El Español
Vivir
|
GastroGalicia

El enoturismo es tendencia en Galicia: mucho más que visitas a bodegas y viñedos

Cada vez más personas practican esta modalidad de turismo basada en el vino. La pandemia ha mostrado sus virtudes y su seguridad, a la vez que los profesionales han ampliado su oferta
Cedida
Ofrecido por:

La pandemia ha hecho que muchas personas busquen alternativas al turismo tradicional y de masas. Una de ellas está más cerca de lo que uno se podría esperar. Se trata del enoturismo, una modalidad del turismo basada en la industria vinícola. Desde el pasado año los profesionales del sector en Galicia han constatado un aumento de clientes y profesionales interesados.

«El enoturismo es una actividad atractiva, fuera de núcleos urbanos, sin aglomeraciones, que se realiza en espacios amplios y es para todos los públicos«, comenta Lorena Varela, gerente de la Ruta del Vino Rías Baixas. Las cinco Rutas del Vino de Galicia son asociaciones sin ánimo de lucro que aglutinan toda la oferta turística de sus Denominaciones de Origen y la promocionan. Incluyen, además de bodegas, empresas hosteleras, de alojamiento y otros negocios asociados.

«Igual que otros sectores, el enoturismo también ha sufrido mucho. Pero cuando se han comenzado a relajar las medidas, la situación ha dado un cambio radical», señala Lorena. Las Rutas del Vino de Galicia no venden, sino que «proporcionamos experiencias». La oferta va desde visitas a bodegas a picnics en viñedos, senderismo, conciertos, rutas a caballo, catas más completas o actividades con niños.

Redescubriendo Galicia

Los numerosos cierres perimetrales por municipios, provincias y comunidades autónomas no mermaron el interés de la población por el enoturismo. «Al contrario, durante los primeros meses tras los cierres recibimos a muchos clientes de Galicia. La gente redescubrió el territorio gracias a nosotros«, señala Lara da Silva, presidenta de la Denominación de Origen Monterrei y de la Ruta del Vino Monterrei.

«La gente tras la pandemia buscaba relajación y paz. Necesitaban vivir, pues se nos ha restringido bastante la vida en este año», comenta. Durante el confinamiento, las empresas del sector trabajaron con intensidad en nuevas experiencias para potenciar este tipo de turismo. «Las bodegas innovaron y se invirtieron muchos medios porque se vio que era rentable. Ya antes de la pandemia se había empezado a trabajar en este sentido. Este era un mundo mucho más cerrado en sus inicios, pero ha cambiado radicalmente», señala Lara.

Un «filón» para la economía rural

No solo las empresas vinícolas viven del enoturismo. También sus territorios y los diferentes negocios que se encuentran en ellos se aprovechan de este bum. «Para una bodega familiar, el enoturismo puede suponer el 20% de sus ventas. Es un auténtico filón», señala Lara da Silva. «Es un motor muy importante para la economía rural y nos implica a todos», añade Lorena Varela.

El enoturismo se practica en movimiento, no solo en las bodegas. «Aquí, en Monterrei, organizamos paseos a caballo, rutas, visitas a lugares rupestres», señala. Y no solo se bebe, sino que también se come: «La enogastronomía es muy importante, es fundamental».

Aunque ha habido muchos más turistas de Galicia, el enoturismo también seduce a clientes de otras comunidades. «Ha venido gente de Asturias, Madrid, Barcelona… Además, la llegada del AVE a Ourense nos va a poner a dos horas de la capital. Es algo en lo que confiamos mucho», señala Lara.

Un innovador evento virtual

La marca Enoturismo Galicia, que agrupa a las cinco Rutas del Vino, protagonizará un evento online para este martes 29 de junio de 9.00 a 14.00 horas. Se trata de un workshop donde se podrá conocer más en profundidad la oferta de más de 30 empresas de las Rutas del Vino Rías Baixas, Ribeiro, Ribeira Sacra, Monterrei y Valdeorras.

Entre los objetivos de este encuentro está la promoción de Galicia como un destino enoturístico y ser un punto de encuentro para el sector, sus empresas y profesionales. El Clúster Turismo de Galicia es el encargado de organizar este evento, que cuenta con el apoyo de la Xunta.

El encuentro se realizará a través de la herramienta Fevir Galicia, que permite la celebración de ferias y eventos en un entorno de realidad virtual. Los visitantes podrán moverse libremente por un espacio personalizado desde un ordenador o cualquier dispositivo móvil.

«Queremos que se vea nuestra importancia nacional e internacional», señala Lorena Varela. Por su parte, Lara da Silva cree que esta iniciativa servirá para «dar a conocer nuestros productos y territorios».

TEMAS:
Vivir