El Español
Economía
|
Empresas

CLUN lanza ‘Únicla Cero Emisiones’, la primera leche entera con cero emisiones de CO2

La cooperativa CLUN se convierte en la primera compañía láctea en el mundo en poner en marcha esta iniciativa y da un salto en su compromiso medioambiental
Únicla Cero Emisiones’, la primera leche entera con cero emisiones de CO2
Clun
Únicla Cero Emisiones’, la primera leche entera con cero emisiones de CO2

La leche ÚNICLA de la cooperativa CLUN (Cooperativas Lácteas Unidas) es desde este año la primera leche entera con cero emisiones de CO2, un hito que se traslada a los consumidores a través de sus envases incorporando el sello Únicla Cero Emisiones y la mención a la compensación del 100% de las mismas restaurando bosques quemados de Galicia.

Para ello la cooperativa formalizó en diciembre del pasado año con la Fundación ARUME la primera alianza para la restauración ambiental de los montes gallegos. "Se trata, por tanto, de la primera alianza de carácter privado entre el sector forestal y el agroganadero para la restauración ambiental de los montes gallegos afectados por incendios a través de la plantación de especies autóctonas", según informa Clun.

Para hacer realidad su plan de cero emisiones desde el propio origen, ÚNICLA viene trabajando en la compensación de la huella de carbono comprometiéndose con la asociación forestal ARUME para replantar bosques españoles quemados en los incendios del 2017. La alianza con la Fundación ARUME es una alianza histórica entre el sector agroganadero y forestal. Desde Únicla se ha colaborado en la restauración de más de 90 hectáreas de bosque en Galicia, concretamente en el municipio de Caldas de Reis, con más de 100.000 árboles de especie autóctona.

Envase sostenible

La Leche Únicla mantiene una apuesta decidida por la sostenibilidad, no solo en la leche, sino también en el envase que la transporta y por ello, y en colaboración con Elopak, utiliza un envase Carbón Neutral que al igual que la leche tiene compensada a 0 todas las emisiones que se producen en su elaboración.

Además, como novedad en este lanzamiento, "el envase incorpora un nuevo sistema de cierre con tapón hecho a partir de residuos forestales", informan desde la cooperativa. Todo el plástico que se utiliza es de origen vegetal, pero además de una fuente sostenible, en este caso conseguido a través de convertir parte del residuo de la madera de pino del norte de Europa en un material sostenible.

Se trata, por tanto, aseguran desde Clun, "de una leche en la que las emisiones de CO2, tanto su contenido como su continente está compensado a 0. Es un producto 100% sostenible, medioambientalmente responsable y renovable".


Economía