El Español
Vivir
|
Escapadas

Conoce la Fundación Serralves, un entorno único a menos de dos horas de Galicia

La ciudad de Oporto tiene mucho que ofrecer y este lugar es uno de esos sitios mágicos: un paseo por los árboles, arquitectura art decó y mucho arte, reunidos en un mismo espacio
Fundación Serralves, en Oporto (Portugal).
shutterstock
Fundación Serralves, en Oporto (Portugal).

Oporto es un destino bastante habitual para los viajeros del sur de Galicia, sobre todo para los que más cerca viven de la frontera lusa. A dos horas escasas en coche o en autobús desde Vigo, con un paisaje característico de tejados anaranjados e impresionantes puentes sobre el río, la ciudad portuguesa se ha convertido en una de las favoritas de los gallegos. Incluso hay billetes en promoción por cinco euros para viajar en el llamado Tren Celta hasta allí.

Su tamaño es asequible y permite recorrerla en un par de días, aunque la atención turística recae, sobre todo, sobre el casco histórico. La Torre de los Clérigos se alza entre el resto de edificios como punto de referencia, como señal de que por mucho que camines sigues allí, en Oporto, una ciudad que ha sabido mantener una esencia tradicional en su arquitectura pero donde se respiran aires de modernidad.

Con todo, hay sitios de Oporto más allá del corazón de la ciudad que merece la pena visitar si te hospedas más de un día allí, como la Fundación Serralves. Este imponente lugar, situado en el parque homónimo, alberga algunos de los enclaves más bonitos de la ciudad.

Qué es la Fundación Serralves

Exterior de la Casa Serralves. Foto: Shutterstock

La Fundación Serralves está ubicada en el Parque Serralves, a quince minutos en coche del centro de Oporto. Es un amplio espacio compuesto por varios puntos de interés, la Casa Serralves, el Museo de Arte Contemporáneo, el parque natural, la Casa del Cine Manoel de Oliveira y el pasadizo elevado entre los árboles.

En sus inicios, la Fundación era un entorno privado que pertenecía al segundo Conde de Vizela, Carlos Alberto Cabral. La casa y el parque se construyeron como villa de verano de la familia; el conjunto fue diseñado y llevado a cabo entre 1925 y 1944. El conde vivió allí con su mujer Blanche Daubin desde que finalizaron las obras, pero en 1955 le vendieron la propiedad al empresario portugués Delfim Ferreira con una única condición: no transformar la casa.

En 1987, el Estado portugués adquirió la propiedad de Serralves a los herederos del empresario y la abrió al público como lugar de exposiciones de arte moderno. El Museo de Arte Contemporáneo no llegaría hasta el año 1999.

Como explican en la página oficial de la institución, la Casa Serralves fue declarada Bien de Interés Público en 1996 por ser un ejemplo perfecto del estilo arquitectónico art déco portugués. Años más tarde, en 2012, el patrimonio de Serralves fue considerado como Monumento Nacional.

Actualmente, la Fundación Serralves se puede visitar (aunque no de forma gratuita). El ticket general que da acceso a todas las instalaciones cuesta 20 euros por persona; para visitar individualmente las atracciones, el precio es de 12 euros. Las entradas están a la venta de forma online y hay varios descuentos por edad o presentando documentación.

Casa Serralves

Fachada exterior de Casa Serralves. Foto: Shutterstock

Parada obligatoria para amantes de la arquitectura y el diseño de interiores. La Casa Serralves es una joya del art déco de tres pisos de altura, a pesar de que no se conservan casi piezas del mobiliario original, que fue vendido en diferentes subastas y se desperdigó por el mundo.

La Casa fue reformada por el arquitecto Álvaro Siza conservando rigurosamente su esencia. Los tres diseñadores principales de la obra primigenia fueron Charles Siclis, José Marques da Silva y Emile Jacques Ruhlmann.

Actualmente está disponible hasta el 6 de marzo de 2022 en su interior la exposición «Signos e Figuraçoes» de Joán Miró.

Museo de Arte Contemporáneo

Interior del Museo. Foto: Shutterstock

El Museo de Arte Contemporáneo, como explicamos antes, abrió sus puertas en 1999. El edificio es en sí una obra de arte, pues fue diseñado por uno de los arquitectos más prestigiosos de Portugal (y probablemente de todo el mundo), Álvaro Siza.

En la página de la Fundación narran cómo se escogió la ubicación para el museo teniendo en cuenta que generase «el menor impacto posible» en el entorno del parque. Así, la relación del jardín y el edificio se logró con un diseño eficaz de la planta baja; en palabras del propio Siza, «en el caso de Serralves, donde hay ese bosque fantástico afuera, es obvio que colocar aquí este patio abierto trae el paisaje al interior del edificio. De hecho, la ventana lo demuestra muy bien».

¿Y qué podemos encontrar en su interior? Pues este amplio edificio tiene diferentes salas y hasta una biblioteca. Actualmente la exposición temporal disponible es «Ai Weivi: Entrelaçar», hasta el 9 de julio de 2022. El resto de espacios del museo albergan la colección de la Fundación, que tiene su versión online en abierto en Google Arts & Culture.

El parque que rodea el Museo tiene once esculturas de diferentes artistas. Por ejemplo, un cubículo de cristal creado por Dan Graham, llamado Double Exposure;unos bancos giratorios de Veit Stratmann que parecen asientos de una grada, Pour le parc; o una pala gigante de los artistas Claes Oldenburg y Coosje van Bruggen, Plantoir.

Escultura de Claes Oldenburg y Coosje van Bruggen, Plantoir. Foto: Shutterstock

Casa do Cinema

Uno de los exteriores de Casa do Cinema. Foto: Wikimedia Commons.

Hay dos exposiciones para disfrutar en la Casa do Cinema: «O princípio da incerteza», de Manoel de Oliveira y Agustina Bessa-Luis (muestra temporal, disponible hasta el 5 de junio de 2022) y «Manoel de Oliveira», una exhibición permanente. Además, proyectan películas en el Auditorio, siempre en versión original con subtítulos en inglés. Actualmente el ciclo de cine en activo está dedicado a Ai Weiwei y se prolongará hasta el 26 de julio del próximo año.

Treetop walk

Esta espectacular pasarela de madera fue una de las últimas incorporaciones a la Fundación Serralves, inagurada en 2019 con motivo del 30 aniversario del parque. La estructura tiene como objetivo observar de una manera distinta, más cercana, la naturaleza.

El proyecto fue concebido por por el arquitecto Carlos Castanheira en colaboración con Álvaro Siza Vieira. En 2020 fue ganador del premio Real Estate – Categoría de Arquitectura / Construcción Sostenible, y Mención de Honor en la categoría de Empresa Turística.

Parque Serralves

Un rincón del Parque Serralves. Foto: Shutterstock

Por último, pero no por ello menos importante, en la Fundación están los jardines de Serralves, diseñados por el arquitecto Jacques Gréber en los años 30 del siglo XX. 18 hectáreas en las que se insertan los anteriores edificios y donde es posible ver un ejemplo de patrimonio paisajístico propio de Portugal.

Dentro de los jardines podemos encontrar el Restaurante Salves, por si te apetece comer sin salir del recinto. En definitiva, la Fundación es un entorno privilegiado en el que pasar un gran día y a un paso del centro de Oporto.

TEMAS:
Vivir