El Español
Vivir
|
Escapadas

De playa en playa por la costa de O Vicedo

Conocido por la popular ruta de pasarelas O Fuciño do Porco, el municipio de O Vicedo atesora algunas de las playas más bonitas de Galicia
Playa de Xilloi (Fuente: Páx. Galegas)
Playa de Xilloi (Fuente: Páx. Galegas)
Ofrecido por:

Es uno de los paraísos costeros de Lugo, uno de esos rincones de la Mariña que recuerdan más al Caribe que a la costa de Galicia, a pesar de sus temperaturas suaves y sus aguas frías.

El municipio de O Vicedo reune infinidad de maravillas naturales en sólo 75 kilómetros cuadrados: pueblos pintorescos, miradores hacia mar y monte, un patrimonio arqueológico notable y un puñado de playas de aguas turquesa. 

Hacemos un recorrido por las playas de O Vicedo, “el Caribe gallego”.

Playa de Abrela

Playa de Abrela (Imagen: Turismo de O Vicedo)

Si recorremos O Vicedo de este a oeste la primera playa que encontramos es la Playa de Abrela, que renueva año tras año su Bandera Azul desde 2009 debido a la limpieza de sus aguas y la calidad de su arena. Es la playa más frecuentada por quienes visitan O Fuciño do Porco debido a su cercanía con la famosa ruta de pasarelas de Punta Socastro

La Playa de Abrela es ideal para el baño por su escaso oleaje y su tranquilidad. Cuenta con merendero a la sombra de los pinos y con un amplio aparcamiento que, en fines de semana de verano puede llegar a llenarse, por lo que conviene ir temprano. 

Muy cerca de esta playa se encuentra uno de los secretos mejor guardados de la zona, la Cova da Doncela, una cueva de difícil acceso entre los acantilados de Punta da Insua. 

Playa de San Román o Area Grande

Playa de San Román (Imagen: Turismo de O Vicedo)

Pasando Punta Socastro encontramos la Playa de San Román o Area Grande, situada en una zona espectacular llena de dunas, acantilados y formaciones rocosas. Si la marea está baja se convierte en un amplio arenal de 1.000 metros de extensión por el que pasear, con su arena blanca y aguas transparentes como todas las de la zona. 

Dos pequeños ríos, el Rego do Vilar y el Rego de Covas, se unen junto a la playa para desembocar en la misma. De San Román parten senderos que transcurren entre los árboles y la zona fluvial que hacen muy agradable el paseo. Como curiosidad, decir que junto a la Playa de San Román se encuentra el único asentamiento vikingo de Galicia: el yacimiento arqueológico Os Moutillós, que permanece oculto para su conservación. 

Playa de Xilloi

Playa de Xilloi (Imagen: Turismo de Galicia)

Es una de las mejores playas de Galicia, con su perfecta forma de media luna y protegida del viento por el sistema dunar que la rodea. Situada a los pies del Monte Cacho, la Playa de Xilloi cuenta con una amplia zona de dunas y servicios mínimos con escasas construcciones alrededor, lo que le confiere un gran encanto y aumenta la sensación de aislamiento. 

Sus 900 metros de longitud, el sorprendente color turquesa de sus aguas y su arena blanca y fina la convierten en un lugar paradisíaco, en una playa imprescindible para disfrutar del verano gallego. 

Playa de Caolín

Playa de Caolín (Imagen: Turismo de Galicia)

Más que una playa es una pequeña cala de 180 metros, rodeada de vegetación, muy resguardada y de aguas calmas color esmeralda, perfecta para bañarse sin peligro. Recibe su nombre de un lavadero de caolín próximo y su arena recuerda a esta arcilla blanca y fina. 

La Playa de Caolín es de fácil acceso aunque su punto débil es la falta de aparcamiento. 

Playa de O Vidrieiro

Playa O Vidrieiro (Imagen: Turismo de Galicia)

A 200 metros de O Caolín está la también pequeña Playa de O Vidrieiro, que sigue las premisas de la anterior: son 130 metros de arena fina rodeada de vegetación en un lugar muy protegido del viento. 

Tiene algunas formaciones rocosas en la arena y otras que emergen del agua que le dan un aire muy fotogénico. Las palabras se quedan cortas para describir la belleza de esta cala, lo mejor es visitarla y convencerse por uno mismo. 

Playa de Area Longa

Playa de Arealonga (Imagen: Turismo de Galicia)

La última gran playa de O Vicedo es la Playa de Area Longa, que hace de frontera natural con el vecino municipio de Mañón. En este punto desemboca el río Sor, dando lugar a un paisaje de belleza indescriptible. 

Area Longa es un amplio arenal que supera los 2 kilómetros de extensión que con marea baja se convierte en un escenario idílico para el paseo. Está rodeada de pinares que proporcionan sombra y cuenta con varias cuevas que le dan un aspecto muy escénico. 

Cuenta con pocos servicios y por ello carece de Bandera Azul, pero su esencia salvaje forma parte de su belleza. 

Pequeñas calas de O Vicedo

 Playa de Toxido (Imagen: Turismo de Galicia)

Además de sus principales playas O Vicedo está plagado de pequeñas calas menos visitadas, algunas por su difícil acceso, y por ello nada masificadas. Son la Playa dos Monxes-Alegrín, la Playa de Pereira visible desde Punta Socastro, la Playa de Toxido (que puede admirarse desde el Mirador de Tixoso) o la Playa de Fomento

También hay que citar la Playa de Moledos, poco accesible, y la Playa de Chamadoiro, también llamada Pena Furada, todas ellas situadas entre acantilados y exuberante vegetación. 

 Ruta Costa O Vicedo (Imagen: Turismo de Galicia)

Para los amantes del senderismo nada mejor que recorrer la PR-G 156 Ruta Costa de O Vicedo, un sendero lineal de 13 kilómetros y baja dificultad que parte del puerto de O Vicedo y permite disfrutar del espectacular litoral del municipio hasta acabar en la Playa de San Román.

Es la ruta homologada situada más al norte de Galicia y pasa por las principales playas de la zona, como Area Grande, Xilloi, Caolín y Vidreiro, además de regalarnos vistosas dunas, cuevas marinas y miradores de vértigo a pie de acantilado. 

Otra ruta para conocer la zona es el Camino Natural del Cantábrico, más exigente y con varias etapas, que se prolonga hasta Ribadeo. 

Emma Sexto

Un mundo infinito

Vivir