El Español
Vivir
|
Salud

El gallego Alberto Amil, presidente de la Fundación Degén: "Será posible la cura del párkinson"

La Fundación organiza las charlas 'Superhéroes' con las que busca dar voz a las personas con enfermedades neurodegenerativas
Alberto Amil durante la charla en el Work Café
Alberto Amil durante la charla en el Work Café
Ofrecido por:

La cura del párkinson está más cerca gracias a la Fundación Degén. Su presidente, Alberto Amil, lleva desde el 2011 conviviendo con esta enfermedad neurodegenerativa, que poco a poco le ha ido consumiendo. "Hay que tener fuerza", señala Amil, que este jueves ha inaugurado las charlas 'Superhéroes' organizadas por su esta fundación en el Work Café Santander de A Coruña. Con esta actividad, la Fundación Degén busca dar voz a las personas con enfermedades neurodegenerativas, como es el caso de su presidente.

Amil sabe muy bien lo que es padecer esta patología y por ello, a lo largo de su charla, mostró que el mejor medicamento es la superación y las ganas de vivir. Y es que si hay algo que le caracteriza es el tesón y las ganas de querer ir siempre por delante de la enfermedad. Y así lo demostró con sus palabras.

Además, la Fundación Degén, con la con la ambición de contribuir y ayudar a pacientes de enfermedades neurodegenerativas, colabora con la cura o mejora de la calidad de vida de las mismas. De hecho, esta cura está ya más cerca, según ha indicado Amil, quien espera que "en dos o tres años puede ya estar la cura" para la enfermedades neurodegenerativas.

Alberto Amil nació en el barrio de Caranza, en Ferrol, y desde bien pequeño aprendió a ganarse la vida. Desde siempre tuvo un instinto empresarial. Primero vendiendo helados en su barrio, después pantalones vaqueros, hasta folletos y vinilos... hasta crear grandes empresas, y dando trabajo a miles de personas.

Sin embargo, cuando parecía tener todo en la vida, llega un duro golpe. En 2011 le diagnostican párkinson, una enfermedad que sabía que le iría consumiendo poco a poco. "No podía pensar en la enfermedad porque estaba muerto", comenta Amil cuando recuerda ese momento en el que recibe esta noticia que cambiaría su vida por completo.

A raíz de esto, comienzan las labores de investigación, dando forma ya a los primeros proyectos que luego tomarían ya forma de fundación; al tiempo que los síntomas de la enfermedad se agudizan. El bastón dio paso al andador, y este a la silla de ruedas. En 2020 descubre la terapia génica, que se trata de un sistema de reconstrucción de los genes dañados. Primero hablaron con unos investigadores de Estados Unidos, después con otros de Londres; pero ninguno garantizaban resultado y tardarían varios años. Por ello, lanzaron una beca a nivel nacional a la que se presentó el Instituto de Investigación del madrileño Hospital 12 de octubre, que está llevando a cabo un estudio.

De cara a poner en práctica este tratamiento, la Fundación busca cerrar un acuerdo con la Xunta para que el Sergas reclute pacientes ya en la segunda fase de esta investigación. Investigación que, según los cálculos de Amil, permitiría tener una cura para el párkinson "en dos o tres años".

Vivir