El Español
Economía
|
Sostenibilidad

Los Sabores del Camino: Un recorrido hasta Santiago a través de mejillones ecológicos gallegos

Esta marca transforma los mejillones de Galicia inspirando cada una de sus recetas en una ruta de peregrinación diferente con el objetivo de ofrecerle al consumidor un producto saludable y sabroso al que se incorporan ingredientes de kilómetro 0 con DOP o IGP
Los mejillones ecológicos de Los Sabores del Camino.
Cedidas
Los mejillones ecológicos de Los Sabores del Camino.
Ofrecido por:

Los Sabores del Camino traslada al paladar del consumidor el sabor del Camino de Santiago a través de diferentes productos en los que el mejillón gallego y ecológico es el protagonista. Una propuesta gastronómica en la que la innovación y la tradición van de la mano y en la que los ingredientes de primera calidad juegan un papel fundamental.

"Entendemos el Camino de Santiago como algo muy amplio: como eje vertebrador de los pueblos, donde a través de los tiempo las personas se han relacionado. La gastronomía es un pilar de esa vertebración", explica una de las socias fundadoras, Milagros Castro, que indica que esta marca joven lleva solo un año con sus conservas en el mercado.

Mejillones de Los Sabores del Camino en los tarros de cristal (Cedida).

El Códice Calixtino (Codex Calixtinus) fue una fuente de inspiración para los responsables de la firma, que encontraron en esta guía de viaje una ayuda inestimable para conocer como discurría el Camino de Santiago en el siglo XII. "Empezamos con una colección en la que el hilo conductor es el mejillón ecológico de Galicia", indica Castro.

Una receta inspirada en cada Camino

"El mejillón es un producto muy autóctono y muy completo desde el punto de vista nutricional, de todos los minerales", indica Castro, que añade: "Nuestros mejillones proceden de la primera batea ecológica que hubo en España, en la ría de Arousa, por donde la leyenda dice que entró el Apóstol. Con todo ese compendio de situaciones, decidimos apostar por los mejillones, y los gallegos son los mejores del mundo debido a la calidad de las aguas y a la tradición de su cultivo".

Cada una de las recetas de Los Sabores del Camino está inspirada en una ruta de peregrinación diferente. "De cada Camino cogemos un ingrediente. Por ejemplo, para los patés nos inspira el Camino Francés porque Francia es la cuna de los untables", explica la socia. Así, la firma tiene actualmente dos patés en el mercado, el de langostinos con mejillones y el de mejillones en escabeche, y prevé presentar en BioCultura en Barcelona del 5 al 8 de mayo otras tres opciones: carabinero con mejillones, buey de mar con mejillones y centolla con mejillones.

"El mejillón al natural lleva solo agua y sal, sin aditivos", indica Castro sobre este producto inspirado en el Camino Inglés, que transcurre principalmente por el mar. Las salsas son otra de las apuestas de la marca, que ofrece mejillones a la gallega (Camino del Norte), mejillones a la marinera (Camino de Levante) y mejillones en salsa verde (Camino de Invierno).

Mejillones en escabeche agridulce, inspirados en el Camino Primitivo (Cedida).

La gama que la firma tiene de este molusco en escabeche, por otro lado, incluye tres productos: mejillones fritos en escabeche Bio DOP 4-6 (Vía de la Plata), mejillones fritos en escabeche Bio DOP 6-8 con Pimentón de Murcia (Camino Portugués) y mejillones fritos en escabeche agridulce Bio DOP 7/10 (Camino Primitivo), este último con miel. "Nuestro escabeche tiene una particularidad: lo hacemos con aceite de oliva virgen extra de la variedad cobransosa y vinagre de uva de vino airén. Tiene una acidez muy suave, y de esa forma nuestra conserva no deja el regusto al escabeche", concreta Castro.

"Incorporamos también la quinta gama: abrir y calentar", añade la socia. Esta opción es perfecta para aquellas personas con poco tiempo para cocinar que no quieren renunciar a una comida con sabor. El potaje de garbanzos de Fuentesaúco con mejillones en caldo de rape (Camino Portugués por la Costa), el estofado de lentejas con mejillones en caldo de rape (Camino Sanabrés) y las alubias guisadas con mejillones en caldo de rape (Camino Mozárabe) son las tres opciones de comida preparada que comercializa la marca.

La importancia de la sostenibilidad

"Creemos en la sostenibilidad ambiental, y esa es la mejor garantía de calidad de nuestros productos", explica Castro, que añade: "Los productos de todas nuestras recetas son de kilómetro 0, lo más cerquita posible, y siempre de la agricultura, ganadería o acuicultura ecológica". Otra de las apuestas de la marca para conseguir ingredientes de primera calidad es apostar por las Denominaciones de Origen o de Indicación Geográfica Protegida y elegir muy cuidadosamente a los productores y proveedores.

"No utilizamos ni aditivos, ni conservantes, ni colorantes, ni potenciadores del sabor químicos... Nuestra conserva es lo más natural posible", explica Castro sobre la apuesta de la marca por lo natural y lo ecológico. Y es que Los Sabores del Camino busca que sus productos rememoren el viaje, una forma de entender la vida. "Siempre decimos que el Camino de Santiago, el camino personal de cada uno, empieza en su casa, en su cocina", ejemplifica una de las responsables de la marca.

La firma parte siempre del respeto por el medio ambiente y defiende valores como "la excelencia, la salud, la sostenibilidad, la tradición o la modernidad". Los responsables de Los Sabores del Camino consideran que los alimentos deben ser universales, naturales y con un precio asequible, y que en su consumo debe primar la sostenibilidad en el tiempo.

Varios de los productos de Los Sabores del Camino (Cedida).

"Utilizamos siempre el tarro de cristal, que tiene menos impacto a la larga, y hemos implementado una recogida de nuestros envases en las tiendas", explica Castro. Así, los ciudadanos entregan el tarro vacío en la tienda donde han adquirido los mejillones para que la firma lo recoja posteriormente y, tras tratarlo, lo utilice de nuevo. "Antiguamente se hacía con la leche o el vino, y ahora queremos que se haga con nuestras conservas", indica la socia de la firma.

La sostenibilidad también se refleja en el empaquetado de los productos, que se guardan en cajas de cartón reciclado y sin plástico. Los Sabores del Camino comercializa sus conservas a través de la web y también en diversas tiendas Bio o de barrio de todo España.

https://www.instagram.com/p/CaxbuTYMVz9/

¿Y cuales son los favoritos? Los patés tienen un público al que le gusta probar propuestas tan novedosas como la mezcla del molusco con el marisco, mientras que los mejillones en escabeche o en salsa son la apuesta de los más tradicionales. "Como nuestras conservas son totalmente naturales, los mejillones a la gallega, por ejemplo, los puedes consumir a temperatura ambiente o calentarlos al baño María para usarlos como salsa de un plato de pasta", explica Castro sobre esta joven y versátil marca que recorre Galicia y la tradición con sus mejillones.

Economía