El Español
Economía
|
Comercio local

Fernando Iglesias: el librero pontevedrés que ha conquistado España gracias a TikTok

Especializado en cómics manga, este vendedor de Pontevedra ha sabido llegar al público joven de toda la península para convertirse en una estrella que ya suma varios vídeos virales en la red de moda
Fernando Iglesias, propietario de la Librería Baroja en Pontevedra.
Treintayseis
Fernando Iglesias, propietario de la Librería Baroja en Pontevedra.
Ofrecido por:

Todo empezó en septiembre de 2021, cuando Fernando decidió abrirse un canal en TikTok, la red social de moda entre los adolescentes. En ella, publica diariamente vídeos sobre las novedades que llegan a su tienda, la Librería Baroja en Pontevedra, curiosidades de los cómics manga que vende o incluso bromas y parodias comparando las novelas gráficas con grandes obras de la literatura. Desde que se abrió el canal, ha visto cómo varios de sus vídeos han superado el millón de visitas y reconoce que ha recibido en su establecimiento a gente "de toda España".

Fernando Iglesias ha pasado de ser el propietario de una pequeña librería de Pontevedra a ser toda una estrella en redes con una fórmula sencilla pero eficaz: se dirige a un público adolescente y habla exclusivamente de cómics manga. "Ya estaba en Facebook e Instagram, pero para llegar al público que lee manga me venía mejor TikTok y tuve suerte porque mis publicaciones tienen mucho alcance". El librero reconoce que, en redes, "todo es cuestión de suerte", aunque también confiesa que ha aprendido a dirigirse "a los chavales" de una forma que les gusta.

"Se trata de un público muy joven, así que el mensaje está adaptado a ellos", explica: "cuanto más absurdo seas más alcance tienes". Fernando habla de que, en muchos de sus vídeos, es "políticamente incorrecto para llamar la atención de los chavales", fórmula con la que ha conseguido superar el millón de visitas, por ejemplo, comparando una novela gráfica de la colección Jojos al Hamlet de Shakespeare.

https://www.tiktok.com/@libreriabaroja/video/7116810347679452421?_r=1&_t=8XbIBzjTnPh&is_from_webapp=v1&item_id=7116810347679452421

En su librería, que es también quiosco y copistería, tiene una gran variedad de libros, pero en TikTok ha decidido anunciar únicamente cómics manga. "No puedes tratar de anunciarlo todo, así que yo me decidí por esto y funcionó", por lo que hace contenido diario sobre nuevos cómics, reposición de colecciones o bromas relacionadas con alguna de las novelas gráficas que vende en la Librería Baroja.

Llegar a cada rincón de la península

Fernando reconoce que lo que empezó prácticamente como una prueba lo ha llevado a hacer "el mejor agosto de la historia" de la librería, aumentando las ventas hasta en un 60% con respecto al resto del año. "Normalmente diciembre es el mes más fuerte, pero este verano vino mucha gente de fuera, de otros sitios de Galicia pero también de toda España, que venían porque me habían visto en el móvil y querían conocerme".

El librero ha instaurado una suerte de "fenómeno fan" entorno a su persona que hace que decenas de seguidores visiten su establecimiento para grabarse vídeos con él y comprar alguno de sus cómics, "que incluso a veces se llevan firmados por mí". "Es la magia de TikTok: la gente de Pontevedra está acostumbrada a mí, pero los de fuera vienen ilusionados a verme", cuenta.

Lo cierto es que, de algún modo, Fernando ha sabido moverse para no perder nunca su posición en la ciudad y, aunque empezó apostando por los libros de taekwondo "sin vender ni uno" y pasó una larga temporada haciendo fotocopias y temarios para las academias de informática de Pontevedra, actualmente dedica la mayor parte de su tiempo a vender cómics manga. "Empezó porque en 2008 cerraron todas las academias a las que yo servía y tuve que reinventarme, así que me suscribí al catálogo de novedades de alguna editorial y empezaron a llegarme cómics, que vi que se vendían bien".

Fernando Iglesias, propietario de la Librería Baroja de Pontevedra. Foto: Treintayseis

Así, poco a poco, fue adquiriendo más y más novelas gráficas y ordenándolas "por editorial, como buenamente podía", pero sin tener mucha idea. No fue hasta hace un par de años cuando se decidió a leer un cómic manga. "A mí me gustaba la novela gráfica europea, de temática histórica, y actualmente hay mucho manga que no leería porque no me interesa, pero Bersek, por ejemplo, me encanta".

Dentro del manga, reconoce, hay muchísimos géneros "de los que algunos ni abriría los libros", aunque él vende de todo. "El cómic y la literatura son arte y el arte está para gozarlo, para disfrutarlo: yo soy vendedor, no lector ni bibliotecario y por eso para mí sería un castigo leerlo todo". Fernando, con una década al frente de la librería a sus espaldas y muchas (muchas) especializaciones, parece haber encontrado su verdadera vocación en el supuesto enemigo de los libros: los móviles de los jóvenes han sido su catapulta para fomentar la lectura.

TEMAS:
Economía