El Español
Economía
|
Empresas

Espacios inmersivos para el "último adiós": Un tanatorio gallego apuesta por la tecnología

El tanatorio Albia de A Coruña realiza proyecciones en las paredes de las salas que trasladan a los familiares al mar, a un bosque, a la montaña e incluso al universo para que la despedida de su familiar sea lo más exclusiva y cercana posible
El tanatorio Albia de A Coruña.
Tanatorio Albia
El tanatorio Albia de A Coruña.

Tecnología inmersiva con proyecciones en las paredes de las salas que trasladan a los familiares al mar, a un bosque, a la montaña o directamente al universo. Esta es la revolucionaria propuesta del tanatorio-crematorio Albia de A Coruña (Madame Curie, 3) para que el último adiós a los seres queridos sea lo más especial posible dentro de las tristes circunstancias.

El objetivo es crear para los familiares de los fallecidos "despedidas exclusivas y personalizadas", donde se genera una atmósfera "lo más cálida posible" a través de cuatro opciones de vídeo que se proyectaran en las paredes de dos salas en las que se está llevando a cabo este servicio. De esta manera, esta empresa líder en el sector funerario no solo cuida todos los aspectos técnicos derivados del fallecimiento de una persona, sino también la parte emocional de los que sufren la pérdida.

Los proyectores a través de los que se reflejarán los vídeos en las paredes disponen a su vez de un sistema de control remoto que permitirá encenderlos y apagarlos, regular la intensidad de la luz y activar diferentes contenidos. En este sentido, el tanatorio cuenta con un Departamento de Atención Emocional que pone de manifiesto el cuidado de las familias y que puedan realizar una despedida cercana y tranquila a sus seres queridos en la más estricta intimidad.

Desde la empresa funeraria, trasladan que este innovador sistema de despedida basado en la tecnología inmersiva "puede favorecer el proceso de duelo y la asimilación de que el familiar ya nunca más va a estar", a la vez que ayuda a reforzar aún más el vínculo con la persona fallecida, dado que esta experiencia hace aflorar las emociones por completo.

Economía