El Español
Vivir
|
GastroGalicia

A de Maruja abre en Matogrande: Pizzas, bocadillos, hamburguesas y noodles con sabor gallego

Su nuevo local está situado en la calle Juan Díaz Porlier, en el barrio coruñés de Matogrande. Por el momento solo funcionará con servicio a domicilio y para recoger en el local, pero próximamente estará totalmente abierto al público

Contenido patrocinado

A de Maruja lleva más de dos años cocinando con productos de la tierra y un cuidado total y minucioso en cada una de sus elaboraciones. Su filosofía gastronómica de respeto al producto y al sabor le obliga a tener como norma no distribuir comida más allá de un radio de acción de cinco minutos desde que sale de cocina. “De esta forma nos aseguramos de que la comida llega al cliente en perfectas condiciones”, explican a este medio los fundadores de la marca. 

El coronavirus obligó a este negocio de hostelería a centrarse (con gran aceptación) en el ‘delivery’ y el "take away". Una vez terminada la pandemia, A de Maruja abrió al público en el mes de junio en Novo Mesoiro con enorme éxito.

Su local te permite disfrutar in situ la experiencia de la original propuesta gastronómica de A de Maruja, que se basa en platos conocidos por el público, pero cocinados con productos frescos de calidad con sabores propios de Galicia. Sus fundadores no descartan ir creciendo hacia el centro de la ciudad, manteniendo las dos líneas de negocio: locales abiertos al público y un servicio a domicilio de calidad, realizados con repartidores propios.

Los clientes que se acerquen a A de Maruja, nombre que hace referencia a la madre de los fundadores, se van a encontrar con una carta que ofrece pizzas hechas con harinas gallegas y su salsa de tomate natural cocinada durante 5 horas. Destaca especialmente la pizza de pulpo a feira, la Costa da Morte (con carpaccio de vieira, langostinos  y wakame) o la de Cecina de León IGP. 

Este compromiso por la calidad y la originalidad se aprecia, todavía más, en el apartado de los bocatas. De hecho, el germen de A de Maruja empezó a tomar forma entre sus creadores porque se percataron de que en A Coruña no había una oferta de bocadillos de siempre. De bocadillos donde nadie se preocupase de los ingredientes porque siempre eran buenos. Nadie podía pensar que el pan no fuese fresco, que el jamón no fuese asado en el local o el pollo fuera pollo. Así, en este apartado están presentes clásicos como el bocata de calamares, propuestas más personales como el de albóndigas, y recetas vegetarianas como el Daleira, que es a base de berenjena, hummus y pimiento del piquillo. Además, hay opciones muy típicas de la tierra como la de porco asado.

Entre las hamburguesas de A Maruja destaca la de "pimentos" algo compleja debido a la composición de 3 recetas de pimientos en la misma burger y una carne tratada por ellos mismos. Al igual que los bocadillos todos se sirven sobre un pan fresco de Carral que llega diariamente a sus puertas. 

La carta de A de Maruja también incluye noodles, que entremezclan la receta oriental con los sabores más gallegos. Así, los de ternera se cocinan tomando como base un guiso tradicional o los de Fisterra, que cuentan con zamburiñas, langostinos y Codium. Luego tiene una cuidada selección de ensaladas y de entrantes, entre los que destacan unos chipirones auténticos, y el queso Provolone, que se marida con chorizo criollo o jamón. 

Como no podía ser de otra forma, en el terreno de los postres, A Maruja apuesta por su propia versión de la tarta de queso, que bautiza como ‘estilo centolo’. Y una versión del tiramisú “apta” solo para adultos.

Vivir