El Español
Economía
|
Tecnología

Lexdigo Class: un paso adelante en la abogacía desde Galicia

La creación y apuesta de LegalMit por la Inteligencia Artificial para buscar patrones en sentencias judiciales como vía para crear un cambio dentro de la profesión de la abogacía y transformar el sector del Derecho.
Ofrecido por:
Publicidad

Para poner una cara a este artículo, empezaré por presentarme.

Mi nombre es María Seara y soy una de las dos fundadoras de LegalMit. ¿Qué es LegalMit? Pues una empresa de base tecnológica cuya máxima es innovar las empresas de los demás. 

Previamente, y para ponernos en contexto, empezaremos por explicar cómo surgió todo. Hace unos años, al acabar la carrera de Derecho y empezar a trabajar en un despacho me senté a hablar con mi hermana Leticia, que también había estudiado Derecho y, en dicha conversación, nos dimos cuenta de que el mundo de la abogacía apenas había cambiado en los 11 años que habían transcurrido desde una experiencia a otra y, mirando un poco más para atrás, la cosa seguía exactamente igual. En este punto, decidimos que era necesario un cambio en el sector y que nosotras éramos las que íbamos a contribuir a llevarlo a cabo

Empezamos nuestra andanza en YUZZ Santander (lo que ahora es XPLORER), en el Campus Terra de Lugo, con Patricia. Así, comenzamos a formar la semilla que luego brotaría en LegalMit. Una vez que acabamos el programa, decidimos ponernos manos a la obra y crear la empresa, fue aquí cuando llegamos a la Fundación CEL de Lugo, con Rodolfo y Marian, que nos ayudaron a regar nuestra particular planta. Constituimos la empresa, llegamos a ser IEBT (iniciativa empresarial de base tecnológica), y nos incorporamos a las filas de las empresas aceleradas por ViaGalicia, lo que impulsó, particularmente, nuestro crecimiento. En último término y para finalizar este contexto, en este último año, y con una pandemia mundial, conseguimos brotar y dicho brote se concretó en la apertura de una nueva oficina, la contratación de personas, alcanzar un ENISA y, además, un NEOTEC y esto no termina aquí porque continuamos creciendo…

Ahora que estamos en contexto, os cuento un poco más sobre la empresa. Empezamos como un software para abogados, Lexdigo, con el fin de digitalizar todos los procesos que se producen día a día en un despacho y no hacerlo con cinco herramientas diferentes, sino solo con una. Pusimos sobre la mesa la gestión documental, la firma digital avanzada, las videoconferencias, registro de actividad para todos los miembros del despacho… Nuestra máxima en aquellos momentos es que se pudiese trabajar desde cualquier sitio como se haría en el despacho tradicional y tener otra forma de relacionarse con los clientes… y todo esto lo teníamos funcionando antes de que el teletrabajo llegase de forma masiva por la crisis sanitaria derivada de la Covid-19 

A raíz de ir introduciéndonos en el mercado, nuestros clientes nos hicieron ver que la solución que proponíamos no solo tenía porque estar centrada en los despachos de abogados y, así, empezaron a formar parte de la familia LegalMit, las asesorías, las empresas de formación, escuelas de idiomas, Colegios de Educadores y Educadoras Sociales, Clúster de Saúde de Galicia, DATAlife, entre muchos otros. 

Y lo que en un principio era una plantita se iba convirtiendo, cada vez más, en un jardín completo. No obstante, nuestra gran pasión siempre ha sido Lexdigo, por lo que seguíamos pensando que no solo hacía falta digitalizar los despachos si no hacer un cambio radical en Derecho. Y así volvimos a aquella mesa de pensar en la que, esta vez, la gran pregunta que nos hicimos fue: ¿Qué pasaría si se pudiesen encontrar patrones dentro de las sentencias de un juzgado? Y, aquí, no hablo de predecir si un juzgado va a estimar o desestimar una sentencia, sino de encontrar verdaderos patrones, al final los jueces son personas, como la que hoy escribe o la que está leyendo, y como personas tenemos sesgos, ¿podemos predecir que, si usamos tal argumentación, conseguiremos llegar a uno de esos sesgos para hacer nuestra acción más favorable o podemos ver cuales artículos de un determinado Código de Derecho será una mejor argumentación en un determinado caso? 

Con la Ley en la mano, los asuntos legales están bastante claros, el problema es el tiempo que invierten nuestros abogados y representantes legales en buscar esa argumentación jurídica, los artículos o jurisprudencia, que van a definir si pagamos esa multa, si podemos reclamar una hipoteca… Y es un tiempo muy valioso, en los despachos de abogados el tiempo suele irse principalmente en buscar esa argumentación legal...

Con esas preguntas, nació Lexdigo Class, y su objetivo es acortar el tiempo y los recursos de preparación de una acción colectiva. Analizando de forma más rápida y eficiente demandas previas contenidas en la base jurisprudencial del país para recoger los mejores fundamentos de Derecho y posibles sesgos utilizados por los Tribunales para resolver demandas.

La idea de Lexdigo Class, y por la que hemos recibido un Neotec, es empezar a confeccionar una red neuronal artificial capaz de analizar los datos que se encuentran de forma masiva dentro de las sentencias judiciales. Usamos la Inteligencia Artificial, tanto en la clasificación de las sentencias como a la hora de la toma de decisiones. Esta debe reconocer los puntos claves que marcan la diferencia entre los casos ganados y los perdidos, y, en base a estos puntos clave marcar los caminos a seguir en futuros casos. Insisto en este punto, que no estamos mirando el Fallo de la sentencia (resolución que, dictada por un juez, pone fin a una causa judicial), si no el camino que se ha seguido para llegar a él. Y ¿por qué no solo mirar el Fallo? Porque por ejemplo en un caso penal, un acusado al que se le pedían 25 años, su letrado consigue una reducción de 20 años, es todo un logro, aunque la sentencia y el fallo sigan siendo condenatorios. 

Lo que queremos conseguir con esta red neural es analizar datos de forma masiva y que la red aprenda usando procesos de machine learning y así conseguir aislar y aprender patrones de conducta para dar de resultado mecanismos para ahorrar tiempo y recursos. Un ejemplo de esto es tener a 25 abogados en una sala analizando sentencias. 24h al día sin tener que descansar nunca, y compartiendo sus descubrimientos individuales entre los 25 profesionales en el mismo momento en que uno encuentra un patrón sin que se pierda ninguna información ni tiempo. 

Esto es Lexdigo Class, y esto es LegalMit, al final somos una empresa que siempre estamos pensando en innovar y al igual que el ejemplo que ponía antes de la planta, siempre estamos intentando crecer más alto.

María José Seara Losada – COO LegalMit
https://www.linkedin.com/in/mariasearalosada/

Economía