El Español
Economía
|
Empresas

"El hogar 100% conectado estará implantado en Galicia en unos 5 o 10 años"

El CEO de la firma gallega de dispositivos conectados inteligentes Smarttek, José Manuel Ruiz, asegura que la optimización de recursos y el ahorro energético se encuentran entre las principales ventajas para los usuarios
Shutterstock
Ofrecido por:

La tecnología ha invadido todos los ámbitos de nuestra vida. La mayor parte de la población cuenta con un teléfono inteligente como si fuera, casi, una prolongación de su mano. Una revolución que ha permitido avanzar de manera considerable en el sector de los dispositivos conectados inteligentes y que implica también un camino imparable hacia las smarthomes.

"Todavía no podemos hablar del término smarthome, que sería el hogar 100% conectado, pero será lo que venga en unos 5 o 10 años", explica el CEO de la empresa gallega de dispositivos inteligentes Smarttek, José Manuel Ruiz.

Desde la compañía aseguran que en el segmento del hogar, que ha ido por delante del profesional, los dispositivos que han traído la conectividad han sido en primer lugar las alarmas, y más recientemente los robots de aspiración. Los últimos ejercicios han estado protagonizados también por los sistemas de control de luz, de persianas, etc. "La evolución es constante. Los últimos avances se han centrado mucho en la sencillez de uso e instalación de esos dispositivos, en parte gracias a la universalidad de los smartphones", señala Ruiz.

Jo´se Manuel Ruiz, CEO de Smarttek.

Ahorro energético y optimización

Con los costes de la energía por las nubes, estos dispositivos permiten a los usuarios una optimización máxima de todos los recursos. Programar en los horarios en los el coste energético es menor o cuando hay menos obstáculos en el hogar para que la limpieza sea más eficaz son algunas de las ventajas de este tipo de tecnología.

"En la parte energética, no obstante, hay que decir que los equipos inteligente estan desarrollados con tecnologías más avanzadas y semiconductores más eficientes y el consumo energético es muy inferior al de un equipo convencional, en el caso de la aspiración, un aspirador convencional tiene un consumo eléctrico altísimo y el de un robot es totalmente residual; puede llegar a ser 10 veces inferior dependiendo del equipo", sostiene José Manuel Ruiz.

Entre los grandes retos del sector para los próximos ejercicios, el CEO de Smarttek destaca el avance hacia el hogar completamente conectado. "Cuando llegue ese momento la Inteligencia Artificial jugará un papel clave en lo que respecta a la toma decisiones. Hoy los dispositivos ya pueden detectar si has salido del hogar o las condiciones climáticas para actuar en consecuencia, pero para que los dispositivos sean realmente eficientes todo tiene que estar conectado", subraya.

"Además, el segmento de la teleasistencia será un player fundamental en los próximos años. Que podamos saber cómo se encuentran nuestros padres cuándo están en su casa solos, o que los encargados del cuidado de una persona enferma puedan en todo momento saber cómo se encuentra es un avance enorme para la sociedad", añade.

Aprovisionamiento de semiconductores en 2020

En Smarttek, como en tantas compañías, el 2020 fue un año diferente. Con fábricas paradas en muchas partes del mundo, hubo que tomar decisiones ágiles que supusieron una importante ventaja competitiva en la empresa.

"Con la pandemia se vivió un incremento de la demanda de estos productos y las compañías tuvimos el reto de ser capaces de producir con las fábricas cerradas y una subida de la demanda del 15% por lo atípico de la situación. Nosotros decidimos provisionar todos los semiconductores y componentes que nos iban a hacer falta para fabricar durante los siguientes tres años y eso nos ha permitido garantizar el suministro al mercado de nuestros productos y no tener una caída de la rentabilidad y la facturación", sostiene el CEO de la firma gallega.

Ahora, como tantas otras, la compañía se enfrenta a nuevos retos, como el incremento de los precios de la logística, un transporte internacional inestable, una enorme inflación o un flujo del dinero con restricciones y donde nadie sabe lo que va a pasar. "La situación es grave y puede ser un freno para el avance en la conectividad de los hogares y las empresas", explica Ruiz.

Uno de los dispositivos inteligentes de Smarttek.

El directivo explica cómo las organizaciones tienen que mantener ahora unos niveles de stock mucho más elevados cuando se está frenando la liquidez, algo que resulta verdaderamente complicado. "Los que suministramos al mercado, o tenemos stocks elevados o vamos a tener roturas de stock porque los ciclos de fabricación y de transporte son elevados e inestables. Sin embargo, un exceso de producto es peligroso para las empresas; si se frena el mercado, un producto se puede pasar en el almacén el doble de tiempo de lo habitual".

"Nosotros estamos muy satisfechos con la decisión que tomamos en 2020 porque creíamos que ante una parada total del mundo tanto en fabricación de semiconductores como de extracción de materiales para su producción, se iba a crear un embudo cuando todo se reactivase. Nos salió bien porque el consumo se mantuvo. Ahora viene otro ciclo y tocará tomar decisiones de nuevo", apunta el CEO de Smarttek.

La compañía, cuyo mercado principal es España pero cuenta con negocio en otros países como Italia, Alemania, Portugal o Colombia. Además, Smarttek es líder de mercado en robots limpiacristales, un producto que introdujo en el mercado ya en el 2014. "En los próximos años el reto es introducirlo en el mayor número de países posible, al ser un producto nuevo hay que darle un tiempo de maduración", dice José Manuel Ruiz.

En cuanto a los dispositivos conectados inteligentes en el entorno profesional, las empresas han ido un paso por detrás de los hogares durante los últimos años. El experto asegura que las compañías ya están tomando nota de los beneficios de estas tecnologías. "Sabemos cómo estan las máquinas, en qué momento necesitan soporte, qué producciones están generando... El segmento empresarial, ha vivido una etapa de pilotos y pruebas, y ahora están en la fase de explotación y pronto empezará el despegue", concluye.

Economía