El Español
Economía

Miño (A Coruña) amplía hasta 2043 el pago de la deuda municipal con el Estado

El Ministerio de Hacienda aprobó la adhesión del ayuntamiento coruñés a la financiación de las deudas, en su caso generada por el proceso de urbanización de Fadesa en Costa Miño, a través del ICO
La Playa Grande de Miño.
Turismo.gal
La Playa Grande de Miño.
Ofrecido por:

El Concello de Miño (A Coruña) recibió la confirmación de que el Ministerio de Hacienda aprobó la solicitud de adhesión a la medida estatal para la financiación de las deudas de las administraciones locales a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Esto le permitirá al ayuntamiento coruñés ampliar el plazo de pago total de la deuda municipal con el Estado hasta el año 2043.

El acuerdo permite agrupar los dos créditos a los que deben hacer frente actualmente las arcas municipales en uno solo y aumenta el plazo de amortización en 5 y 13 años respectivamente. Antes de la aplicación de esta medida, el Concello de Miño tenía dos préstamos adquiridos para hacer frente a la deuda generada por el proceso de urbanización de Fadesa en Costa Miño.

Más plazo para pagar

El principal, de 12 millones de euros, se empleó para abonar los terrenos expropiados tras las correspondientes sentencias judiciales, cuyo periodo de amortización finalizaba en 2038 gracias a la ampliación de diez años lograda en 2019 por el gobierno local actual. El otro crédito, de siete millones de euros, se usó para abonar los intereses reconocidos por sentencia judicial a los expropiados, terminaba en 2030.

El acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno del Estado para asuntos económicos permite agrupar los dos créditos en uno que tendrá la vigencia del de mayor cuantía y más plazo y aumenta ese periodo de amortización en 5 años, llegando así hasta 2043, según explica el ayuntamiento en un comunicado. El plazo de pago del crédito de mayor cuantía se amplía así en cinco años y del de menor en 13 años, por lo que el Concello pasa de pagar 1,6 millones de euros al año a 0,9 millones. El acuerdo establece, además, un periodo de carencia de dos años por lo que no tendrá que comenzar a amortizarse la deuda hasta 2023.

Agora que xa temos aprobada esta medida poderemos comezar a traballar no novo escenario que se nos presenta xa que supón un alivio para a situación das contas municipais, indicó el alcalde de Miño, Manuel Vázquez Faraldo. El regidor considera que el Concello no debería ter que hacer frente a esta deuda, pero reconoció que " “non é o mesmo devolver o diñeiro en 10 anos que en 25".

Economía