El Español
Vivir
|
Escapadas

#Escapadas Dormir en un árbol: Claves para disfrutar del nuevo glamping en Galicia

Las redes sociales están que arden con una nueva forma de alojamiento que ha llegado a nuestras vidas para quedarse. Dormir (casi) en la copa de un árbol está de moda y no es tan inalcanzable como parece. En Galicia, también es posible
06:00 · 07/11/2019
Cabañitas del Bosque
Cabana As Furnas

Quieres pasar un fin de semana especial, hacer una escapada romántica, una salida al campo en familia. Te apetece desconectar del ritmo de la ciudad, disfrutar de un alojamiento especial durante unos días sin prescindir de las comodidades a las que estamos habituados en nuestro entorno. Pasar la noche en una casa rural te parece una buena opción pero ¿sabías que puedes dormir en una cabaña en pleno bosque con todo tipo de comodidades?

El "Glamping" ha llegado para quedarse

Es el "glamping", un término que reúne los términos glamour y cámping en uno solo. Una acampada de lujo que se perfila como la nueva alternativa de ocio al fin de semana de casa rural, en pleno monte, rodeados de pinos, castaños y robles centenarios . 

Y no es exclusivo del verano, al contrario, la mayoría de los usuarios eligen la temporada de Otoño-Invierno para disfrutar de los colores sepia que la naturaleza nos regala en esta época y del encanto de la hoja caída. No en vano las cabañas están preparadas para afrontar bajas temperaturas: suelen disponer de una romántica chimenea de leña. 

Cabana de Broña

Porque este tipo de cabañas no son como las que construíamos en la aldea cuando éramos niños, con cuatro palos y una lona. Son alojamientos casi de lujo, con todo el confort que puedas imaginar, con la única finalidad de lograr un fin de semana de bienestar total, sin que tengas que preocuparte de nada más que de disfrutar del entorno natural que te rodea. 

Comodidad al detalle, el auténtico lujo campestre

Las cabañas suelen situarse en entornos privilegiados, cerca de ríos o playas, para que también se pueda disfrutar de la costa, no sólo del monte. Están lo suficientemente camufladas en medio del bosque para ofrecer toda la privacidad posible y  tan equipadas que disponen de cocina, baño completo, televisor, hilo musical, secador de pelo y hasta jacuzzi. Algunas cuentan con una pequeña terraza para contemplar las vistas al amanecer y convertir este momento del día en una experiencia muy especial. Todo un acierto. 

¿Y si necesitas estar permanentemente conectado? Aunque parezca una paradoja, también hay wifi. 

Interior de una cabaña

Si además quieres añadir un plus de magia a tu estancia puedes solicitar que extiendan pétalos sobre tu cama o que te sirvan el desayuno y la comida, acompañada incluso de una botella de Moët Chandon. Todos ellos servicios adicionales que tienen coste añadido pero que impresionarán al más pintado. 

La mayoría ofrecen excursiones guiadas por las proximidades, rutas a caballo, piragüismo y observación de flora y fauna menor. Para los amantes de los deportes extremos hay otras propuestas más atrevidas como puenting, parapente o barranquismo. Una completa oferta de ocio para que cada público encuentre la suya. 

Dormir en una cabaña en un árbol, en Galicia es posible

En Galicia disponemos de modelos sostenibles de este tipo de alojamientos tan interesantes como las Cabaniñas do Bosque, que disponen de distintas estancias en función del número de ocupantes y de sus necesidades, ofertando, en sus Cabanas sen Barreiras, uno de los primeros alojamientos accesibles de Galicia.

Cabana sen Barreiras

Las cabañas están cubiertas con madera reciclada, un método constructivo respetuoso con el medio ambiente, y están totalmente integradas en el entorno, un bosque caducifolio espectacular en el que además de las cabañas encontramos un puente tibetano y hasta una tirolina. Su excepcional ubicación en Serra de Outes, a pocos kilómetros de la playa, permite hacer visitas a poblaciones próximas tan acogedoras como Muros o Noia o perderse por muchos de los bonitos rincones que nos ofrece la llamada "Ría da Estrela". 

En la Finca Mourelos se encuentra la Cabaña de Carlos, situada en la pintoresca aldea de Mourelos, en plena ladera del monte A Pena. Es una cabaña muy singular elevada en las altas ramas de un roble centenario, en un emplazamiento igualmente único con vistas al valle. Pero que la descripción no nos engañe: aunque estemos encaramados en la copa de un árbol, disponemos igualmente de todo lo necesario para pasar unos días con absoluta comodidad. 

Cabaña de Carlos

Si eres de los que buscas comulgar con la naturaleza pero no quieres aislarte del todo la perfecta elección es Cabanas do Barranco. A tan sólo un kilómetro de Serra de Outes y a tres de la Ría de Muros y Noia, conforman un conjunto de ocho bonitas cabañas de madera ecológicas, ubicadas entre las ramas de los árboles, y cada una de ellas toma su nombre de las ocho ensenadas más simbólicas de esta ría: Cabana das Furnas, Cabana de Monte Louro, Cabana de Mar de Lira... 

Aquí vas encontrar además un edificio adicional pensado como aula para cursos de cocina y otro tipo de actividades en comunidad que está pensado para una estancia diferente. Además tienen un Centro de Actividades Marineras (CAM), donde se desarrollan tareas y eventos relacionados con la gastronomía y el mar de la zona. 

Cabana de Broña

Por último, si amas el mar y necesitas tenerlo siempre cerca, considera quedarte en las Cabañas de Broña, a sólo 400 metros de la playa y con vistas al mar. ¿Puede haber un emplazamiento más bucólico que éste?

Después de leer todo esto te preguntarás por el precio. Lejos de lo que pueda parecer, las cabañas tienen un precio bastante ajustado y parten de 96 euros la noche en temporada baja. Un apunte, importante si tienes mascota: ¡puedes llevarte a tu perro!

Si necesitas más datos, echa un vistazo a estas páginas donde encontrar información completa sobre la ubicación, servicios y tarifas de estos singulares hoteles situados en la copa de un árbol. 

https://cabanitasdelbosque.com/es

https://cabanasdobarranco.com/

Vivir