El Consello Galego de Colexios Médicos explicó a través de un comunicado que se "ve en la necesidad de realizar varias aclaraciones y diferentes consideraciones" tras la "polémica generada" por el establecimiento de la Consellería de Sanidade de unos indicadores dentro del complemento de productividad variable 2021, ligado a la consecución de objetivos a los médicos de familia y pediatras del nivel de la Atención Primaria. Este complemento, recuerda, lo reguló el Sergas en una instrucción de la Dirección de Recursos Humanos en el año 1996 y "debería ir encaminado a contribuir a la mejora de la productividad, a mejorar la calidad de las prestaciones, tanto en su vertiente científico/técnica, como en la calidad percibida por el usuario, a la participación del personal en mejorar la eficiencia de los servicios y al aumento de la participación de los facultativos en la toma de decisiones".

"Consideramos que el haber incluido este año como objetivos el incentivar la reducción de demora en las consultas de Atención Primaria y el porcentaje de consultas presenciales atendidas en un período temporal, son objetivos siempre, pero en este momento particular fuera de toda razón en cuanto a su implementación", asegura el Consello Galego. Al respecto, indice en que "no es posible hacer recaer la responsabilidad de un objetivo en un médico, cuando éste ni puede ser, ni es responsable de su consecución". Así, las entidades colegiales subrayan que "los médicos y pediatras de Atención Primaria, no establecen la estructura ni cuantía diaria en sus agendas de citas. No son responsables, asimismo, de los sistemas de citación actualmente empleados".

"Su única y exclusiva responsabilidad es la de atender y consultar a todo paciente que necesite atención y en la modalidad en que ésta sea precisa: atención presencial y/o telefónica", defienden y añaden que lo hacen "en su inmensa mayoría, con gran esfuerzo, dedicación y profesionalidad, de forma absolutamente independiente de que figure e o no, en sus objetivos y complemento de productividad". "Los médicos tenemos claro que podemos trabajar en cualquier empresa o institución pública, pero que siempre por encima del deber de obediencia a ésta, está nuestro deber deontológico para con nuestro paciente, el cual deposita en nosotros su confianza", reivindican.

Por ello, consideran que no pueden "tolerar" que "se señale al colectivo de médicos de familia y pediatras de Atención Primaria como responsables de la situación actual de la Atención Primaria en Galicia y los defectos que ésta presenta". "Llevamos años denunciando la situación de abandono de este nivel de atención, movilizándonos para que esto mejore, haciéndonos visibles a la opinión pública para que se nos escuche y vean la luz unas presuntas futuras mejoras que la Consellería de Sanidade nunca pone en marcha ni impulsa", lamentan.

Así, indican que los Colegios médicos gallegos se "han visto obligados a abandonar, por segunda vez, el Consello Técnico de Atención Primaria creado por la Consellería de Sanidade para intentar reconducir la crisis de la Atención Primaria iniciada en Galicia hace ya tres años", al, puntualizan, "no apreciar avances ni voluntad de avanzar en la mejora de la Atención Primaria gallega por parte de la Consellería". "Nos escuchan, pero no nos oyen. Hacemos propuestas, pero caen en saco roto. Tenemos paciencia, pero ésta también tiene un límite", lamentan.

Propuestas de los médicos

Frente a ello, recuerdan que los médicos gallegos proponen "redimensionar los cupos medios de pacientes asignados a médicos de familia y pediatras" porque, explican, "su tamaño debe permitir dedicar a cada paciente el tiempo que éste precise, sin dañar la salud del mismo, ni poner en riesgo la salud del médico". Piden, además, "atención resolutiva, ofreciendo a todos los médicos y pediatras de Atención Primaria un catálogo idéntico de pruebas diagnósticas complementarias a realizar en el ámbito hospitalario en todas las áreas sanitarias de Galicia".

A ello suman la "redefinición de las figuras de Jefaturas de Servicio de Atención Primaria en Galicia", con un "sistema de elección basado en el mérito y capacidad, con la participación de los profesionales de Atención Primaria". También solicitan un "cambio de estructura en la Dirección de la Atención Primaria, situándola al menos al mismo nivel de decisión que en el nivel hospitalario, valorando dotarla de una estructura organizativa que contemple las gerencias de Atención Primaria".

Asimismo, defienden una evaluación del sistema retributivo actualmente utilizado en Atención Primaria, "estableciendo unas retribuciones fijas adaptadas al nivel de responsabilidad y con unas retribuciones variables que prime a los médicos más comprometidos con el trabajo de calidad, efectivo y eficiente". Entre otros, también solicitan "aumentar el papel y la influencia de la Atención Primaria en la formación universitaria pre y postgrado" y, sobre todo, "establecer el cronograma necesario para la implementación de estas medidas y un plan económico para llevarlas a cabo".

"Los Colegios Médicos estamos encargados, sobre todo, de garantizar que nuestros colegiados puedan trabajar ejerciendo la profesión médica con libertad y con medios y recursos para hacerlo. No toleramos ni toleraremos que la Consellería de Sanidade les intente culpabilizar de aquello de lo que solamente son víctimas", subrayan.

"Tampoco toleraremos que, de forma voluntaria o involuntaria, se intente a través de los medios de comunicación, alterar la tan necesaria relación de confianza médico-paciente, haciendo a los primeros culpables de los males que puedan afectar a los segundos en cuanto a demoras de citas o forma en que el paciente se cita en un centro de salud", avisan. Finalmente, insisten en que "siempre" han "mostrado una actitud de colaboración". "Y la seguimos mostrando con la Consellería, pero bien es cierto que la paciencia tiene un límite y, sobre todo, le recordamos que nos debemos a nuestros colegiados y deontológicamente, a la población en general, antes que a ninguna otra entidad o institución", concluyen.

Vivir