El Español
Cultura

El Pasatiempo: el precursor de los parques temáticos está en Betanzos

La obra faraónica de García Naveira cuenta con jardines, laberintos y montones de estatuas. Hacemos un recorrido por este parque que lleva diez meses cerrado a la espera de su rehabilitación
19:41 · 19/08/2019
Concello de Betanzos
Vista del parque del Pasatiempo

Diversión y cultura. Con este doble objetivo se construyó, allá por comienzos del siglo XX, el parque del Pasatiempo en la localidad coruñesa de Betanzos. Conocido también como parque "enciclopédico" y tal vez el primer parque temático del mundo lleva cerrado casi un año cerrado en espera de su rehabilitación.

A principios del siglo pasado las guías turísticas incluían este parque como un sitio de visita obligada entre turistas de A Coruña, y en general de Galicia. Hasta su cierre hace 10 meses, debido a los destrozos en un estanque por el uso de una maquinaria pesada, muchas fueron las personas que se acercaron hasta este lugar, bien es cierto que es un espacio que para algunos sigue siendo un gran desconocido.

A la espera de que se realice la tan demanda rehabilitación de este espacio de visita obligada, te invitamos a leer la historia del Pasatiempo y descubrir todos los escondites que guarda en su interior.

Obra de un emigrante

Estatua de un león en la parte superior del parque

El parque es obra de un emigrante gallego, Juan Garcia Naveira, que a mediados del siglo XIX decidió abandonar su tierra natal, Betanzos, en busca de un futuro mejor en Argentina. Y lo encontró.

Tras conseguir amasar una fortuna decidió volver a la villa que lo vio nacer. Allí, junto con su hermano, empieza a crear escuelas, sanatorios... Tal fue la repercusión para el pueblo que estos hermanos dan nombre a la gran plaza de Betanzos: la plaza de los hermanos García Naveira.

El reflejo de sus viajes

El éxito cosechado en este país Sudamericano llevó a García Naveira a recorrer medio mundo. Viajes que quedaron reflejados en los muros de este parque, donde podemos ver, por ejemplo, referencias a un viaje a Egipto con la pirámide de Keops. En sí el parque es todo un viaje, ¡hasta podemos adentrarnos en la reconstrucción de unas grutas prehistóricas!

Mural

Inspirado en parques de todo el mundo, hay uno cuyo estilo prevalece: el parque Güel. Cuando uno entra en las grutas y ve esas estalactitas de cemento le recuerda al conocido parque de Barcelona.

Las grutas y los pasadizos se mezclan con jardines, estanques... Todo un paraíso de la naturaleza que, además, resulta entretenido. La mezcla de estilos es también muy característico: combinaba estilos romántico y modernista con algún toque de la antigüedad romana.

El estanque es uno de los lugares más visitados. Sus paredes están decoradas con conchas y un mosaico de peces alrededor.

Estanque (Tripadvisor)

Una de las figuras curiosas del parque es el buzo, que recuerda el libro de Julio Verne, 20.000 leguas de viaje submarino.

Buzo

Los relojes es otro de los puntos más fotografiados del parque. Son 41 relojes que dicen que marcan los usos horarios. En el centro destaca el de Buenos Aires, la capital del país que hizo rico a García Naveira.

Relojes en pared del parque

Venta y proceso de recuperación

Los años pasan y en la actualidad no se conserva toda la extensión del parque originario. De los 90.000 m² con que contaba originalmente el jardín, solo se conserva una décima parte. Su deterioro comenzó sobre todo con la Guerra Civil y la postguerra cuando se llevaron a cabo en él prácticas de tiro, se produjo expolio y vandalismo. Desaparecieron espacios como la avenida de los Emperadores o la Fuente de los Papas.

En 1986, el Ayuntamiento adquirió los terrenos cedidos por los herederos, explica Jose Souto, de la Asociación de Amigos del Pasatiempo. Entonces, la parte baja, la más extensa del recinto, se transformó en campo de fútbol y auditorio al aire libre. Mientras, la parte alta, al otro lado de la carretera, conservó un aspecto similar al original.

Sin embargo, el mantenimiento ha brillado por su ausencia durante todos estos años. "Siempre se trabajó con escuelas taller para hacer trabajos que deberían hacer empresas especialistas", dice Souto.

Pese al abandono, el Pasatiempo sigue manteniendo la esperanza de ser declarado BIC (Bien de Interés Cultural), cuyo expediente inició la Xunta el año pasado.

En la actualidad el parque cuelga el cartel de cerrado por obras de mantenimiento, debido a una rotura que se produjo en octubre del año pasado en el estanque. Desde entonces, nada se ha vuelto a saber.

Atracciones, espectáculos... Así son los actuales parques temáticos. Su precursor, el Pasatiempo, pese a su abandono, sigue manteniendo vivo su componente pedagógico.

Cultura