El Español
Vivir
|
GastroGalicia

El Tequeño de A Coruña: 25 años elaborando el aperitivo venezolano en María Pita

Jose Ángel Pastoriza es el precursor en A Coruña de esta popular barra de queso envuelta en suave masa que comenzó a ofrecerla en el año 86 en el desaparecido bar La Viña. Desde entonces, este hostelero no ha dejado de estar "envuelto" en tequeños
Jose Ángel Pastoriza y su hijo Javier, al frente de El Tequeño
Quincemil
Jose Ángel Pastoriza y su hijo Javier, al frente de El Tequeño
Ofrecido por:

Es una de la tapas más conocidas de A Coruña. El tequeño es esa barra de queso envuelta en una suave masa que lleva décadas acompañando a los paladares de coruñeses y turistas. En concreto, 35 años. El desaparecido bar La Viña, en la calle de la Franja, comenzó en el año 86 a ofrecer a sus clientes esta tapa cuyo origen está al otro lado del Atlántico, en Venezuela.

Este aperitivo aterrizó en la ciudad herculina de la mano de Jose Ángel Pastoriza y su hermano José María, juntos abrieron en el año 86 La Viña, y hasta allí importaron ese plato de Venezuela, país del que José Ángel había retornado tres años antes.

"Queríamos acercar el sabor de Venezuela a A Coruña", explica Jose Ángel, quien hoy regenta el bar cuyo nombre toma de esta famosa tapa: El Tequeño. Situado en un lugar privilegiado, en plena plaza de María Pita, este local abrió sus puertas en 1996 tras el cierre de La Viña.

Hoy, este bar elabora a diario tequeños siguiendo la receta originaria. Antes de continuar hablando sobre El Tequeño de A Coruña, decir que el origen del tequeño está en Los Teques, localidad muy próxima a Caracas. De ahí su nombre.

"Hubo días en los que llegamos a vender hasta mil tequeños"

En A Coruña, como ya dijimos, el tequeño comenzó a darse a conocer en el año 86 en La Viña. "Al principio solo los ofrecíamos los viernes", explica Pastoriza, quien nos cuenta que, ante el abrumador éxito que cosechó esta masa de queso, pronto comenzaron a ofrecerlos a diario. "Hubo días en los que llegamos a vender hasta mil tequeños", recuerda.

Detrás de la barra de este local nos recibe Jose Ángel, quien durante nuestra charla se llega a emocionar recordando tiempos pasados. Junto a él ya está la segunda generación, su hijo Javier.

Los precursores del tequeño en A Coruña

Ni con jamón ni con chorizo, en este local de la coruñesa plaza de María Pita los tequeños se hacen siguiendo la receta original: solo masa y queso. Y así seguirá siendo, asegura Pastoriza, quien huye de las nuevas versiones que ahora se ofrecen en muchos de los locales de la ciudad que también ofrecen este producto entre sus tapas. Pero el original está en El Tequeño, aquí comenzó la historia de este aperitivo venezolano en A Coruña. Son sus precursores.

Pero El Tequeño no solo vive de hacer tequeños (valga la redundancia). En su carta hay otras siete tapas que nunca faltan, entre los que se encuentran clásicos como la tortilla, la zorza o la ensaladilla. Además del tequeño, Venezuela también está presente en otra de sus tapas, el pasticho. "Es una especie de lasaña", explica Jose ´Ángel.

Su carta se completa con las tapas del día, que varían a diario con el objetivo de ofrecer a sus clientes, sobre todo a los más fieles, un sabor diferente. El tequeño y el pasticho son las opciones que más gustan, que más suelen pedir los clientes; pero la tortilla y la zorza tampoco se quedan atrás.

Ahora, autoservicio

El coronavirus ha supuesto un antes y un después en la forma de entender la hostelería, que se vio sometida a estrictos cierres y restricciones. Precisamente, a la mente de Pastoriza vienen esas semanas de desescalada en la que únicamente podían atender con servicio para llevar. "Sobrevivimos a base de vender cafés y tequeños", recuerda un emocionado Jose Ángel.

En sus más 30 años de profesional en la hostelería nunca había tenido que vivir una situación tan dura como la experimentada hace ya más de un año, cuando el Covid dio un giro de 360 grados a nuestras vidas.

"Sobrevivimos a base de vender cafés y tequeños"

La seguridad de trabajadores y clientes es primordial para este bar familiar que, como consecuencia de la pandemia, ha optado por cambiar su atención e implantar el sistema de autoservicio para reducir al mínimo el contacto trabajador-cliente. "Nos está funcionando muy bien, incluso nos ha permitido ganar clientes sobre todo durante la semana", aseguran.

Tras un año de lucha y esperanza, El Tequeño sigue elaborando día sí y día también estos aperitivos de origen venezolano que uno puede disfrutar en A Coruña mientras contempla la belleza de la plaza de María Pita.

Vivir