El Español
Vivir
|
Escapadas

Casas rurales con piscinas infinitas, la unión perfecta para estas vacaciones en Galicia

Los alojamientos rurales ofrecen una atractiva fusión de exclusividad y contacto con la naturaleza, pero sin llegar a renunciar a los pequeños lujos; y uno de estos servicios que están siendo tendencia en Galicia son las "infinity pools"
Casa rural con piscina infinita en Meis.
El Abuelo de Arcos
Casa rural con piscina infinita en Meis.

Las casas rurales han sabido potenciar y aprovechar todas sus ventajas para convertirse en una de las mejores opciones a la hora de elegir alojamiento turístico. Privacidad, tranquilidad, comodidad y contacto con la naturaleza, son sólo algunas de las premisas que más destacan en su oferta. En lugares como Galicia, el valor añadido de estos hotelitos rurales hace que sean uno de los espacios más demandados para disfrutar de unas buenas vacaciones o escapadas de fin de semana.

Y pese a lo que muchos puedan pensar, hospedarse en estas casas rurales no tiene porque significar renunciar a los pequeños lujos. De hecho, cada vez son más los espacios de estas características que disponen de grandes jardines y zonas de baño con infinity pools ―producen un efecto visual de expansión sin límites e inmensidad acuática― e incluso jacuzzis. En este artículo vamos a descubrir algunos de los alojamientos rurales en Galicia que cuentan con sus propias piscinas infinitas (o muy similares) con unas impresionantes vistas al horizonte marino o montañoso. 

Abuelo de Arcos (Meis, Pontevedra)

Panorámica de El Abuelo de Arcos. Foto: Cedida

En el corazón de Meis se localiza una acogedora y rehabilitada casa familiar ―con esencia de hotel boutique― dedicada al turismo rural en las Rías Baixas: El abuelo de Arcos. Este alojamiento, exclusivo para adultos y de tan sólo 7 habitaciones dobles, se ubica en un entorno natural repleto de historia, personalización, privacidad y confort. En el interior del espacio la decoración se equilibra entre la modernidad y el hacer sentir a los huéspedes como en casa. Por otro lado, sus exteriores son todo un remanso de paz donde poder desconectar o llevar a cabo diferentes actividades. Pero sin lugar a dudas, la joya del Abuelo de Arcos es su piscina infinita y sus increíbles vistas hacia el valle del Salnés.

Villas de Sanxenxo (Sanxenxo, Pontevedra)

Villas en la zona de Montalvo. Foto: Hotelmix

Sanxenxo es el destino turístico por excelencia de las Rías Baixas. Por esta razón, en todo su territorio no podía faltar alguna opción de alojamiento alejado del núcleo urbano que contase con una piscina infinita entre sus instalaciones. En el entorno costero entre Portonovo y A Lanzada podemos encontrar varias villas individuales que disponen de sus propias infinity pools, desde las cuales se puede contemplar el océano, las islas Atlánticas y los mejores atardeceres de la comarca do Salnés. Este es el caso de un acogedor y moderno Chalet en Bascuas de cuatro dormitorios; y una Casa de vacaciones en Montalvo con capacidad para 10 personas y todos los lujos.

Quinta de San Amaro (Meaño, Pontevedra)

Piscina exterior del hotel. Foto: Quinta de San Amaro

La Quinta de San Amaro dispone de una de las mejores ofertas de las Rías Baixas en cuanto a gastronomía ―ya que disponen de restaurante propio― y alojamiento se refiere. Este pequeño hotel rural de apenas 14 habitaciones se encuentra emplazado en un entorno natural inmejorable, en mitad del valle del Salnés, en Meaño. Más allá, el espacio dispone de varias zonas verdes, terraza con encanto y elementos arquitectónicos de gran valor patrimonial y paisajístico, como un hórreo tradicional y su homónimo acristalado. Además, en la Quinta de San Amaro también podremos encontrar una piscina casi infinita, con vistas a los viñedos y la naturaleza mágica de Galicia.

Casa Rural Vinosabroso (Mondariz, Pontevedra)

Piscina exterior Vinosabroso. Foto: TripAdvisor

Aunque pueda parecerlo, el término de infinito no acompaña a la piscina exterior de la Casa Rural Vinosabroso, en Mondariz. Esto no quiere decir que la experiencia final no se le aproxime, ya que un baño entre sus aguas, con los paisajes rurales y montañosos de fondo, es capaz de generar esa misma sensación de expansión sin límites. El alojamiento de Vinosabroso combina lo mejor del turismo rural y la cultura del vino para ofrecer una experiencia única a su clientela, poniendo en valor las actividades al aire libre, la gastronomía, el entorno y el buen vino. El espacio dispone de tan sólo cinco habitaciones y una amplia zona ajardinada para disfrutar de toda la tranquilidad del rural gallego.

Casa da Feira (Lobios, Ourense)

Piscina infinita en Ourense. Foto: Casa da Feira


En el municipio ourensano de Lobios, la Casa da Feira es una auténtica joya turística para aquellos que buscan sumergirse entre naturaleza e historia; eso sí, sin dejar de lado los pequeños lujos. La finca y sus jardines están repletos de elementos de gran valor patrimonial y paisajístico, entre ellos un molino harinero, olivos recién plantados y huertos o las caballerizas. Además, Casa da Feira puede presumir de tener su propio rincón con encanto: la zona de baño y su pisicina infinita, que busca constantemente el horizonte montañoso de día y la inmensidad del cielo durante las noches.

Areal (Viveiro, Lugo)

Piscina infinita en Areal, Lugo. Foto: TripAdvisor

La casa rural Areal, en Lugo, ofrece a sus huéspedes la posibilidad de nadar en una piscina infinita con vistas al valle de Viveiro. Ubicado entre paisajes de costa y montaña, este alojamiento rural, que antiguamente era una casa solariega, dispone de nueve amplias habitaciones, equipadas todas ellas con hidromasaje privado. Cuenta con una finca de 2 hectáres repleta de rincones con encanto y todos los servicios para sus huéspedes: terrazas cubiertas (con mesas de ping-pong y daros), pista de pádel y una impresionante piscina panorámica de agua salada.

Cabañas Fisterra (A Coruña)

Piscina exterior. Fotos: Cabañas Fisterra

Este complejo de viviendas turísticas en Fisterre está compuesto por 9 cabañanas y una impresionante playa-piscina. Su situación en altura le confiere unas unas espectaculares vistas del entorno, desde la ría de Fisterra a la famosa playa Langosteiro y el Monte Pindo. Todas estas cabañas están equipadas, entre otras cosas, con jacuzzi en su interior, cocina y estufa de pellets para los meses de invierno. A pesar de que las Cabañas Fisterra no cuentan con una infinity pool entre sus instalaciones, la zona de baño merece una mención especial en esta lista, tanto por su peculiaridad como por sus panorámicas, que en este caso sí son infinitas.

Aldea Os Muíños (Rianxo, A Coruña)

Piscina exterior Aldea Os Muíños. Foto: Airbnb

La Aldea Os Muíños es un singular alojamiento rural cuya historia y entorno conforman una auténtica joya turística en Rianxo. El alojamiento fue construido sobre un antiguo molino vivienda datado del año 1804 y adaptado a las necesidades actuales. El espacio dispone de una finca con más de 10.000 m2, donde se encuentran distribuidas las diferentes edificaciones y servicios, como una piscina y jacuzzi de verano, sala de relajación, parking, barbacoas, porches cubiertos y otras zonas ajardinadas. Cabe destacar que la zona de baño es bastante amplia, y aunque las vistas de la misma están dirigidas al entorno de la parcela, el contacto con la naturaleza la convierte en un lugar especial para la relajación y el disfrute de los huéspedes.

Bonus Track: Cerquido Village & Spa (Ponte de Lima, Portugal)

Pisicina infinita en Ponte de Lima. Foto: Cerquido Village & Spa

A tan sólo 48 kilómetros de Vigo, muy cerca de la frontera con Galicia, en la Serra d'Arga, se encuentra Cerquido Village & Spa. Este alojamiento de lujo fusiona comodidad y turismo rural para ofrecer a la clientela diferentes tipos de estancias y experiencias. Cinco casas de piedra, tres bungalows con estética típica portuguesa y un antiguo refugio reformado y mucho más moderno, conforman la oferta de habitaciones de este hotelito rural. Además, el complejo turístico cuenta con una piscina infinita con vistas a los jardines y la sierra, así como otra impresionante piscina interior climatizada y jacuzzi con sistemas de cromoterapia.

Vivir