El Español
Vivir
|
GastroGalicia

Diez restaurantes para hacer una escapada y disfrutar de un buen cocido en Galicia

Un plato muy adecuado para esta época del año que además es perfecto para disfrutar con amigos o familia de forma festiva
Ofrecido por:

El mal tiempo es el gran protagonista de la semana en Galicia. En esta época del año lo que más apetece es sentarse en un lugar acogedor a disfrutar de una comida rica, caliente y contundente como el cocido. Este plato además es perfecto para disfrutar con amigos o familia de forma festiva.

Este emblema de la cocina gallega se puede degustar en casi toda la comunidad, siendo Lalín su gran capital. Hoy en Quincemil y Treintayseis os proponemos diez lugares a los que merece la pena hacer una escapada para disfrutar de un rico cocido.

La Molinera (Lalín, Pontevedra)

Dirección: Rúa Rosalía de Castro, 17

Lalín es el templo del cocido en Galicia y este restaurante uno de sus grandes estandartes. Allí podrás disfrutar de este plato con grelos, patatas, cachola, lacón, etc, que te sirven en cantidad y que te van trayendo continuamente para que siempre esté caliente. Recomendado por la Guía Michelin.

Cabanas (Lalín, Pontevedra)

Dirección: Rúa Pintor Laxeiro, 3

Podríamos hacer la lista solo con restaurantes de la localidad, pero vamos a recomendar otro imprescindible que también aparece en la Guía Michelin. Situado en el centro de Lalín, este restaurante lleva más de 20 años sirviendo este mítico plato. Un local familiar en el que sentirse como en casa comiendo esos platos con los que hemos crecido.

A de Rafael (Vila de Cruces, Pontevedra)

Dirección: GRES, 14

No muy lejos de Lalín nos encontramos otro de los restaurantes más emblemáticos de la zona de Pontevedra para comer un cocido con mayúsculas. Gran cantidad y variedad con precios para todos los bolsillos.

Casa Pipeiro (Ponte Caldelas, Pontevedra)

Dirección: Av. de Vigo, 5

Restaurante familiar, con más de 80 años de experiencia, fue fundado en 1938, que ofrece una cocina casera y tradicional. Un local que destaca por contar con las mejores materias primas de nuestra tierra y una cuidada elaboración en sus platos.

Casa do Labrego 1978 (Begonte, Lugo)

Dirección: C. del Museo, 29

Viajamos ahora a Lugo, una tierra en la que siempre se come bien. Visitamos el local de los hermanos Corral Castro, Paco y Antonio, que iniciaron este proyecto en 1978 tras formarse en el restaurante de otro hermano. Obdulia y Roberto, yerno y viuda de Paco, son los actuales propietarios de un local que destaca por su calidad/precio.

O Mesón de Crecente (San Pedro de Mera, Lugo)

Dirección: Crecente, 4

Continuamos por tierras lucenses para ir a un local con mucho historia. A punto de ser centenario, ya que abrió en 1925, este mesón destaca por su comida casera con productos de cosecha propia. Cocina de toda la vida en un emplazamiento con mucho encanto.

Casa Pastoriza (Coristanco, A Coruña)

Dirección: Rúa Rueiro, 7

Esta casa de comidas ubicada en la localidad de Coristanco destaca por ser uno de esos locales con aroma a clásico. Su fantástico cocido va acompañado por una filloas hechas con el propio agua del cocido. Un restaurante para desabrocharse el cinturón y darse un auténtico festín.

Casa Julia (Abegondo, A Coruña)

Dirección: DP-0105, 15

Restaurante por el que pasan muchos peregrinos que hacen el Camino Inglés y degustan lo mejor de nuestra gastronomía. Buena atención y amabilidad de sus responsables acompañada por buena comida en un paraje natural con encanto.

O Roupeiro (Pereiro de Aguiar, Ourense)

Dirección: Roupeiro, 8

Restaurante de carretera en el que tienes que parar si quieres comer un cocido en cualquier momento del año, sí, incluso en verano. Un imprescindible de la provincia ourensana que destaca por su familiaridad, con muchos clientes repitiendo y viajando específicamente para disfrutarlo.

Valilongo (A Teixeira, Ourense)

Dirección: Valilongo, s/n

Con más de 80 años de experiencia, este restaurante se transformó también en hostal en los años 70. Ahí empezó también a convertir a su cocido como uno de los más emblemáticos de Ourense y de Galicia, llegando a ser premiado en el año 2013.

Vivir