El Español
Economía
|
Sostenibilidad

Naturantas: Remedios naturales trasladados a aceites e infusiones en Antas de Ulla (Lugo)

La abuela de Yolanda Delgado le transmitió su conocimiento sobre las plantas, un saber que ahora esta emprendedora vierte en los productos que elabora con cariño y dedicación en el rural de Galicia
Stand de Naturantas en una feria.
Cedida
Stand de Naturantas en una feria.
Ofrecido por:

"Naturantas es el poder de la naturaleza al servicio del bienestar personal mediante la elaboración tradicional de remedios naturales con plantas procedentes de la comarca de A Ulloa en Antas de Ulla". Así define Yolanda Delgado un proyecto de vida que ha bautizado como Naturantas y que ofrece múltiples opciones de aceites naturales, jabones artesanales, velas o infusiones creados con cariño y paciencia en el rural de Galicia.

Esta firma ofrece a sus clientes cosméticos elaborados de forma artesanal con ingredientes naturales. Delgado asegura que gran parte de lo que sabe sobre las plantas se lo debe a su abuela, que le transmitió todo su conocimiento sobre el poder de las plantas y su aplicabilidad en diferentes ámbitos, desde la cosmética hasta la medicina. "Naturantas lleva aquí toda la vida, lo que he hecho es elaborar los remedios tradicionales que me enseñó mi abuela y, sabiendo los resultados de estas recetas, decidí ofrecerlos al público", responde la emprendedora.

Productos naturales con diferentes propiedades

Las plantas que Yolanda Delgado usa para la elaboración de sus productos son aquellas que durante cientos de años han empleado los habitantes de la comarca de A Ulloa. "Son muchas y muy variadas y cada una tiene unas propiedades determinadas, dependiendo como, donde y para que se empleen: desde una infusión de manzanilla de A Ulloa para una buena digestión hasta unos vahos de eucalipto para la sinusitis pasando por la tintura de árnica para golpes o hematomas", enumera la responsable de Naturantas.

Delgado defiende que los productos naturales son aceptados por el organismo con más facilidad que los principios activos aislados farmacéuticamente y asegura que su efectividad en el tratamiento de diferentes dolencias "está más que reconocida". Estos artículos, además, son aptos para cualquier persona, aunque la responsable de la firma insiste en la importancia de que se apliquen a menores bajo la supervisión de un adulto y no los recomienda para embarazadas. "Aunque para hacer desaparecer las estrías postparto, el aceite de hipérico es único", añade la emprendedora.

"En personas mayores son muy recomendables los aceites de hipérico y caléndula por su poder antirreumático, antiinflamatorio, regenerativo, prevención de calambres y reducción de varices", explica Delgado sobre las opciones que comercializa. Precisamente el hipérico es, junto el árnica, uno de los productos más demandados "en sus diferentes presentaciones", siendo el primero uno de los más populares "por sus propiedades antidepresivas".

Varios botes de aceite hipérico de Naturantas (Cedida).

Esta firma gallega dispone de una amplia gama de aceites naturales, pero también de otros productos. Así, Naturantas comercializa infusión de árnica, de caléndula o de eucalipto, así como diferentes jabones sólidos que van desde el de aloe vera hasta los de coco, lavanda o ruda, entre otros. Las velas de jazmín y de lavanda, que pueden adquirirse en dos tamaños, también forman parte del catálogo de la marca.

¿Cómo se elaboran los productos de Naturantas?

Yolanda Delgado se encarga personalmente de la recolección y elaboración de sus productos, además de su venta tanto de forma presencial como a través de la web. Un proceso que requiere dedicación y tiempo y que da como resultado las propuestas únicas de Naturantas.

La elaboración del aceite comienza con la recolección de las plantas en una zona de más de 1.000 hectáreas de campo y monte situada en Antas de Ulla. Este proceso se realiza en el primer momento de la floración, ya que el capullo recién abierto es "la parte más medicinal de una planta cuando usamos la flor". Las plantas, a continuación, reposan durante 24 horas en una zona de secado para eliminar la humedad antes de pasar a ser mezcladas en un madurador de acero inoxidable con aceite de almendras dulces.

Esta mezcla oleosa se filtra con colador y gasa de algodón pasados 40 días con el objetivo de eliminar cualquier resto de las plantas. "Para la conservación, se introduce el aceite en depósitos de acero inoxidable, manteniéndolo en un lugar fresco, oscuro y seco para alargar al máximo sus propiedades medicinales", indica Delgado, que concreta que el líquido se envasa en recipientes de 30 mililitros para su comercialización.

Árnica recolectada para Naturantas (Cedida).

El proceso es diferente para elaborar infusiones, ya que las plantas están en el secadero durante 24-48 horas a entre 30 y 40 grados hasta que se consigue una humedad de menos del 12%, momento en el que el producto puede ser almacenado y envasado. Las velas, por último, se hacen con aceites esenciales y cera de soja, que se calienta a 80 grados para incorporar el colorante y se deja enfriar hasta los 45 para añadir los aceites. La cera se vierte, ya a 40 grados, en el frasco de vidrio y se deja enfriar 24 horas.

Economía