El Español
Opinión

El Club de los Automonos

Una reflexión de alguien que ha sido autónomo sobre las dificultades de las leyes estatales para emprender.
Pedro Arenas Barreiro
Por Pedro Arenas Barreiro

Bienvenido a la mejor peña, círculo y asociación del país… ¡el Club de los Automonos!

Un lugar en el que sentirte realmente comprendido por (o tan incomprendido como) otros 2.962.399 socios como tú  y por tan sólo una cuota de acceso a partir de 286,1 euros al mes (el 85,6% de los automonos cotizan por la base mínima). 

¡Pero ojo! Es una oferta especial y solo por tiempo limitado. Puede que hayas escuchado a nuestros compañeros de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) decir que uno de cada tres automonos ha declarado pérdidas superiores a 30.000 euros en 2020, pero nosotros confiamos tanto, tantísimo en el potencial de nuestros socios que vamos a subir, previsiblemente a partir del 1 de junio, nuestras cuotas entre 3 y 12 € mensuales. 

Somos un Club extremadamente exclusivo, sobre todo si eres mujer (35,3% de nuestros socios) o más aún si eres joven (sólo el 1,9% de los menores de 25 años son automonos)… y si eres una mujer joven, entonces ya ni te cuento ¡Puro elitismo!

Tal vez hayas leído u oído que cada vez somos menos y que ante la crisis del Covid-19, el 50,2% de los trabajadores por cuenta propia han solicitado el cese de actividad extraordinario u ordinario (323.778 automonos han cesado su actividad en España entre el primer y el tercer trimestre del 2020 según el INE) pero tenemos el presentimiento de que, tal y como se va a poner el panorama laboral en cuanto se eliminen los ERTE, pertenecer a nuestro Club será una de las pocas opciones que tengan muchos trabajadores.

Es cierto que algunas de nuestras ventajas son menores y peores que las tus vecinos del Club de los Empleados por Cuenta Ajena o aún más que las del Club de los Funcionarios y que nuestras bajas son complicadas de tramitar, que la prestación por desempleo para el automono es mucho mas limitada en volumen y duración y un largo etcétera, pero en nuestro colectivo podrás disfrutar de grandes ventajas exclusivas como una total flexibilidad laboral (aunque eso pueda significar trabajar 7 días a la semana), completa libertad horaria (lo que se puede traducirse en 24h pensando en cómo sobrevivir, tus empleados y tú) y lo mejor de lo mejor, una imagen social llena de glamour y admiración; serás un moderno superemprendedor (lo que todos quieren ser pero pocos se atreven a probar).

Aún así, según el INE, sólo el 20,1% de los automonos tiene asalariados a su cargo. Se ve que o somos gente muy discreta a la que sólo nos gusta rodearnos de otros como nosotros o que, tal vez, los apoyos a la contratación a partir del empleo automono no acaban de funcionar para estimular el desarrollo y crecimiento empresarial.

En nuestro Club no tenemos claúsula de permanencia (salvo que te hayan dado alguna subvención para el fomento del empleo automono) pero desgraciadamente sí penalización; si te das de baja, que no te extrañe si mucha gente te percibe como un fracasado el resto de tu vida y en ocasiones tendrás que escuchar resignado frases del tipo “probre, ese fue un automono que se quiso comer el mundo y ahora mendiga un trabajo por cuenta ajena”.

Ya lo sabes, te esperan sueños cumplidos, ser dueño de tu propio destino profesional, tardes de afterworks y reconocimiento social, tantas ventajas, que siempre me ha extrañado que no haya mas políticos que hayan sido miembros del Club de los Automonos a lo largo de sus carreras profesionales… En fin, tal vez algún día lo sean, lo vivan y lo valoren lo suficiente como para generar un marco que facilite y apoye el desarrollo profesional de nuestros asociados, nuestros queridos automonos.

Nota del autor: Ser autónomo (o automono) es una aventura que puede ser maravillosa. En mi carrera profesional, nada me ha llenado más, profesional y económicamente, que serlo, pero para poder tomar la decisión y no enfrentarse a una continua frustración es necesario conocer tanto los pros como los contras de esta opción profesional. Si estás pensando en hacerte automono (o autónomo) dedica un tiempo a informarte de las ventajas e inconvenientes para poder tomar una decisión consciente antes de unirte al club.

Pedro Arenas Barreiro
Pedro Arenas Barreiro
LinkedIn
Pedro Arenas es, ante todo, un tío de acción (y nunca utiliza dobles aunque haya muchas escenas de riesgo). A lo largo de sus más de 15 años de carrera, ha sido autónomo, emprendedor, empleado por cuenta ajena e incluso responsable público en la Axencia Galega de Innovación. Ha sido el promotor principal de 2 empresas (Ingenyus, Marketing Inteligente y Qubiotech) y ha participado en la constitución de otras 2 startups de base tecnológica. Actualmente compagina la coordinación del área de relaciones institucionales de CEAMSA con la dirección del departamento de Innovación de Hifas da Terra.