El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Estas son las mejores terrazas de Santiago de Compostela para descansar del Camino

Agosto es la mejor época del año para disfrutar de un vermú al sol y no hay manera de hacerlo que rodeado de naturaleza y con vistas a los monumentos impresionantes de Santiago
Quincemil
Ofrecido por:

Vuelve el verano a Compostela, que parece que este año nos está dejando algunos más rayos de sol de los habituales. Para aprovechar el buen tiempo y encontrar el sitio perfecto para tomar el vermú y sacar unas fotos bonitas, las terrazas son la mejor elección. Ya sea fuera o dentro o el casco histórico, la capital gallega cuenta con algunas opciones increíbles que incluyen como no podría ser de otro modo, buena comida y vistas espectaculares.

Hotel de Costa Vella

Probablemente la terraza más bonita de la ciudad se encuentra en el Hotel de Costa Vella en Rúa Porta da Pena, 17. El hotel se puso en funcionamiento en 1999 y se encuentra en pleno casco histórico compostelano. Las mesas se encuentran desperdigadas entre el jardín y desde ahí se puede ver el convento de San Francisco.

En el centro hay una fuente, que es la absoluta protagonista de muchas de las fotografías que llenan las redes. Es el lugar perfecto para disfrutar del atardecer mientras se disfruta del olor de los frutales que decoran el lugar.

https://www.instagram.com/p/CcuhlqjgM6z/

Pub momo

Otra de las terrazas clásicas de la capital gallega es el Momo. Este pub puede parecer un bar normal cuando entras, pero en cuanto te adentras en él encuentras la maravilla que esconde en su interior. El establecimiento cuenta con una amplia terraza decorada con una fuente y vistas al Seminario Menor y a Belvís.

Situada en la calle de Virxe Da Cerca, es el lugar perfecto para probar los cócteles que tienen en carta. Está abierto hasta las 4:00 horas, y por la noche se suele llenar de personas disfrutando de los habituales conciertos que alberga el bar o simplemente de la música que esté pinchando el DJ del momento.

A Gamela

Este establecimiento es una pequeña joya dentro de las calles del casco histórico. Está en la Rúa da Oliveira, la calle más estrecha de toda Galicia, pero tiene su terraza en la plaza de un callejón sin salida de la Rúa sae se pueden. El local tiene su origen en 1975, pero fue traspasado a los dueños actuales en 2018.

Es un remanso de paz entre todo el bullicio de peregrinos de las calles cercanas a la Catedral y cuenta con una carta de comida tradicional que ha sido premiada con un Solete de la Guía Repsol.

A Moa

Terraza del restaurante de A Moa

San Pedro no es solo famoso por ser la entrada más famosa a Santiago, el barrio también destaca por su amplia oferta culinaria. Grandes de la gastronomía compostelana se encuentran en este punto estratégico , que también alberga algunas terrazas preciosas.

La primera de ellas es la del restaurante A Moa. El local es uno de los más queridos por compostelanos y visitantes igual y parte de ello es su terraza. Los árboles que rodean las mesas dan la sombra necesaria para disfrutar del menú del día en el restaurante, que está sobre los 16 euros.

Marie Miner

https://www.instagram.com/p/CcZAd32jeBQ/

Este establecimiento de la rúa do Franco, en pleno centro de Compostela, se define como una experiencia más que un restaurante. Es una de las nuevas apuestas gastronómicas de la ciudad y abrieron sus puertas en abril de este año. El restaurante alberga un jardín con unas curiosas estructuras de cristal, que imitan a invernaderos donde se encuentran algunas mesas selectas.

El local interior tampoco tiene pérdida, con una decoración que protagonizan muebles de época entre los que se incluye incluso un confesionario antiguo y un piano de cola.

Abastos 2.0

La terraza del Abastos 2.0

Otra de las elecciones clásicas para el terraceo en Santiago está en el restaurante de Abastos 2.0. El local, pegado al Mercado de Abastos, es uno de los puntos de peregrinaje para todo el que quiera disfrutar de una gastronomía gallega en la que el producto sea la estrella por excelencia.

La terraza es perfecta para sentir el ambiente de las calles de la ciudad, sobre todo en este mes donde se espera recibir a muchos peregrinos. Ideal para tomar un vermú, unas copas o simplemente sentarse un rato después de un exhaustivo recorrido por las callejuelas compostelanas.

A Carrilana

Natalia Devesa (responsable de A Carrilana junto con Javi) en la terraza del local.

En la plaza de San Paio de Alteares se encuentra A Carrilana. Si buscas un sitio céntrico, con comida instagrammeable y que este agosto acogerá varios de los conciertos del festival Feito A Man, este es tu lugar perfecto.

A pesar de que abrió recientemente, el local ya se ha convertido en un punto de referencia para muchos compostelanos que quieren descansar y probar un brunch de cine. Con todo, la cocina está abierta buena parte del día y el trato es increíble, así que no pierdas la oportunidad de pasarte en cuanto puedas.

https://www.instagram.com/p/Cf8sStojA-7/

Horta do Obradoiro

En rúa das Hortas se encuentra el pintoresco restaurante de A Horta do Obradoiro. El local cuenta con una finca de unos 200 metros y son conocidos no solo por ela sino también por ser poseedores de una Estrella Michelin.

El establecimiento no solo es perfecto para una cena de ensueño, la sorpresa es la terraza con unas vistas increíbles a la Catedral compostelana.

A táboa de picar

https://www.instagram.com/p/CgZLFoJj1Lu/

Fuera del casco histórico, en la rúa do Pombal se encuentra este pequeño local. Abre solo durante el turno de las comidas y las cenas, pero es de los mejores sitios para disfrutar de unas vistas inigualables a la Catedral donde puedes estar rodeado de naturaleza.

Junto con una decoración interior cómoda y unas luces cálidas, el lugar te hace sentirte como en casa incluso cuando cae la noche.

A Maceta

Ya explicamos que San Pedro es referencia en gastronomía y por eso no nos podíamos con un solo local para invitaros al terraceo en la calle histórica. A Maceta abrió hace apenas seis años pero se ha convertido en un lugar imprescindible para los compostelanos.

Los dueños decidieron renovar el edificio y esta remodelación no podía estar completa sin la terraza que le ha robado el corazón a muchos. Con una carta cambiante de mano de cocineros premiados es un lugar perfecto donde terminar el Camino y disfrutar de una comida al aire libre.

¡Síguenos en Facebook!
Vivir