El Español
Economía
|
Empresas

Vegalsa-Eroski evita el desperdicio de más de 5.000 toneladas de alimentos

La compañía gallega de distribución ha alcanzado el desperdicio cero de alimentos aptos para su consumo en su red de tiendas y plataformas al evitar el desperdicio de más de 5.000 toneladas en el primer semestre del año
Vegalsa-Eroski

La compañía gallega de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski ha alcanzado el desperdicio cero de alimentos aptos para su consumo en su red de tiendas y plataformas a través de su programa ‘Desperdicio Cero’. Se trata de una iniciativa medioambiental que, según informa la compañía gallega, "está vinculada a su vez a fines solidarios a través de la cual realiza donaciones de productos a entidades sociales para ayudar a colectivos vulnerables de las Comunidades en las que opera y que le ha permitido evitar el desperdicio de más de 5.000 toneladas de alimentos en este primer semestre del año".

La compañía lo ha hecho a través de las donaciones de producto realizadas desde su red comercial, con un total de 300 toneladas de alimentos entregadas; de la activación en sus establecimientos de ofertas de consumo rápido, lo que le ha permitido dar salida en este periodo a 3.800 toneladas de alimentos, y de la gestión circular de residuos orgánicos, a través del tratamiento de 917 toneladas de alimentos.

Para evitar el desperdicio alimentario, la compañía aplica un descuento de hasta un 50% en sus establecimientos a todos aquellos productos que tienen una fecha de caducidad próxima. Además, todos los alimentos que son aptos para el consumo se entregan también a organizaciones sociales, a través de la colaboración con más de un centenar de entidades benéficas locales. Ello ha permitido que en los últimos tres años la compañía haya evitado el desperdicio de cerca de 2.500 toneladas de alimentos aptos para el consumo, según informan.

La alimentación no tiene desperdicio

Todos los alimentos donados son productos frescos y de alimentación que se retiran de los lineales bien porque su fecha de caducidad está próxima, pero son aún aptos para el consumo, o porque su envase presenta una pequeña deficiencia como una simple abolladura o rotura de embalaje que impide su venta. Para garantizar su estado óptimo para el consumo, desde Vegalsa-Eroski se lleva a cabo un protocolo de actuación que vela escrupulosamente por la seguridad alimentaria de los productos donados.

En el caso de que los alimentos no sean ya aptos para el consumo la compañía les da una segunda oportunidad entregándolos a empresas especializadas encargadas de procesarlos.

Promovida por la Asociación de Empresas de Gran Consumo AECOC, la cuarta edición de la Semana Contra el Desperdicio Alimentario se llevará a cabo entre el 27 de septiembre y el 2 de octubre, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de Conciencia de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, mañana miércoles 29 de septiembre.

Economía